The Sótano > THE SÓTANO / EDUARDO ESPINA

Accidentes aéreos y casos abiertos

Aunque las causas no estén determinadas, a nivel oficial los casos se cierran

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 04:45

En la lista de desastres aéreos más misteriosos de la historia, el primer lugar por mucho tiempo lo ocupó la desaparición de la pilota Amelia Earhart y su navegante, Fred Noonan. Un reciente informe considera que el avión tuvo una falla y se desplomó sobre un islote en el Océano Pacifico, y que ahí fallecieron ambos tras varios días de estar pidiendo ayuda infructuosamente.

Las demás hipótesis, entre las que figura una que considera que tras el accidente los dos fueron capturados por los japoneses y murieron en cautiverio, continuarán de todas formas teniendo vigencia, porque de los misterios crípticos y blindados, lo mismo que de los árboles caídos, todos sacan leña.

Si bien la desaparición de Earhart y Noonan seguirá siendo tema prioritario en el mundo de la aeronavegación, difícilmente vaya a aparecer un misterio mayor que la desaparición del Boeing 777 de Malaysia Airlines, vuelo MH370, ocurrida en la madrugada del 8 de marzo de 2014. El gobierno malayo acaba de dar a conocer un documento de 495 páginas sobre el caso, dando a entender que este, aun sin haber sido resuelto, queda cerrado.

El informe soslaya lo que por tanto tiempo se ha creído, y que parece ser la hipótesis más cercana a la verdad, respecto a que el capitán, Zaharie Ahmad Shah, o alguien a bordo, utilizó la nave para suicidarse y matar con él a los 238 otros ocupantes. Según el informe, ni Shah, ni el copiloto, Fariq Abdul Hamid, presentaban signos de inestabilidad psicológica, por lo que los encargados de realizar el informe no consideran que hayan estrellado intencionalmente el avión.

Una situación similar se dio con el caso del vuelo 900 de Egypt Air, que se vino abajo el 31 de octubre de 1999 con 217 ocupantes. La causa probable oficial del desplome fue una acción deliberada realizada por el primer oficial, que había quedado al control de la nave cuando el capitán fue al baño. La dependencia egipcia encargada de investigar el accidente concluyó que las causas del mismo fue un incidente causado por una falla mecánica del sistema de control del elevador de la aeronave. Con el caso de Malaysia Airlines pasa ahora casi lo mismo: la conclusión "oficial" es lo más parecido a dejar el caso abierto.

Comentarios