Espectáculos y Cultura > Cine

Murió el actor Burt Reynolds, uno de los íconos de Hollywood

Tenía 82 años y estaba filmando la nueva película de Quentin Tarantino

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2018 a las 17:11

Un actor se convierte en una estrella cuando aprende a decir que no, más allá de que eso implique quedar a fuera de, posteriormente, clásicos del cine. Burt Reynolds lo era. El actor le dijo que no a Star Wars porque no le gustaban las películas de ciencia ficción; a James Bond porque pensó que él era demasiado estadounidense; a Mujer Bonita porque, según él mismo se definió, era un idiota; y a El padrino porque Marlon Brando no lo quería. Sin embargo, una estrella se convierte en leyenda cuando sus éxitos sobrepasan a los rechazos y dejan una huella, de la manera que sea, en la industria. Y Burt Reynolds lo fue, porque Hollywood, que todavía esperaba por su próxima película, llora su pérdida. 

Reynolds murió este jueves en un hospital de Florida. Tenía 82 años y una carrera que tuvo su pico de popularidad en la década de 1970, período de tiempo en el que mezcló comedia y acción. 

Nacido en Michigan en febrero de 1936, Reynolds quiso ser jugador de rugby y por un tiempo se destacó, pero un accidente de automóvil le truncó y se fue a Nueva York con el dinero que le pagó la aseguradora. En la ciudad de los rascacielos consiguió una beca para el Hyde Park Playhouse y fue un paso crucial para llegar a la televisión.

El problema era que siempre le daban papeles de indios, porque su físico y su ascendencia cherokee faclitaban la identificación. Después de interpretar pequeños papeles para series televisivas, llegó su primera oportunidad en la serie Gunsmoke. La película Un hombre temerario (1968) le dio el protagónico y el impulso necesario para que el cine lo adoptara y a partir de allí comenzaron a llegar los éxitos: 100 rifles (1969), Aliados en el crimen (1972), La violencia está en nosotros (Deliverance, 1972), Golpe bajo (1974), Dos pícaros con suerte (1977), El que no corre, vuela (1981) y Striptease (1996).

Con Boogie Nights, un largometraje de Paul Thomas Anderson sobre la industria pornográfica en la década los setenta, consiguió una nominación a los Óscar y un Globo de Oro. A pesar de los elogios a su actuación, Reynolds siempre despotricó contra la película y aseguró que jamás llegó a verla completa. Ganó otro Globo y un Emmy por su serie Evening Shade. En total, tiene 188 créditos como actor.

Según el sitio de celebridades TMZ, Reynolds fue llevado al hospital después de sufrir un ataque al corazón. Aún no fue confirmado, aunque el actor había sido sometido a una operación cardíaca en 2010. Antes de esa intervención, con 74 años, Reynolds estuvo en una clínica de rehabilitación “para retomar el control de su vida” tras una adicción a los calmantes después de una cirugía en la espalda.

La vida de Reynolds nunca estuvo exenta de polémica. En 1972 apareció desnudo para la revista Cosmopolitan, lo que cimentó su imagen de símbolo sexual. Más tarde, en 1985, publicó un anuncio en el periódico New York Post para desmentir rumores que circulaban de que padecía sida, lo cuales fueron fruto de una enfermedad que le hizo adelgazar.

 

Estuvo casado en dos oportunidades: la primera con Judy Carne, entre 1963 y 1965, y la segunda con Loni Anderson, entre 1988 y 1993, con quien tuvo un hijo y una de las separaciones más peleadas de Hollywood. La pareja se acusó entonces de infidelidad, consumo de drogas y abuso físico.

Actualmente Reynolds estaba trabajando en Once upon a time in Hollywood, la última película del director Quentin Tarantino, junto a Leonardo Di Caprio y Brad Pitt. Será, entonces, su trabajo final.

Cuatro películas de Burt Reynolds

La violencia está en nosotros (Deliverance, 1972)

Del director John Boorman, Reynolds interpreta a un empresario que, junto a otros cuatro, deciden emprender un viaje por un río de los Montes Apalaches. Sin embargo, un encuentro desafortunado con los habitantes locales hace escalar la tensión. Está considerada como una de las grandes películas de los setenta.

Dos pícaros con suerte (Smokey & The bandit, 1977)

Reynolds es el rey de la carretera en esta película que marca uno de los pilares de su carrera. Estrenada en 1977, Dos pícaros con suerte retrata las peripecias de Bandit, un camionero que debe transportar un cargamento de cerveza mientras un sheriff texano –Smokey– lo persigue obsesionado.

Boggie Nights (1998)

Reynolds participó en una de las mejores películas de uno de los mejores cineastas de la actualidad. Boogie Nights, de Paul Thomas Anderson. En ella, intepreta a Jack Horner, un socarrón director y productor de cine porno, que toma bajo su tutelaje a un joven Mark Whalberg. A pesar de que le dio una nominación al Oscar, Reynolds odia el filme.

Once upon a time in Hollywood (2019)

El actor estaba filmando esta película cuando murió. Se trata del nuevo proyecto que Quentin Tarantino prepara junto a otras grandes estrellas, entre ellas Leonardo Di Caprio, Brad Pitt, Margot Robbie y Al Pacino. La película verá la luz en 2019, y la muerte de Reynolds le suma mayor expectativa a la producción, por tratarse de su último trabajo.

Fuente: En base a agencias

Comentarios