19 de mayo 2024
24 de abril 2024 - 19:37hs

La Unión Tranviaria Automotor (UTA) reanudó las negociaciones salariales con las empresas del sector en la Secretaría de Transporte y finalmente alcanzaron un acuerdo salarial.

La negociación se había estancado en una discrepancia de $250.000 que la UTA consideraba reconocida y homologada en la última paritaria, mientras que las cámaras sostenían que era el pago de una suma no remunerativa por única vez. Finalmente, acordaron un pago no remunerativo de $500.000 divididos en dos cuotas. Una para el 15 de mayo y otra para el 15 de junio.

Los representantes de las cinco cámaras de colectivos y gremialistas de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) iniciaron la reunión alrededor de las 14 horas y la concluyeron pasadas las 19. Los ejecutivos de las compañías que operan las líneas en el AMBA llegaron a la sede del Ministerio de Trabajo después de sostener una reunión de último momento con el secretario de Transporte, Franco Mogetta, quien les aseguró que un recalculo de la estructura de costos realizado por esa secretaría resultaría en una porción -no especificada- de mayores subsidios desde la Nación, lo que podría facilitar un acercamiento de posiciones en la mesa paritaria.

Más noticias

Al término de la reunión, la UTA declaró en un comunicado: “En el día de la fecha hemos llegado a un acuerdo parcial con las Cámaras Empresarias que consiste en una suma fija no remunerativa de $500.000 pagaderas en dos cuotas iguales y consecutivas de Pesos $250.000 con fechas de pago el 15 de mayo y el 14 de junio. Sabemos que no podemos resignar nuestro salario, por eso continuamos con la discusión”. La entidad gremial también resaltó que “la discusión salarial continúa abierta”.

El sindicato venía exigiendo que los choferes recibieran, junto con el sueldo de marzo pagado a principios de abril, una suma de $250.000, que consideran válida según el último convenio salarial homologado por la cartera laboral. Sin embargo, las empresas no ven viable otorgar este incremento remunerativo sin una actualización de los subsidios provenientes de Transporte o sin poder aumentar el precio del boleto.

Además, en el sindicato están considerando que una nueva medida de fuerza que paralice por completo los servicios en el AMBA podría tener un costo elevado en términos de reputación, y están evaluando alternativas. Una de ellas, aunque no estaba confirmada tras varias horas de reunión, es que los colectivos circulen con normalidad pero con las registradoras SUBE apagadas, lo que significaría que los usuarios viajen gratis. El uso de las tarjetas en las unidades es una de las formas que tienen las empresas de luego solicitar subsidios a la Secretaría de Transporte.

Las empresas del sector creen que el Gobierno está operando con la estimación de que hay un excedente de 3 mil unidades en el parque automotor de colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y es por eso que están luchando con firmeza por la cifra de subsidios. El área de Transporte está bajo la supervisión del ministro de Economía, Luis Caputo, desde hace dos meses, y recientemente anunció un superávit financiero en el primer trimestre del año después de un importante ajuste en las cuentas públicas. El presidente Javier Milei ha adelantado que no cambiará el perfil de gasto en los próximos meses.

 

Temas:

uta paro

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar