19 de mayo 2024
23 de abril 2024 - 10:24hs

“Se necesita que el Congreso nos acompañe en las reformas estructurales, con la ley de Bases”, sentenció el presidente Javier Milei en cadena nacional y obligó a todos a poner sus ojos sobre lo que sucederá los próximos días en el Congreso.

La aspiración a que la política se transforme una secuencia lineal entre el deseo y la realidad parece nublar la retórica que emana desde la Casa Rosada. En ese marco, tras el naufragio de la primera versión de la ley bases a manos de la propia torpeza del bloque oficialista, La Libertad Avanza va, ahora si por su primera victoria legislativa.

Cinco meses y ninguna ley. Un récord para el oficialismo. La baja representación del oficialismo en el Congreso explica una parte de la impotencia parlamentaria, pero no toda. La falta de elasticidad a la hora de negociar, la ausencia de interlocutores válidos y los caprichos explican el resto. En ese marco, por estas horas el Gobierno parece estar más cerca del objetivo.

Más noticias

Tras las rondas de negociaciones que se llevaron a cabo en la Casa Rosada con el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, como anfitriones el horizonte parece despejado. La pelota ahora la tiene el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem. Por su despacho, los últimos días de la semana pasada y los primeros de esta, pasaron la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei, los referentes de los bloques dialoguistas para pulir los detalles finales del dictamen que se trataría mañana miércoles en plenario de Comisiones.

Pero la letra chica aún no está definida. Algunos de los pedidos de los gobernadores ya fueron plasmados en el dictamen, otros están en proceso y unos cuantos no formarán parte del texto final. Según pudo saber El Observador el saldo para los bloques provinciales por ahora es favorable y votarán en consecuencia. Sin embargo, seguirán negociando hasta la hora de la votación en el recinto.

Reforma laboral

La posibilidad de que el texto final incluya algunos artículos de la reforma laboral que un sector del radicalismo la acercó al ejecutivo crece con el correr de las horas. Lo que parece estar en discusión por estas horas es el tenor de los artículos que se incluirán en el texto. El partido centenario apuesta fuerte por dos cuestiones: la desfinanciación de los sindicatos y la baja de aporte patronales. A menos poco más de 24 horas de que el dictamen comience a ser tratado en Comisión todavía no hay definición al respecto.

La CGT, que hace poco más de una semana posó junto a parte del Gabinete en la Casa Rosada, no recibió consulta alguna. Por lo menos eso sostienen desde la central obrera que mantiene en píe tanto la movilización prevista para el 1 de mayo como el paro general del 9.

Sesión en minoría

La oposición, por su parte, ejercitará su músculo legislativo en una sesión especial convocada para el miércoles por la mañana. El temario es extenso, pero el contexto marca la agenda.

Desde Unión por la Patria, intentarán llevar al recinto una seria de propuestas que tiene que ver con garantizar el financiamiento de la educación universitaria a nivel nacional, recomponer el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) y una norma que establezca un nuevo cálculo de actualización de jubilaciones.

La posibilidad de que la oposición consiga los 129 diputados necesarios para habilitar la sesión es baja, pero en Unión por la Patria no pierden las esperanzas. “Depende de los radicales”, aseguran y al mismo tiempo dejan en claro que serán los apuntados por no llegar al quórum.

Más allá de lo formal, el peronismo dejará sentada su posición sobre dos temas que atraviesan la agenda con variada intensidad: los fondos destinados para la educación por parte del Estado nacional y la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados.

Contrarreloj

El oficialismo trabaja para llegar al objetivo planteado por Javier Milei en la apertura de sesiones el último 1 de marzo. Con la zanahoria del pacto de mayo, programado para el 25 de ese mes en Córdoba, la Cámara Diputados buscará sesionar entre lunes y martes para dejar el texto en condiciones de ser tratado por el Senado los primeros días de mayo.

La suerte que podría correr el texto en la Cámara alta aún es incierta. Más allá de las promesas de la reactivación de la obra pública, no hay indicios de acercamientos con algunos de los gobernadores que serán claves en la contienda en el Senado.

Temas:

Javier Milei Cámara de Diputados Ley de Bases

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar