26 de mayo 2024
14 de febrero 2024 - 13:23hs

En el medio de la noche, el resplandor de las lámparas que sirven para dar calor a las plantas de cannabis terminó delatando al barrabrava de Colón Gabriel Nudel, que fue apresado por la Policía Federal en Arroyo Leyes, a 30 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, cuando quedó en evidencia que además de tener 4 hectáreas de marihuana custodiadas por hombres armados, estaba colgado de la línea de energía de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

Resulta difícil ignorar la luminosidad que emitían las lámparas que se utilizan para darle calor a las plantas durante la noche, por lo que el fiscal federal Walter Rodríguez, a cargo de la investigación, ahora tiene en la mira a la EPE, para intentar dilucidar si el barrabrava tenía algún tipo de complice dentro de la empresa, que hasta el momento no habría detectado el robo de energía. Por otra parte, Nudel sumó un delito más a la violación a la ley de estupefacientes.

“Después de descubrir la conexión clandestina que se usaba en el vivero, se va a reclamar un informe a la EPE para que explique las omisiones incurridas, y se describa los términos en que se produjeron consumos excesivos en la zona donde se encuentra emplazado el predio”, explicaron al periódico La Nación los investigadores.

El vivero narco estaba escondido detrás de una pantalla legal, y según las autoridades es la primera maniobra de este tipo que se descubre desde que se autorizó la producción de cannabis para uso medicinal. Para la PFA, Nudel está vinculado a narcosde Santa Fe como Vicente Pignata, quien actualmente se encuentra prófugo.

Si bien el vivero exhibía un cartel con un código QR que remitía a un representante inscripto en el Instituto Nacional de Semillas, para los investigadores se trata de una pantalla para la producción en grandes cantidades de marihuana que era distribuida de modo ilegal en las principales ciudades santafesinas y de otras provincias, entre ellas Córdoba. El titular que figura como productor en el Instituto Nacional de Semillas y en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis (Reprocann), se encuentra prófugo.

La investigación comenzó en enero de 2023, cuando en un puesto de Gendarmería Nacional en la ruta 19, que conecta Santa Fe con Córdoba, secuestraron 500 kilos de marihuana en dos vehículos, en cuya documentación figuraba un primo hermano de Nudel.

Ese cargamento, que tenía como destino la provincia de Córdoba, se presume que provenía de la chacra de cannabis que el barrabrava de Colón, del sector de La Negrada, había montado en Arroyo Leyes, donde los agentes de la PFA secuestraron varias armas, que usaban para custodiar el lugar.

Según los investigadores, la licencia que tenían les permitía producir nueve plantas, con la posibilidad de duplicar ese número de manera solidaria a otra persona inscripta. Pero tras tareas de inteligencia y seguimiento, los agentes de la Policía Federal pudieron corroborar que en el lugar había una gran cantidad de plantas y que en dos parcelas alcanzaban casi dos metros de altura.

Dentro del predio, los policías inspeccionaron dos casas y un galpón, donde detuvieron de forma preventiva a cinco personas que se encontraban en su interior. Además, incautaron un arsenal: dos pistolas calibre 9 milímetros, una marca Taurus modelo G2 y otra Browning; una Colt modelo 1987 calibre 11.25 sin numeración; una escopeta larga doble cañón modelo Chamber A680 sin número de serie a la vista; un chaleco antibalas, varios equipos de comunicación, municiones, tarjetas, documentos de identidad y de interés para el expediente. 

Antes de ingresar en el predio, que se encuentra en un terreno que tiene un cartel que dice “Escuelita de Futbol Rincón Potrero”, los detectives de la PFA detuvieron a Nudel en el barrio Sur de la capital santafesina, a bordo de una camioneta Toyota Hilux bordó.

Nudel tiene una extensa historia ligada al narcotráfico en Santa Fe, ligado a un personaje misterioso, como es el prófugo Pignata, un hombre de clase media que se transformó en uno de los principales proveedores de droga en Santa Fe y luego desapareció. Actualmente, tiene pedido de captura de Interpol, pero también hay fuertes versiones de que podría estar muerto.

Pignata adquirió fama cuando se supo que había alquilado una casa en un country que estaba a nombre del basquetbolista Carlos Delfino, exjugador de la llamada Generación Dorada, quien en 2019 fue procesado por supuesto lavado de activos del narcotráfico.

En ese momento la medida la tomó el juez federal Francisco Miño, tras una investigación que realizó el fiscal Rodríguez, quien ordenó ahora la detención de Nudel. Esa causa alcanzó también al padre del deportista Carlos Gustavo Delfino, y a Elisabet y Ramón Campos, quienes habrían estado ligados a Pignata.

El 29 de octubre de 2014, la sociedad Parmery Trading SA, que figura entre las empresas de los Panamá Papers, celebró un contrato de préstamo -un “comodato gratuito”- a favor del exjugador de Houston Rockets por 95 años de una casa en el country El Paso de Santa Fe. Ocho días después, la sociedad fantasma Parmery Trading le cedió el “poder general de administración” al padre del basquetbolista, que es corredor inmobiliario.

Tres años después, el 9 de noviembre de 2017, Carlos Delfino informó a la administración del country El Paso, que está situado en las afueras de la capital santafesina, que entregaría la unidad 343 a Elizabet Campos, esposa de Pignata, el narco prófugo. Esa propiedad habría sido vendida por unos 500.000 dólares.

El fiscal señaló que Delfino padre e hijo “trasladaron las condiciones contractuales simuladas a favor de Campos y Pignata, toda vez que pusieron en sus manos una ingeniería eficaz y suficiente para introducir en el mercado el dinero proveniente del narcotráfico bajo una apariencia de licitud”.

Luego, Rodríguez advirtió que “si bien (Delfino padre e hijo) no tenían una vinculación con la maniobra previa de narcotráfico, tendrían conciencia de que el dinero utilizado por Pignata y Campos en la adquisición del inmueble sería de origen ilegal”.

Nudel no solo estaba ligado a Pignata, sino también a gente que tributaba a este narco como testaferro, como Jonatán Fernández, conocido como Colo en barrio Chalet. Este hombre fue detenido en 2019 en Santo Tomé. Fernández es el yerno de Pignata, quien comercializaba droga a gran escala en esa provincia junto con su pareja. Él era el encargado de distribuir el estupefaciente a lo largo y a lo ancho de Santa Fe, mientras que sus soldados se encargaban del intercambio.
 

Temas:

Narcotráfico Policía Federal SANTA FE

Más noticias

Te puede interesar