16 de mayo 2024
4 de abril 2024 - 16:54hs

Máximo Thomsen, tras el fallo del Tribunal de Casación Penal que ratificó su condena a prisión perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa, sintió que no fue adecuadamente representado durante el juicio. Ahora, con Francisco Oneto como su nuevo abogado, busca una oportunidad para hacer escuchar su versión ante la Justicia.

Oneto, en conversación con TN, compartió el estado emocional de su cliente: "Está acongojado por esta circunstancia y tiene una renovada esperanza ante esta nueva defensa". Confirmó que la próxima semana se reunirá con Thomsen en la Alcaidía N°1 de Melchor Romero para comenzar a planificar su declaración, donde el acusado desea abordar aspectos que previamente no pudo exponer.

Aunque Oneto no reveló los detalles específicos de la declaración, se espera que Thomsen se enfoque en el origen del conflicto en el boliche Le Brique, su participación en la agresión a Fernando y los eventos de aquella fatídica madrugada del 18 de enero de 2020.

El abogado se compromete a emplear estratégicamente las herramientas legales para mejorar la situación procesal de Thomsen, centrándose en cuestiones clave como el dolo y la premeditación. Argumentará que el homicidio en agresión castiga la participación de múltiples atacantes, mientras que en este caso específico, la determinación de Casación de que se puede identificar al agresor contradice esa premisa.

Los argumentos del abogado de Máximo Thomsen


Oneto argumentará que Thomsen no actuó con dolo, ya que no anticipó el desenlace fatal de la pelea, destacando que episodios similares ocurrieron previamente sin consecuencias mortales. Aunque reconoce la gravedad de las acciones de su cliente, insiste en que no justifican una sentencia de por vida.

El abogado también cuestiona la noción de premeditación, señalando que las circunstancias del incidente no permitieron una planificación fría y reflexiva por parte de Thomsen y sus compañeros. En resumen, busca demostrar que, incluso en el caso de que existiera dolo, no puede inferirse la premeditación requerida para una condena tan severa.

Temas:

Fernando Báez Sosa máximo thomsen

Más noticias

Te puede interesar