16 de mayo 2024
16 de abril 2024 - 20:10hs

La División de Investigación del Robo Organizado de la Policía Federal Argentina logró desmantelar una red delictiva altamente especializada en el hurto de camionetas de lujo, especialmente las Toyota Hilux, empleando un método de gran complejidad. Estos delincuentes no solo encendían los motores de los vehículos mediante conexiones a computadoras, sino que también clonaban las llaves y elaboraban documentación falsa para su posterior venta tanto en países vecinos como a través de plataformas en línea.

La investigación se inició tras el robo de una camioneta Hilux en la localidad de Vicente López. En este caso, la intervención inicial correspondió a la Policía de la Provincia de Buenos Aires y al fiscal Gastón Larramendi, quien, al percatarse de la magnitud del suceso, solicitó la colaboración de la PFA.

Más noticias

 

Con información proporcionada por las autoridades bonaerenses, se pudo rastrear la última señal del GPS emitida por la camioneta, que provenía de un estacionamiento en la calle San Blas 1.600, en la Ciudad de Buenos Aires. No obstante, al llegar al lugar, los detectives de la PFA encontraron que la camioneta ya no se encontraba allí.

A partir de ese punto, mediante exhaustivas labores de campo, análisis de cámaras de seguridad públicas y privadas, así como la recopilación de testimonios, los investigadores de la División lograron determinar que la Toyota Hilux estaba dentro de otro estacionamiento, ubicado en la calle Trelles al 2.100, también en la capital. Lamentablemente, los efectivos llegaron tarde, encontrando el lugar vacío.

Sin embargo, este contratiempo no fue en vano, ya que dentro de dicho estacionamiento, los agentes de la División del Robo Organizado de la PFA descubrieron la presencia de otras tres camionetas del mismo modelo, todas ellas con pedido de secuestro activo.

Con este descubrimiento, la Policía Federal implementó una vigilancia encubierta en el lugar, lo que permitió observar a tres individuos que intentaron abordar las camionetas utilizando llaves. En ese preciso instante, los agentes de la PFA procedieron a la detención de los sospechosos y pusieron a disposición de la justicia tanto a ellos como a los vehículos, cuyo valor total ascendía a los 250.000 dólares.

La modalidad empleada por los delincuentes consistía en dejar "enfriar" durante un tiempo las camionetas robadas para, posteriormente, aprovechar la oscuridad de la noche y las condiciones climáticas adversas para introducirlas en el mercado local (ya sea a través de internet o mediante la venta en países vecinos).

Temas:

robo

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar