16 de mayo 2024
12 de abril 2024 - 14:27hs

En el recurso presentado por el abogado de Máximo Thomsen, en el que solicita la revocación de la condena a perpetua de su defendido y la posibilidad de un nuevo juicio, se criticó la estrategia legal de Hugo Tomei (ex abogado del joven) y se relataron algunos acontecimientos ocurridos durante la madrugada del 18 de enero de 2020.

Según el escrito, el abogado Francisco Oneto afirmó que "Máximo omitió declarar que el que da la primera piña que derriba a Fernando Báez Sosa y lo pone fuera de combate es Enzo Comelli. Piña a la que D’alessandro (amigo de Báez Sosa) refiere que fue a traición".

Los cuestionamientos de Oneto a Tomei


Oneto cuestionó la estrategia de Tomei, quien sigue siendo el abogado de varios integrantes del grupo, señalando que "las circunstancias hicieron que la asistencia técnica brindada por la defensa no sea efectiva y sustancial". El abogado detalló que "la incompatibilidad de intereses entre los imputados impidió que cada uno cuente con la posibilidad de expresarse de forma tal de preservarse totalmente a sí mismo", y agregó que "la defensa eficiente necesariamente debe ser egoísta y no solidaria como en este caso".

Oneto expresó que Thomsen no pudo expresarse libremente respecto de los hechos y las circunstancias que ocasionaron el homicidio de Báez Sosa, y sostuvo que Tomei buscó evitar que ninguna declaración particular afectara la situación procesal de otros imputados.

Thomsen acusó a dos de sus amigos


En su presentación, Oneto resaltó que su cliente no pudo afirmar que no fue protagonista del altercado en el boliche y que Blas Cinalli fue quien lo inició. Además, señaló que varios testigos clave no fueron interrogados en ese sentido, lo que desvió la atención del móvil homicida hacia Thomsen en lugar de hacia Cinalli. También mencionó que no pudo solicitar una pericia para determinar si algún golpe específico causó la muerte, señalando un moretón en el mentón como compatible con un golpe inicial de Enzo Comelli.

Oneto argumentó que Thomsen no estaba en condiciones de ejercer violencia letal, ya que fue sacado del boliche por un empleado de seguridad, lo que llevó a su desmayo. Además, criticó que no se interrogara a los custodios ni a otros imputados que podrían haber brindado información útil corroborada por medios de prueba independientes.

El abogado también destacó que Thomsen no recuerda los eventos y que se basa en lo que le contó otro testigo. Además, lamentó la falta de interrogatorio a un testigo clave que presenció el desmayo de Thomsen.

Sobre por qué Thomsen no relató esto durante el juicio, Oneto explicó que tenía el mismo defensor que otros imputados, lo que podría haberlos perjudicado. También argumentó que, de haberse determinado que Comelli causó la muerte, podría haber sido juzgado como autor único del homicidio.

En su nueva presentación, Oneto solicitó la nulidad del juicio y que se califique el hecho como "homicidio en agresión", lo que podría reducir la pena máxima a seis años de prisión. Esto significaría que Thomsen no pasaría el resto de su vida en prisión, sino que saldría eventualmente en libertad.

Temas:

Fernando Báez Sosa máximo thomsen

Más noticias

Te puede interesar