Tenis > AUSTRALIA

Cilic se metió en la final y espera rival

El croata superó al británico Kyle Edmund y espera al ganador del juego entre el suizo Roger Federer y el surcoreano Chung Hyeon

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2018 a las 10:48

El croata Marin Cilic se clasificó para su tercera final de un Grand Slam, la primera en Australia, al derrotar este jueves al británico Kyle Edmund (49 del mundo) en tres sets, por 6-2, 7-6 (7/4), 6-2, y en la final del domingo se enfrentará al suizo Roger Federer o al surcoreano Chung Hyeon, que se miden el viernes.

En la prueba femenina, la final del Abierto de Australia opondrá a las dos primeras del ránking mundial, la rumana Simona Halep y la danesa Caroline Wozniacki, que superaron este jueves las semifinales y se enfrentarán el sábado en Melbourne.

Halep, número uno mundial, eliminó a la alemana Angelique Kerber en un apretado partido de tres sets, tras salvar dos bolas de partido, por 6-3, 4-6, 9-7. Antes, Wozniacki se había desembarazado más fácilmente de la belga Élise Mertens, por 6-3, 7-6 (7/2).

Para Marin Cilic será la tercera final en un Grand Slam, tras su derrota el año pasado (contra Federer) en Wimbledon y su victoria en el US Open en 2014. En Nueva York, había derrotado al suizo en semifinales, en su única victoria contra el suizo en nueve duelos.

Cilic, 29 años, apenas tuvo problemas para desembarazarse de uno de los dos invitados sorpresa en semifinales, junto a Chung.

El gigante croata (1,98 m) jugó un gran tenis en la ronda precedente contra Rafael Nadal, quien se vio obligado al abandono en el quinto set tras una lucha intensa.

Esta vez, no necesitó ser tan bueno ya que la diferencia del nivel era importante (30 errores no forzados del británico).

El croata hizo la diferencia en algunos puntos cruciales (4 breaks en 8 ocasiones), apoyándose en su servicio el resto del tiempo (11 aces, 90% de los puntos marcados cuando pasaba su primera bola).

"He tenido altibajos en el segundo set. No lograba suficientes restos para meterle presión. Pero he sabido permanecer concentrado. El tie-break fue crucial", comentó Cilic, que se aproxima a su compatriota Goran Ivanisevic, presente en cuatro finales de Grand Slam (todas en Wimbledon).

Tras seis rondas en Melbourne, Cilic afirma sentirse plenamente en forma, aunque no tuvo un recorrido fácil (tres de sus partidos superaron las tres horas).

"Me siento bien y tengo dos días para recuperarme. El domingo estaré bien", señaló el croata.

Halep salvó dos bolas de partido

Por su parte, Halep, primera jugadora del ránking mundial, y Wozniacki, segunda de la clasificación, buscarán el sábado el primer título de su carrera en Australia.

Para ambas será su primera final en Melbourne y la tercera de un torneo mayor. La ganadora será número uno mundial el lunes.

Halep, de 26 años, salvó dos puntos de partido en el tercer set, pero antes había desaprovechado, durante su servicio, dos match-balls que le hubieran permitido ganar el tercer set 6-4.

"Fue muy duro, todavía estoy temblando. Disputar dos partidos como éste, en el mismo torneo, no es fácil", declaró la tenista rumana.

En la tercera ronda, Halep había ganado tras salvar tres puntos de partido frente a la estadounidense Lauren Davis.

"Parecía una montaña rusa, pero no renuncié. Debo decir que estoy muy orgullosa", dijo Halep, que ganó gracias a un mejor saque (seis aces) y un juego más eficaz, logrando más puntos ganadores que su rival, 50 contra 33.

Wozniacki con facilidad

La danesa Wozniacki pasó a la final con más facilidad, derrotando a la belga Mertens (N.37) en dos sets.

Hace siete años, la danesa, que lideraba entonces la clasificación WTA, perdió en semifinales en Melbourne tras haber tenido una bola de partido contra la china Li Na. Un recuerdo que, según ella, la seguía atormentando en la actualidad.

"Suelo ser tranquila, pero en ese momento mis piernas temblaban, ya no sabía que hacer. El partido contra Li Na seguía en mi cabeza", confesó la jugadora de 27 años.

La rumana y la danesa han disputado dos finales del Grand Slam cada una.

Halep perdió las finales de Roland Garros en 2014 y 2017 y Wozniacki la final del Abierto de Estados Unidos en 2009 y 2014.

Comentarios