18 de mayo 2024
27 de marzo 2024 - 20:30hs

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha perdido la cuestión de confianza a la que se ha sometido en un pleno extraordinario este miércoles para aprobar los Presupuestos de 2024, y ha retado a la oposición a acordar un alcalde alternativo.

En la votación, que se ha hecho de manera nominal (cada concejal ha votado en voz alta), ha contado con el apoyo de sus 10 ediles del PSC y los cinco de ERC, y el rechazo de los concejales de BComú, Junts, PP y Vox, que han sumado 24 (han faltado dos concejales) frente a los 15 que el PSC alcanza con los republicanos.

Ahora se abre un período de 30 días en los que la oposición puede tratar de acordar un alcalde alternativo; si no lo hace, las cuentas se aprobarán automáticamente cuando acabe este plazo: el 2 de mayo.

Más noticias

Pese a tramitarse en la Comisión de Economía extraordinaria en febrero con los votos de ERC y BComú, los Presupuestos no superaron el último trámite en el pleno del 22 de marzo, y Collboni anunció que se sometería a una cuestión de confianza para poderlos aprobar.

El alcalde socialista no es el primer edil que recurre a este mecanismo para aprobar las cuentas sin tener los apoyos suficientes: la última fue la exalcaldesa y líder de BComú, Ada Colau, que lo hizo dos años consecutivos durante su primer mandato (el máximo de veces permitidas), en 2017 y 2018.

El exalcalde y líder de Junts, Xavier Trias, también planteó este procedimiento en noviembre de 2013, cuando el pleno municipal no apoyó su propuesta de presupuestos para 2014, que quedó aprobada de manera automática 30 días después.

PRÓXIMO PASO: AMPLIAR EL GOBIERNO

Collboni ha insistido en que Barcelona tendrá Presupuestos en primavera y que el gobierno "será más fuerte de lo que es ahora": en ese sentido, ha afirmado que el próximo paso será la ampliación del gobierno municipal para continuar la acción de gobierno con las cuentas ya aprobadas.

"Soy un alcalde progresista, con un gobierno progresista, que hará política progresista", ha reiterado, y ha matizado de nuevo que esto no excluye llegar a acuerdos con otros grupos.

La primera teniente de alcalde, Laia Bonet, ha reprochado al líder de Junts y exalcalde, Xavier Trias, y a la de BComú y exalcaldesa, Ada Colau, que no hayan centrado su intervención en hablar de la ciudad, y ha avisado: "Barcelona no se para y no dejamos ni queremos dejar que la bloqueen con la actitud de algunos grupos".

"HAN JUGADO A LA CONFRONTACIÓN"

Trias ha criticado que el gobierno de Collboni ha "jugado a la confrontación" y que por eso no ha logrado el apoyo de BComú y PP (quienes le votaron en la investidura), y ha acusado a los socialistas de no tomar decisiones por el interés de Barcelona y de estar a las órdenes del PSOE y del PSC.

Por su parte, Colau ha lamentado que el alcalde no solo ha pactado con ERC los presupuestos, sino que tienen un acuerdo para formar un gobierno conjunto --según ella--, y le ha reprochado las "acusaciones tan graves" del pleno del viernes, por rechazar las cuentas del Ayuntamiento y de la Generalitat.

El portavoz de ERC, Jordi Castellana, ha replicado que los republicanos no han asociado gobernabilidad con el pacto presupuestario, sino que han hablado de las cuentas y de su contenido, porque han sido "capaces de poner su capacidad negociadora al servicio de los barceloneses".

PRESUPUESTOS "POR LA PUERTA DE ATRÁS"

El líder del PP, Daniel Sirera, ha señalado que, para el gobierno de Collboni, el pleno de este miércoles es un trámite para aprobar las cuentas, y ha lamentado que Barcelona "no se merece aprobar los Presupuestos por la puerta de atrás".

Mientras, el líder de Vox, Gonzalo De Oro, ha afirmado: "Vox es la única oposición en este consistorio porque somos los únicos que nunca nos hemos rendido al PSC".

Europa Pres

Temas:

España Barcelona

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias