10 de junio 2024 - 19:50hs

En medio de un ajuste severo del gasto y una contracción de la actividad económica, que habría alcanzado su punto más bajo en marzo, se registró una disminución de casi 100.000 trabajadores privados registrados desde el inicio del gobierno de Javier Milei hasta el tercer mes de este año.

Esta situación se refleja en los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que registró la desaparición de 94.900 empleados en ese segmento durante ese período.

No es sorprendente que la inflación, que ha estado desacelerando desde diciembre pasado, comienza a descender en la lista de preocupaciones de los argentinos, mientras que el miedo a perder el empleo aumenta. “Por primera vez desde enero de 2021, la inflación dejó de ser el tema que más preocupa a los argentinos, cayendo casi 25 puntos porcentuales desde la asunción de Milei (de 90% en noviembre y diciembre de 2023 a 66% en mayo de 2024). El primer lugar fue tomado por la incertidumbre económica, que acumuló el 68%”, señaló un estudio de la encuestadora D’Alessio Irol/Berensztein.

Más noticias

Los datos oficiales también indicaron que la mayoría de los que se cayeron del SIPA son trabajadores de la construcción (55.800), el sector más afectado por la paralización de la obra pública dispuesta por el Ministerio de Economía que lidera Luis Caputo.

Además, se registraron bajas significativas en la Industria (12.500), en el Comercio (5700), en las Actividades Inmobiliarias, Empresariales y de Alquiler (10.100) y en el Transporte, Almacenamiento y Comunicación (5000). Por otro lado, hubo mejoras en las plantillas laborales de los sectores del agro (4700), explotación de minas y canteras (1400) y de suministro de electricidad, gas y agua (unos 100). Estos son segmentos impulsados por el modelo económico de Javier Milei.

Los registros procesados por la Secretaría de Trabajo indicaron que la provincia más afectada por la caída de trabajadores privados registrados fue Buenos Aires (-37.000). Le siguen la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (9700), Santa Fe (7600) y Córdoba (7100).

Los datos oficiales que anticipan el movimiento del SIPA adelantaron que la contracción del mercado laboral se mantuvo en abril. Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), el nivel de empleo privado registrado en empresas –de más de 10 personas ocupadas– del total de los aglomerados urbanos relevados presentó en abril una contracción de 0,4% frente a marzo.

“Con esta variación, se verifican –en los principales aglomerados del país– cinco meses consecutivos de caída neta del empleo, y se acumula (de diciembre de 2023 a abril de 2024) una reducción de 1,9%”, indicaron en la Secretaría de Trabajo.

Fuentes del sector asegurador confirmaron esta tendencia negativa en abril. Allí observaron bajas en las cápitas de las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (un símil del empleo registrado público y privado), que cayeron en el primer cuatrimestre, en promedio, un 1,9%.

Los sectores más golpeados –señalaron– son la construcción (-15%), el transporte (-8%) y luego vienen el comercio y la industria, que ven caer mensualmente entre 2000 y 4000 trabajadores. La minería y el agro siguen creciendo, mientras los servicios financieros están estables. Los servicios sociales, donde están los trabajadores públicos, muestran bajas de 2%.

Neuquen-lidera-el-crecimiento-del-empleo-privado-en-Argentina.jpg

La situación en el sector público

Los datos del SIPA revelan que desde que Javier Milei asumió el cargo de Ejecutivo, el número de empleados registrados por el Estado ha disminuido en 21.700.

Es importante aclarar que la disminución del empleo privado registrado no comenzó con el actual gobierno. Los ajustes en el mercado laboral ya se habían iniciado durante los mandatos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, paralelamente a una gran pérdida en los ingresos de los trabajadores.

Según el SIPA, la fase contractiva del empleo formal se ha extendido durante siete meses, desde septiembre de 2023 hasta marzo de 2024. Durante este período, aproximadamente 127.000 personas se desvincularon de puestos de trabajo registrados en empresas privadas, según un documento difundido por el Gobierno.

El año pasado, el PBI cayó un 1,6%, mientras que la inflación alcanzó el 211,4% (la más alta en más de 30 años). Esto generó una retracción del 20,2% en los salarios del sector público, del 14,7% en el sector privado y del 31% en el sector privado no registrado.

Temas:

trabajo privado Javier Milei

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos