23 de marzo 2024 - 19:14hs

La señora, oriunda de la provincia de Santiago del Estero, habló desde las inmediaciones de su hogar y compartió sus sentimientos tras enterarse de la noticia del crimen cometido por su hijo. En una entrevista con el diario El Liberal, reveló cuándo fue la última vez que tuvo contacto con el sospechoso y expresó su deseo de que se entregue cuanto antes.

“¡Rezo y recemos para que mi hijo se entregue lo más pronto posible!”, afirmó. La madre admitió sentirse “muy triste” desde que se enteró del hecho. Aunque vio las imágenes en una sola oportunidad, no quiso volver a verlas. “No sé qué decir, estoy muy triste”, confesó. Además, mencionó que habló con él hace dos o tres días y no notó nada extraño. Según su conocimiento, él trabajaba mucho y solía visitar a un hermano para descansar, dedicándose principalmente a la peluquería.

El asesino es uno de los siete hijos de la mujer. Uno de ellos falleció. Los otros seis son varones y una mujer. Algunos nacieron en Buenos Aires, cuando Cecilia se mudó en su juventud, y otros en la provincia de Santiago del Estero. Aunque el peluquero se quedó en la Capital Federal, solía visitar a su madre en la provincia durante las fiestas de fin de año. Actualmente, la madre vive cerca de la ruta 211, a pocos kilómetros de Los Quiroga, y señaló otra vivienda en construcción cercana, donde su hijo estaba construyendo su casa.

 

De la casa en construcción al crimen

“Aquí está conmigo el más chico. Abel nació allá, pero todos los años venía a Santiago. Él siempre venía para las fiestas de fin de año”, contó desde su hogar localizado cerca de la ruta 211, a pocos kilómetros de Los Quiroga. En el reportaje, la madre del peluquero señaló otra vivienda en construcción ubicada a pocos metros. “Aquí estaba construyendo su casa”, mostró.

De acuerdo con la descripción proporcionada por el medio local, la construcción en curso ya estaba bastante avanzada. Según el relato de la madre de Guzmán, su hijo enviaba dinero todos los meses para que los obreros pudieran avanzar con los trabajos, y se esperaba que estuviera terminada para fines de este año. Sin embargo, el crimen cometido cambió el curso de estos planes. Desde entonces, afirmó: "Sé que no se comunicó más con ninguno de sus hermanos", todos con residencia en Buenos Aires.

Abel Guzmán, de 43 años y residente en la calle Agrelo, en la localidad bonaerense de Merlo, trabajaba en la peluquería de Recoleta durante al menos siete años y, al igual que la víctima, también era colorista. Según registros previsionales, cuenta con una larga experiencia en el mundo de los salones de belleza, donde ha trabajado para reconocidos empresarios. Originario de la provincia de Santiago del Estero, está inscrito en la Obra Social del Personal de Peluquerías y Estéticas desde el año 2005.

 

Temas:

Crimen en Argentina

Más noticias

Te puede interesar