12 de abril 2024 - 14:46hs

Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol, emprendió un recorrido por los estadios de River Plate, Boca Juniors y Racing Club, en aras de identificar las potenciales sedes que albergarán las finales de la Copa Libertadores en un futuro próximo. Esta búsqueda de escenarios adecuados fue motivo de gran expectativa entre los aficionados al fútbol sudamericano, quienes aguardan con ansias la designación de las locaciones para estos encuentros deportivos.

El encuentro definitivo de la edición actual del torneo se llevará a cabo en la ciudad de Buenos Aires, específicamente el 30 de noviembre

Más noticias
Alejandro Domínguez junto a Chiqui Tapia y Víctor Blanco en el Cilindro. (Foto: Prensa Racing).

Durante su visita, el líder de la Confederación Sudamericana de Fútbol, acompañado por el destacado dirigente Claudio Tapia, tuvo la oportunidad de explorar minuciosamente las instalaciones del Monumental, el estadio donde River Plate es anfitrión de grandes gestas deportivas. Su presencia en el histórico partido donde el Millonario se impuso 2-0 frente a Nacional, durante la segunda jornada de la Libertadores, dejó patente el interés y compromiso de Domínguez por garantizar la excelencia en los eventos futbolísticos de la región.

Al día siguiente, la comitiva se trasladó al imponente escenario del Cilindro de Avellaneda y luego a La Bombonera, íconos del fútbol argentino que despiertan pasiones y albergan historias memorables. En cada recorrido, Domínguez y Tapia evaluaron minuciosamente las condiciones de los estadios, destacando el potencial del Cilindro para ser sede de una final y la importancia de planificar con antelación para garantizar el éxito de los eventos venideros.

La cancha de River tiene muchas chances de ser la elegida para la final única de la Copa Libertadores 2024.

"Estamos aquí porque confiamos plenamente en que el Cilindro reúne todas las condiciones necesarias para albergar una final de Copa Libertadores. Es fundamental trabajar con anticipación, por ello hemos realizado esta evaluación exhaustiva para determinar las prioridades en caso de requerir este estadio para un evento de tal magnitud", aseguró Domínguez ante los medios de comunicación, al concluir la visita al Presidente Perón.

Por su parte, Tapia expresó al salir de Avellaneda rumbo a La Bombonera: "Este es un proceso de trabajo continuo. Después de nuestra visita a River y Racing, nos resta aún conocer un estadio más, Boca Juniors. Contamos con el compromiso de los clubes para seguir mejorando la infraestructura y garantizar la excelencia en cada encuentro".

Aunque la ubicación exacta del partido aún no fue confirmada oficialmente por la Conmebol, el suspenso generó una expectativa palpable entre los aficionados. River Plate se perfila como la opción más probable, gracias a su capacidad, la cual supera los 84.567 espectadores, convirtiéndolo en el estadio más grande de Sudamérica en la actualidad. Además, las recientes renovaciones llevadas a cabo en sus instalaciones lo posicionan como un escenario de primer nivel para eventos deportivos de talla internacional.

El estadio de River Plate ofrece una experiencia única, con 180 palcos, 926 plateas de hospitalidad, un exclusivo restaurante y una distribución que garantiza una visión óptima desde cualquier ubicación. Destaca también el innovador palco sensorial, diseñado para proporcionar una experiencia inclusiva y adaptada a las necesidades de los socios e hinchas con desafíos sensoriales, equipado con salas insonorizadas y espacios de regulación para mitigar la ansiedad y la sobrestimulación.

Sin embargo, la evaluación de los estadios argentinos continúa, con el objetivo de asegurar que todos estén en óptimas condiciones para albergar no solo finales de la Copa Libertadores, sino también eventos destacados como la Copa Sudamericana u otros partidos de relevancia regional. La Conmebol trabaja incansablemente para garantizar que cada encuentro sea una experiencia inolvidable para jugadores y aficionados por igual, consolidando así el prestigio del fútbol sudamericano a nivel mundial.

El antecedente inmediato de una situación similar es la que se dio en la final de la Copa Libertadores 2023 que se jugó en Río de Janeiro, Brasil. En este caso uno de los equipos que accedió a esta instancia única fue Fluminense, que se consagró campeón tras vencer a Boca. Fluminense fue local no sólo porque jugó en su país y en su ciudad, si no también porque jugó en el estadio Maracaná, justamente allí donde recibe a sus rivales en los distintos torneos domésticos.

En el caso de la actual edición los equipos argentinos que tienen chances de llegar a la instancia final son River, Estudiantes, Rosario Central, Talleres y San Lorenzo.

Temas:

Copa Libertadores

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos