Cargando...
Martín Guzmán, ministro de extrema cercanía con el presidente, enfrentaba las críticas de la vicepresidenta Cristina Kirchner

Argentina > CRISIS EN EL GOBIERNO

Renuncia de Guzmán debilita a Alberto Fernández y abre un signo de interrogación en su coalición

La salida del ministro de Economía se dio en medio de un discurso por la muerte de Perón de Cristina Kirchner que reiteró las críticas a las políticas económicas

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2022 a las 05:02

Por Ariel Said

Martín Guzmán renunció sorpresivamente este sábado al Ministerio de Economía, justo cuando en paralelo la vicepresidenta Cristina Kirchner hablaba en un acto por un nuevo aniversario de la muerte de General Juan Domingo Perón. 

Guzmán era criticado por varias de las vertientes que integran la oficialista coalición de Frente de Todos y se sostenía solo por el apoyo del presidente Alberto Fernández, que queda por lo tanto debilitado con el alejamiento de una figura de su extrema confianza y cercanía. 

El ministro se aleja del gobierno en medio de una corrida bancaria en la que los dólares financieros y el dólar blue tocaron sus techos históricos, con una inflación que no baja y amenaza estar esta semana en un 5% mensual y con la metas trimestrales con el FMI comprometidas a causa de la pérdida constantes de reservas. 

El ahora exfuncionario no se fue en silencio, sino con una crítica solapada a las objeciones que venia manifestando Cristina Kirchner. "No es la primera vez que hablé a la Argentina que nuestro objetivo era tranquilizar la economía. Puede que a varios este concepto no les genere demasiado entusiasmo pero a mí siempre me pareció y me parece que tranquilizar la economía constituía una verdadera épica”, afirmó Guzmán en su carta de renuncia dirigida al presidente.

“Juntos hemos dado pasos para que la economía de nuestro país se recupere y crezca. La hora necesita que quien usted disponga tome las riendas del Ministerio que hasta hoy tuve el honor de conducir", agregó tras realizar un extenso análisis de su gestión al frente de la cartera.

El alejamiento de Guzmán se suma a la renuncia hace menos de un mes de Matías Kulfas, también hombre de extrema confianza de Alberto Fernández, y agudiza de esa forma las señales de debilidad del presidente en el marco de la disputa que se desarrolla en el seno del peronismo.

Las tensiones –quizá latentes desde la gestación misma de la coalición de gobierno– se hicieron incontenibles a partir de la derrota electoral de medio término del 2021 y se profundizaron con la  firma de acuerdo con el FMI. 

Ahora se verá si este nuevo terremoto alcanza o no a romper el Frente de Todos, y para ello será clave la definición del reemplazante de Guzmán para un puesto que es un fierro caliente que solo aumenta su temperatura.

"Será primordial que trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante para que quien me reemplace, que tendrá por delante esta alta responsabilidad, cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios para consolidar los avances descriptos y hacer frente a los desafíos por delante", señaló Guzmán en su carta de renuncia. "Eso ayudará a que quien me suceda pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social con el apoyo político que es necesario para que aquellas sean efectivas", completó.

Como parte de la molestia que concitaba Guzmán en el Frente de Todos, en las últimas semanas Cristina Kirchner mantuvo reuniones con economistas de corte más ortodoxo, como el expresidente del Banco Central, Martín Redrado, y el presidente del Ieral, Carlos Melconian, severos críticos de la política económica de Guzmán y, más en general, de la gestión de Alberto Fernández. 

Desde el lado del moderado Frente Renovador, integrante de la coalición y cuyo líder es el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, también comenzaron a hacerse públicas las críticas a Guzmán y a pedir un recambio y relanzamiento del gobierno.  

El titular de la Cámara de Diputados viajó con Alberto Fernández a Los Ángeles, donde le pidió cambios que el presidente volvió a demorar. Luego de eso, desde el Frente Renovador amenazaron con dejar el Frente de Todos tras convocar a un plenario que ahora fue reprogramado para agosto, en un gesto de Massa a Alberto para darle más tiempo para las modificaciones.

En este marco es que el propio presidente le había puesto un ultimatum a Guzmán para ver resultados en lo que se refiere, en especial, a la inflación, resultados que con los números de junio no han llegado. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...