16 de mayo 2024
19 de abril 2024 - 16:25hs

Después de un arduo trabajo de más de un año inmersa en la composición, creación y difusión, finalmente llegó el momento tan esperado. El 11 de abril pasado marcó un hito importante en la carrera de Tini Stoessel al lanzar oficialmente su último álbum, titulado "Un mechón de pelo".

Este disco no solo representa una colección de canciones, sino también un testimonio profundo de las diversas crisis personales, emocionales y artísticas que atravesó esta talentosa cantante y actriz. Algunas de estas experiencias se remontan al último año y medio, mientras que otras se remontan a su juventud.

Más noticias

 

Cada una de estas vivencias y emociones fue el motor creativo detrás de las diez canciones que componen esta obra. Recientemente, Tini compartió con sus seguidores un vistazo detrás de escena del rodaje de "Buenos Aires", una de las canciones destacadas de su nuevo álbum, y aprovechó la ocasión para explicar el significado profundo que se esconde detrás de este sencillo.

Con mirada reflexiva, la artista comenzó su discurso expresando: "Buenos Aires es el lugar que ocupa el mayor rincón de mi corazón". Sin embargo, admitió que pronunciar la frase "Buenos Aires me lastima" no fue tarea fácil. En el video musical de esta canción, Tini quiso plasmar su lucha contra la depresión, los ataques de pánico y otras adversidades emocionales que experimentó en un momento determinado. Reveló cómo se sumergió en un estado de aislamiento, incapaz de enfrentar el mundo exterior.

 

La cantante confesó que durante mucho tiempo guardó en silencio muchas de las cosas que le afectaban, por temor a lastimar a quienes la rodeaban. Esta dualidad de sentimientos hacia su amada ciudad la llevó a cuestionarse si alguna vez encontraría la paz y la comodidad que solía experimentar en sus calles.

Hubo tantas cosas que se fueron diciendo y que fueron pasando puertas para adentro que me callé por cuidar un montón de cosas”, confesó la cantante y reconoció esa dualidad hacia la ciudad: ”Buenos Aires pasó de ser un lugar al que yo volvía siempre como un refugio a todo lo contrario. Y en mi cabeza me hacía neurosis de que todo era muy grave y era muy angustiante lo que pasaba y las cosas que se estaban diciendo que me empezó a doler volver”.


 

Emocionada y vulnerable, Tini compartió sus miedos más profundos, reconociendo que, a pesar de aparentar tranquilidad, enfrentaba una batalla interna constante. Sin embargo, al revisitar esos momentos difíciles durante la producción del video musical, no pudo contener las lágrimas. En ese instante, Buenos Aires se convirtió en un símbolo del proceso de creación del álbum, un recordatorio de su valentía al enfrentar sus demonios internos.

La cantante reflexionó sobre el proceso de crecimiento personal que experimentó a lo largo de esta travesía emocional. Reconoció que enfrentarse a sus propias vulnerabilidades y compartir su historia con el mundo fue un desafío monumental. Sin embargo, el apoyo incondicional de sus seguidores y el poder sanador de la música la inspiraron a seguir adelante.

Al finalizar su relato, Tini Stoessel concluyó con un mensaje de esperanza y gratitud hacia aquellos que la han acompañado en este viaje. Ahora, más que nunca, se siente empoderada y lista para abrazar la felicidad en su amada Buenos Aires, con la convicción de que su valentía y autenticidad son su mayor fortaleza.

Temas:

Tini Stoessel

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar