Básquetbol > BÁSQUETBOL

De Bohemios a la academia de la NBA

Santiago Véscovi, un joven talento de 16 años, se va a México para dar un gran salto en su desarrollo

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2018 a las 05:00

Tiene 16 años, mide 1,87 metros, viene de una cuna de deportistas y tiene pasaje marcado con las siglas que todo basquetbolista sueña: la NBA. Santiago Véscovi partirá el lunes 5 de marzo rumbo a México DF para estudiar dos años en una de las siete academias que la mejor liga de básquetbol del mundo tiene montadas para seguir el desarrollo de los jóvenes talentos.

La NBA tiene tres academias en China (Jinan, Urumqi y Zhuji), una en Dehli (India), otra en Canberra (Australia), una en Thies (Senegal) y la otra en México DF.

A esta última se incorporará Véscovi: "Es una academia para 12 o 15 jugadores, nos van a preparar tanto en el juego como académicamente. Todavía no sé bien qué voy a estudiar. Cinco chicos van a ser mexicanos y el resto de Sudamérica", contó el base o ayuda base a Referí.

Santiago Véscovi
Mejor basquetbolista joven para el COU
Mejor basquetbolista joven para el COU

La invitación le llegó tras realizar en julio del año pasado un campus de entrenamiento en Bahamas.

Véscovi es nieto de Daniel Vanet, quien jugó en Bohemios entre 1968 y 1985.

"Lo veo muy bien, es muy completo, tiene muy buen desplazamiento, buen tiro, ve un poco antes el movimiento que va a hacer el contrario y gana ese segundo clave para el juego. Tiene muchas posibilidades de crecer, pero tiene cosas para mejorar, por ejemplo, debe aprender a manejar más la mano derecha", contó su abuelo.

Su padre, Pablo, jugó al vóleibol en Bohemios. Y por supuesto que ese fue el club donde surgió este diamante que ahora tiene el básquetbol uruguayo.

Empezó en la escuelita con Martín Caorsi y en minis estuvo con Pablo Proto. "Ellos me dieron las bases de todo", contó. Luego tuvo a Marcelo Capalbo, Pedro Xavier, Diego Frugoni y nuevamente a Capalbo el año pasado. "Para mí es el mayor referente, jugó en mi puesto, tenemos gran química en los entrenamientos y además revolucionó al club desde su llegada", dijo el zurdo.

Véscovi fue campeón en 2016 en infantiles, cadetes y en 2017 en cadetes y juveniles. "Las finales que le ganamos a Biguá y Malvín con mi categoría (es generación 2001) son las que más me quedaron marcadas", recordó.

En Encarnación 2015 jugó su primer Sudamericano con Uruguay, en la categoría sub 14. Fue medalla de bronce. En Asunción 2016 fue el capitán de la sub 15 que terminó cuarta y el año pasado disputó el Sudamericano sub 17 de Lima. En setiembre cumplirá los 17 años, pero ya entrena con la selección sub 21.

Javier Isis lo dirigió el año pasado en la modalidad 3x3 en los Juegos Suramericanos de la Juventud de Santiago donde fue líder y figura del equipo: "Es un jugador de proyección, con mucho talento, con una visión de juego muy alta. Se destaca por su juego uno por uno y su tiro, puede jugar tanto de base como de escolta".

Básquetbol 3x3
En Santiago 2017, en el 3x3
En Santiago 2017, en el 3x3

En su último Sudamericano lo dirigió Leonardo Zylberstein: "Tiene mucho talento, es zurdo, lee muy bien las situaciones de juego, siempre está adelantado uno o dos pasos. Tiene muy buen tiro exterior, es muy buen defensa, es muy completo y además es muy agradable trabajar con él porque es muy educado y viene de una familia deportiva. Tiene todo para ser un gran jugador".

"Tendría que mejorar y tomar la opción de ser un base, si bien es un 2 natural, anotador, si quiere progresar a nivel internacional por la altura que tiene la base sería un lugar a desarrollarse más. En pocos años va a dar que hablar porque tiene todas las características para ser un gran jugador", agregó el técnico de Hebraica Macabi.

"Yo quiero proyectarme como base aunque en Bohemios he jugado casi siempre como ayuda base", contó por su parte el protagonista.

Véscovi suele ver las mejores jugadas de la NBA por Instagram y el jugador que más le gusta es Kyrie Irving: "Son increíbles las cosas que hace, pero con el que más me identifico es con Manu Ginóbili, porque es el tipo de referente que me gustaría llegar a ser".

A nivel local admira a Martín Osimani "por su manera de entender el juego" y a Leandro García Morales "por su categoría".

Se declara un "obsesivo" del perfeccionamiento de su técnica de tiro, le gusta practicar surf en verano y si bien sueña con llegar a la NBA tiene claro qué quiere: "Ser lo mejor jugador que pueda ser". Anote este nombre. Va a dar que hablar.

Bajo la lupa de Marcelo Capalbo

"Santiago es un chico súper abierto, súper dispuesto para todo, en lo deportivo y en lo humano. Esta posibilidad de ir a la academia de la NBA es muy importante y donde más va a poder incidir en justamente su disposición al aprendizaje. En lo deportivo, esta experiencia le va a ayudar a elevar su capacidad de juego.
También es una prueba para su fortaleza mental el hecho de irse tan chico a un lugar lejos de su familia por tanto tiempo, es el precio a pagar por hacer algo que le gusta.

Como jugador, una de sus mayores virtudes es que tiene un mayor tiempo de concentración en el juego comparado con los chicos de su edad. Tiene un gran talento con la pelota y gran capacidad de anotación puntería. Tiene intuición, adaptabilidad a lo que pide el juego, lectura rápida, identificar situaciones del juego. Su capacidad física es un aspecto a trabajar y mejorar.

Puede jugar donde quiera, menos de pívot. Si me das a elegirle un puesto para mí es escolta, pero tiene una versatilidad muy grande. Hay lugares donde puede hacer muchas cosas, ser solo base le puede quitar alguna impronta pero le puede sumar otras, por eso el sistema le debe permitir hacer cosas. Es un gran talento que tenemos por delante, tanto deportivo como humano

Además, lo que le pasa es una buena noticia para muchos jugadores jóvenes, esto que le pasa a él le puede pasar a otros y da cuenta de que el desarrollo del talento primero que nada depende de uno mismo".



REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...