31 de mayo 2024 - 12:12hs

Rosa, la mujer de 70 años dueña de la casa de Paso del Rey, en Moreno, donde se escondía el peluquero asesino Luis Abel Guzmán, habló con los medios luego de que la policía detuviera al hombre días atrás. La mujer dijo que no sabía quién era Guzmán y que nunca sospechó nada. “Este señor vino de la nada. Yo no tenía idea de quién era. Solo estuvo acá tres días. Durmió acá y yo nunca sospeché nada. Yo miro la televisión, pero no sabía quién era él”, dijo Rosa en diálogo con el canal de noticias TN.

La Policía de la Ciudad logró detener a Guzmán luego de que llegara un mensaje de un vecino al Programa Nacional de Recompensas de la Dirección Nacional de Cooperación Judicial y Ministerios Públicos. “Primero hubo una llamada. Después del primer contacto se le asignó al testigo de identidad reservada un número de identificación y se continuó la conversación por WhatsApp”, dijo una fuente al tanto de la investigación.

720.webp

Esa repartición ofrecía una recompensa de $5 millones para todo aquel que aporte información relevante a la causa por el crimen del peluquero: “Hola, soy el 2992. Te paso la dirección. Miserere 4881 -Paso del Rey- Moreno”. Ese texto fue enviado a las 7:44 del miércoles, y el operador le respondió un minuto después preguntándole cómo era la casa por fuera.

Más noticias

“¿Cómo es la casa por fuera? ¿tiene acceso solo por el frente? ¿cómo se hace llamar el prófugo?”, consultó el operador.

Minutos después el vecino le mandó una foto de la fachada de la vivienda y le confirmó que Abel Guzmán se hacía llamar Gustavo y que “estaba un poco diferente”.

Esto último se debe a que cuando cometió el asesinato estaba rapado y en su detención se observó un cambio de imagen importante: tenía mucho pelo y barba.

En las últimas horas se confirmó que su abogado Héctor Costa renunció a la causa después de haber dicho ante los medios que a su defendido se le podría haber disparado sola el arma, por lo que ahora se espera que el peluquero designe un nuevo defensor.

Cómo fue el crimen del peluquero en Recoleta

Crimen del Peluquero

Guzmán estaba prófugo desde el 20 de marzo pasado, cuando mató de un balazo a su compañero de trabajo Germán Gabriel Medina, un colorista de 33 años, y frente a otros compañeros de trabajo, en un hecho que quedó registrado por las cámaras de seguridad de la peluquería.

El homicidio ocurrió en la peluquería Verdini, en Beruti 3011, Recoleta.

En las grabaciones de dos de las cuatro cámaras de seguridad quedó expuesto cómo Guzmán, luego de discutir con Facundo Verdini, propietario de la peluquería, cambió su atención hacia el sector en el que estaba Medina y le disparó a la cabeza.

El peluquero Abel Guzmán mató a su compañero de trabajo

En el momento en el que Guzmán dispara, Medina estaba sentado en una de las sillas usadas por los clientes. Las imágenes muestran cómo el homicida habla y gesticula con el arma en su mano derecha y la víctima lo mira.

Según la filmación, Medina no parece temer ser el blanco del ataque. Pero, de pronto, Guzmán le habla y le dispara en la cabeza. Lo ejecutó.

Héctor Costa, abogado de Abel Guzmán, el asesino del peluquero de Recoleta
Héctor Costa, abogado de Abel Guzmán, el asesino del peluquero de Recoleta

Héctor Costa, abogado de Abel Guzmán, el asesino del peluquero de Recoleta

Después, Guzmán persiguió al dueño de la peluquería, pero, decidió volver sobre sus pasos y huir por la ventana, al advertir que lo había perdido de vista.

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos