19 de mayo 2024
19 de marzo 2024 - 10:30hs

Cacho Garay está recluido en el penal de San Felipe en Mendoza desde julio de 2023, tras ser denunciado por Verónica Macías, su expareja, por violencia de género y abuso sexual. Recientemente, se revelaron detalles sobre cómo está viviendo este momento el humorista.

"Me dicen que el humorista ingresó a la penitenciaría con 102 kilos y ahora está pesando unos 80 kilos. Es decir que en el proceso ha perdido más de 20 kilos", comenzó relatando el periodista Juan Etchegoyen en su programa Mitre Live.

"El 85% de la visión del ojo derecho está afectada. Su próstata está deteriorada y sigue avanzando. Cacho es insulinodependiente y como consecuencia tiene los picos de baja y alta azúcar en sangre, ocasionando esto un desequilibrio al caminar", agregó sobre su estado físico.

Cacho Garay antes de quedar detenido en la cárcel de San Felipe

"Me contaban también que Cacho padece un estado depresivo como consecuencia de todas las cosas calumniantes que, según dice él, han ofendido su honor y reputación de tantos años. Actualmente se encuentra encerrado en su celda, casi que no habla con nadie y llora todo el tiempo", describió el conductor.

"Me terminaron diciendo que el servicio penitenciario no se encuentra a la vanguardia para acudir este tipo de consecuencias, lo que provoca un enorme malestar en Garay", concluyó Etchegoyen.

La denuncia de su expareja, Verónica Macías

La denuncia de Macías se presentó en abril del año pasado, simultáneamente a un relato impactante que ofreció a los medios de comunicación al revelar la horrible experiencia que vivió a lado de Garay. "Empezó la relación hace muchos años. Yo siempre soñé con cantar pero, no por la fama o ese tipo de cosas que dice la gente. Cantar, simplemente. Y él, cuando lo conocí, era otra persona. Como que me encantó, era una persona que se le veía buena, noble y, de a poco, me fue llevando. Me hacía creer que la única posibilidad de llegar al escenario era con él. Que él tenía todo el poder", comenzó narrando la cantante en una entrevista con Intrusos.

Macías relató que su relación empezó como una amistad en la que Garay le aseguraba que la protegería. Cuando ella expresó su deseo de cantar, él la llevó a Salta. "Fui ilusionada, le conté a mi mamá, a mis amigos... Y cuando llego a Salta, llegamos a un hotel y le dieron las llaves a todos y a mí no. Me dice ‘no, pero vos estás conmigo", describió, destacando que en ese momento ella tenía 20 años y él, 36.

Verónica reveló que esa noche tuvo relaciones sexuales con Garay, a pesar de no querer hacerlo, porque no tenía a dónde ir. "No me quedó otra. Me llevó muy engañada. Me dijo que me iban a pasar cosas lindas. Esa frase no me la olvido nunca más", agregó. Macías explicó que se quedó en el hotel por vergüenza de contarle a su familia lo sucedido y porque aún tenía esperanzas de cumplir su sueño de cantar.

Macías explicó que después del viaje a Salta se distanciaron, pero que el humorista continuó comunicándose con ella por teléfono, manipulándola para que volvieran a estar juntos. En 2011, ella preparó canciones para cantar en vivo y él la llevó a Mar del Plata. Sin embargo, cuando llegaron, Garay le dijo que no se presentaría. "Me dice ‘esto lleva un proceso’. El proceso era seguir estando con él. Me dejaba encerrada, sola en el departamento y cuando mi mamá llamaba para preguntarme cómo me había ido, yo mentía", continuó explicando, destacando lo difícil que era sincerarse con su familia.

 

Verónica también relató que él la llevó a una fiesta donde había dos chicas rubias que en ese momento decían ser hermanas y "un señor muy conocido que tiene una concesionaria de autos en Mendoza" aseguró que Garay quería una fiesta donde estuvieran todos juntos en una habitación. "Por suerte no me hicieron nada, pero sí sufrí un acoso, él veía que me estaban acosando y no hacía nada. Yo decía, ¿será que esto es normal? Porque a las chicas yo las veía muy sueltas", continuó Macías.

La cantante mencionó que Garay tardó tres años en hacerla subir a un escenario y que durante ese tiempo sufrió todo tipo de abusos. "Él me hacía participar de encuentros con otras mujeres, todo era sexo. Yo pensaba que ya me había acostumbrado y lo empecé a naturalizar. A mí él no me quiso nunca y yo siempre le tuve miedo. Me hizo creer que tiene mucho poder. Un día quise escaparme y entré en shock, quise llamar a mis hermanas y él decía ‘hay que calmarla, hay que matarla a esta pendeja porque me va a arruinar la carrera’ y sacó un arma", detalló.

 

Temas:

famosos argentinos

Más noticias

Te puede interesar