25 de enero 2024 - 15:06hs

El presidente Javier Milei está decidido a lograr la aprobación de la ley ómnibus en el Congreso de la Nación y apura la tarea de alcanzar los apoyos en el Congreso para alcanzar dicho objetivo. Con este propósito, ha impartido instrucciones precisas a sus ministros para que endurezcan al máximo las negociaciones con los gobernadores y ha anticipado la posibilidad de tomar medidas judiciales en caso de que el paquete legislativo no sea aprobado.

En la mañana de hoy, el mandatario convocó a su Gabinete en el Salón Eva Perón de Casa Rosada, donde se dedicó a delinear estrategias con el fin de obtener la media sanción en la Cámara de Diputados. Según información de la agencia Noticias Argentinas, el Presidente ha decidido adoptar un enfoque firme y ha comunicado a sus colaboradores que es imperativo dejar claro que "si la ley no se aprueba, las provincias serán las más perjudicadas".

Además, ha instruido al ministro de Justicia, Mariano Cuneo Libarona, a presentar la propuesta ante el procurador general, Eduardo Casal, con el objetivo de avanzar en la creación de una fiscalía especial dedicada a investigar a funcionarios públicos implicados en casos de corrupción.

Una fuente con responsabilidades en Balcarce 50 informó que esta iniciativa se planteó como un mensaje a los gobernadores para influir en el "poroteo" en el Congreso. "Ir con buenas intenciones en algunos sectores no dar resultado, te tenés que poner en hijo de puta", subrayó, haciendo hincapié en que este es un mensaje claro a los gobernadores para que presionen a sus diputados a favor de la ley.

En consonancia con esta postura, durante la reunión que duró poco más de una hora, el ministro de Economía, Luis Caputo, advirtió que "si esta ley no se aprueba, se continuará ajustando el gasto público de todas las maneras alternativas posibles, incluyendo las partidas asignadas a las provincias".

El Gobierno, a fondo contra las provincias

El Gobierno tiene la intención de "socializar con los gobernadores el costo de la ley" en caso de que los cambios económicos propuestos por la administración no superen el escrutinio del Parlamento.

Ante este escenario, los representantes políticos encargados del diálogo con la oposición, entre ellos el ministro Guillermo Francos y el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, deberán adoptar una postura más firme, siguiendo las recomendaciones del "ala dura" de las negociaciones, liderada por el asesor Santiago Caputo.

El presidente llegó a Casa Rosada minutos antes de las 8 y se reunió con la vicepresidenta, Victoria Villarruel; el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; y ocho de los nueve ministros, ya que la canciller, Diana Mondino, se encuentra en Paraguay después de participar en la reunión de Cancilleres del Mercosur celebrada en Asunción.

Guillermo Francos (Interior), Luis Caputo (Economía), Guillermo Ferraro (Infraestructura), Mariano Cúneo Libarona (Justicia), Mario Russo (Salud), Patricia Bullrich (Seguridad), Sandra Pettovello (Capital Humano) y Luis Petri (Defensa) fueron los titulares de las carteras presentes en la reunión.

También asistieron los secretarios Karina Milei (General de la Presidencia), Eduardo Serenellini (Comunicación y Prensa) y José Rolandi (Ejecutivo de Gobierno de la Jefatura de Gabinete). Completan la lista el vocero presidencial, Manuel Adorni, y el asesor presidencial, Santiago Caputo.

 

Temas:

Javier Milei Presidente

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos