9 de mayo 2024 - 16:17hs

El deseo del oficialismo para llegar al 25 de mayo con la Ley Bases sancionada parece comenzar a naufragar. Un cronograma ajustado a medida de los deseos del presidente se chocó de frente con los tiempos de la política. Tropezar dos veces con la misma piedra comienza a formar parte del ADN de la gestión libertaria.

La mala praxis política del oficialismo, la presión de algunos sectores opositores y la debilidad parlamentaria congénita del gobierno de Javier Milei dibujan un escenario lógico para el tratamiento de la Ley Bases en el Senado. No hay sorpresa. Funcionarios que defienden las propuestas sin datos, los gobernadores que juegan su propio partido, y el UCR que orejea el futuro.

Sin el PRO no se puede con el PRO sólo no alcanza. El reacomodamiento del partido fundado por Mauricio Macri y su sumisión al espacio libertario ensancha las bases, pero al mismo tiempo solidifica los límites para los acuerdos necesarios. El camino que debería recorrer el oficialismo para construir pactos contrasta con la lógica política que le imprime el propio Milei al debate público. El presidente sigue de espaldas al Congreso, como el día que asumió. Los senadores le pasan factura. Un sector del radicalismo lo asume como una pelea personal.

Más noticias

Sin dictamen para la Ley Bases

En términos concretos, las crónicas de la jornada dirán que el radical Martín Lousteau, la larretista Guadalupe Tagliaferri y un puñado de bloques provinciales le pusieron límite a los deseos de Milei.

La realidad se impone en los tiempos del Congreso. En ese marco la vuelta tanto del paquete fiscal como de la Ley Bases a Comisión parece inexorable. ¿Será la semana del 25 de mayo cuando la oposición le de una nueva estocada a los deseos de Milei? Probablemente. ¿El presidente lo intentará capitalizar? No hay dudas.

El discurso de campaña que Milei incrusta a la gestión ya no goza de la misma virilidad. La negociación política gana terreno, pero el paso del tiempo y la profundidad de la crisis hacen efecto. Ya nada es igual que el 10 de diciembre de 2023. No hay cambios profundos más allá del ajuste. Las promesas comienzan a desdibujarse. La caída pronunciada en todos los sectores de producción es la parte de la realidad que el Gobierno no comunica, pero se hace cada vez más visible.

El interior entra en tensión. El olor a gomas prendidas fuego se sintió esta semana en Santiago del Estero. La destrucción de la obra pública complica el clima social en más de la mitad de las provincias. Villa Constitución se convulsiona al ritmo de las suspensiones en Acinar. De la periferia hacia el centro, y desde ahí al Congreso. Las dificultades para el oficialismo se multiplican. Hoy no domina ni el Palacio ni la calle.

Karina Milei recibió a diputados del PRO

El Senado se encamina a modificar las media sanciones tanto del paquete fiscal como de la ley bases. Si bien la fecha incierta, los diputados oficialistas comienzan a trabajar para enfrentar una nueva sesión. En ese marco, referentes del PRO y de LLA se reunieron hoy con Karina Milei, la secretaria general de la presidencia.

Sobre la mesa larga que tuvo en su cabecera a la hermana del presidente, se habló de lo que parece inevitable y de los caminos a seguir cuando la ley bases retorne a diputados. El pedido para los legisladores fue claro: la ley bases se tiene que aprobar cuando regrese a diputados.

En ese marco, desde el PRO aseguraron que más allá del escenario de la Ley Bases, también se comenzó a hablar de la posibilidad de diagramar una agenda parlamentaria para el segundo semestre del año. No hubo respuestas concretas, pero si una apoyo general a la continuidad del trabajo conjunto entre el oficialismo y su principal aliado.

Temas:

ley bases Karina Milei Javier Milei Senado Congreso

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos