Nacional > MOVILIDAD

La IMM descartó el estacionamiento subterráneo para Villa Biarritz

La empresa pretendía que la intendencia prohibiera estacionar en la zona, pero eso no estaba en los planes de la comuna

Tiempo de lectura: -'

29 de noviembre de 2017 a las 05:00

La Intendencia de Montevideo resolvió descartar la única oferta para construir un estacionamiento subterráneo en el parque Villa Biarritz.

Se trataba de una de las siete licitaciones que la administración de Daniel Martínez lanzó en 2016 para la construcción de megaestacionamientos subterráneos, en zonas que consideraba como claves para descongestionar el tránsito y mejorar la movilidad de la ciudad. Sin embargo, la mayoría de las propuestas quedaron desiertas, y la única con una oferta genuina de una empresa finalmente no cumplía con lo pedido por la intendencia.

La propuesta fue desestimada debido a que la empresa pretendía que la IMM prohibiera estacionar en la zona del parque Villa Biarritz, algo que no estaba incluido en el pliego de la licitación.
Pese a ser el único oferente, "al condicionar la oferta a actuaciones que no estaban previstas se violenta el pliego", explicó el director de Promoción Económica de la comuna, Ricardo Posada a El Observador. El jerarca agregó que de haber dado el visto bueno, la resolución podía ser impugnada.
Justamente, no lograr que la IMM restringiera el estacionamiento en los alrededores de los megaparkings fue el principal problema señalado por las empresas que mostraron interés en ese y en los demás lugares propuestos por la comuna. Las firmas plantearon que no les sería rentable el negocio.

Eso llevó a que no existiera un interés real, había asegurado a El Observador el director de Desarrollo Económico, Óscar Curutchet, y lo que motivó que la intendencia decidiera frenar las restantes licitaciones para volver a estudiar cada uno de los pliegos. La comuna analiza además nuevas locaciones y modalidades de construcción, como los parkings a cielo abierto o en altura.

En el caso del pliego licitatorio para Villa Biarritz, proponía la construcción de cuatro estacionamientos debajo de la plaza. Según señaló Posada, la empresa oferente proponía realizar uno, y condicionaba la construcción de los tres restantes al resultado económico obtenido con el primer emprendimiento.
La propuesta tampoco se cumplía con el plazo de construcción previsto.

El vocero de los vecinos del parque, Marcello Figueredo, dijo a El Observador que es un "enorme alivio" que el proyecto no se concrete, y que el parque no vaya a ser tocado; aunque la preocupación se mantiene. "Nos gustaría sentir que las autoridades entendieron de manera definitiva el rechazo que la idea de un parking despierta en los vecinos", dijo Figueredo.
En una campaña, los vecinos habían logrado juntar 10 mil firmas en contra de esa obra y esperan ahora que la comuna escuche sus propuestas para "defender el parque de manera integral", agregó.

Sí a Fernández Crespo


En medio del fracaso de las licitaciones lanzadas en 2016, la intendencia resolvió adjudicar a la empresa Parkuy SA la construcción de un estacionamiento subterráneo y una plaza pública en el Cordón, luego de que la licitación para esa obra quedara desierta en 2013.
Se trata de una "concesión de obra pública", que será por un plazo de 30 años y comprende a cuatro padrones ubicados frente al Banco de Previsión Social, en Fernández Crespo y Mercedes. Para la construcción, la empresa abonará a la intendencia US$ 400 mil, dice la resolución municipal fechada el 27 de noviembre.

La adjudicación se realizó en forma directa, una de las modalidades previstas por el Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera del Estado (Tocaf) "cuando la licitación pública, abreviada o remate resultaren desiertos, o no se presentaren ofertas válidas o admisibles, o que las mismas sean manifiestamente inconvenientes". Esto se debe a que, de forma similar a como ocurrió con los últimos siete predios que la IMM ofreció en licitación para este destino, el llamado realizado en 2013 para la concesión de ese espacio público se declaró desierto. Según explicó Posada, cuando eso se da, una empresa puede ofrecer por la base de los pliegos, sin necesidad de pujar. Fue lo que sucedió en este caso.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...