17 de mayo 2024
12 de abril 2024 - 13:41hs

Susana, al llegar a su residencia en Barracas en su vehículo de color blanco, fue advertida por su hija: “Nos van a robar”. La predicción de la joven se cumplió cuando dos delincuentes adolescentes se acercaron y uno de ellos amenazó a Susana: “Te voy a quemar, te voy a quemar”. Susana no opuso resistencia y solo solicitó que le permitieran bajar a su hijo Juan, de 25 años y con autismo, antes de llevarse el auto. Sin embargo, los delincuentes ignoraron su petición.

Un oficial de la Policía de la Ciudad, que estaba fuera de servicio, escuchó los gritos de auxilio de Susana. Intentó detener la huida de los delincuentes y disparó tres veces con su arma reglamentaria. Uno de los sospechosos, de 16 años, resultó herido, huyó a gran velocidad, pero tras chocar contra una camioneta a tres cuadras de distancia, cayó muerto a 50 metros mientras intentaba escapar a pie. Juan, el hijo de la víctima, sufrió una fractura en la nariz.

“Casi me muero cuando le vi la cara lastimada a Juan. Estaba todo lleno de sangre. Verlo así, todo indefenso. Le agradezco al policía que expuso su vida, estoy super agradecida. Le salvó la vida a mi hijo”, declaró Susana a LN+.

Más noticias

Fuentes de la Policía de la Ciudad informaron que el delincuente fallecido había sido imputado por el delito de amenazas coactivas desde noviembre del año anterior. En ese caso, el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°3 había ordenado una serie de allanamientos para “secuestrar armas de fuego y municiones”.

 

El resultado del hecho

El otro delincuente involucrado en el robo resultó herido en el abdomen y el tórax. Fue trasladado al hospital Penna en calidad de detenido, donde fue sometido a una intervención quirúrgica.

“Necesito que mi hijo esté bien, necesito que haya seguridad y poder salir a la calle tranquila”, afirmó Susana en la entrevista mencionada.

El incidente ocurrió ayer a las 18.50 en Perdriel al 1300, cerca de la casa de la víctima. La jueza de Menores Julia Marano Sanchis está a cargo del caso e instruyó a la Policía Federal Argentina (PFA) para llevar a cabo la investigación.

Susana rememoró el momento en que su hija le alertó sobre la inminente amenaza de robo por parte de los adolescentes, a lo que ella asintió de inmediato. “Tenían toda la actitud, la mirada”, expresó. “Solo le pedí [al delincuente que la amenazó] que me permitieran retirar a Juan, mi hijo. Creí que lo iban a asesinar. Estamos aterrados. Fue un choque a toda velocidad”, declaró la afectada.

Representantes de la Policía de la Ciudad detallaron: “El oficial [fuera de servicio] percibió que dos ladrones intimidaron a la mujer con un ‘dame el auto o te tiro’ y descendió del vehículo. Uno de los delincuentes tomó el volante. En el asiento trasero se encontraba un hijo de la víctima, de 25 años, que tiene autismo”.

De acuerdo con la información oficial, el policía, que vestía de civil, se identificó y realizó tres disparos con su arma reglamentaria, un proyectil impactó en el ladrón que se encontraba en el lado del conductor y otros dos disparos alcanzaron al cómplice, que no había logrado subirse al vehículo.

“El ladrón huyó en el auto de la víctima, pero a las tres cuadras, en Vélez Sarsfield e Iriarte, colisionó contra una camioneta Ford EcoSport, en la que viajaban dos mujeres. Tras el choque, el delincuente descendió del auto y se desplomó a los 50 metros. Personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) confirmó su muerte”, se explicó en un comunicado de prensa.

 

 

Temas:

robo

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar