29 de mayo 2024
7 de febrero 2024 - 11:43hs

Fernanda Iglesias enfrentó un problema de salud que la llevó a tomar un receso y ausentarse del programa LAM el martes, el cual es conducido por Ángel de Brito en la pantalla de América y donde ella participa como panelista destacada. Según reveló, experimentó un desmayo mientras se sometía a un estudio médico dentro de un resonador.

La periodista tenía programada una resonancia magnética, indicada por su gastroenteróloga luego de haber sido hospitalizada hace un mes y medio por un intenso dolor abdominal. "En ese momento descubrieron que tenía las paredes del intestino engrosadas, y me mandaron a hacerme ese estudio", explicó.

"Fui re tranquila. No estaba mal, ni nada. Hice toda la primera parte del estudio bien: cerré los ojos, no pensaba en nada, hacía todo lo que me decían. Y después de que me pusieron el contraste, empiezo a sentir como una taquicardia, apreté la alarma que me habían dado, y no me acuerdo de nada más", narró Fernanda sobre el episodio de desmayo.

Inmediatamente, el técnico a cargo del estudio intentó reanimarla, "me empezó a sacudir para que me despierte", describió. Una vez recuperada la conciencia, enfrentó un momento de gran confusión: "No tenía idea dónde estaba", admitió. Después de unos segundos, recordó todo y le informó al profesional que se había desmayado. "Sí, yo te hablaba y no me contestabas. Me asusté", le informó el técnico, quien solicitó la asistencia de tres médicos del Sanatorio Otamendi, donde se encontraba realizando el estudio.

Tras experimentar el desmayo, Fernanda Iglesias relató la atención médica recibida, detallando cómo los profesionales respondieron ante la situación: “Me vieron pálida, me levantaron las piernas; me dijeron que me había bajado la presión. Me sorprendió porque venía bien con el estudio, con los ojos cerrados, pensando en otra cosa. Y me pasó esto”.

Después del incidente, se suspendió el estudio y ahora la periodista aguarda indicaciones de su médica sobre los siguientes pasos a seguir, incluyendo la posibilidad de repetir la resonancia magnética.

Una vez que se estabilizó, Fernanda dejó la institución médica y se permitió un momento de descanso en casa, "Sentía un cansancio rarísimo, no sé si del estrés, o de lo que pasó, pero me tuve que quedar todo el día en la cama. Dormí toda la tarde, y dije ‘no voy a trabajar porque no me siento bien’".

Capturas de las historias de Instagram de Fernanda Iglesias

 

Consciente de la necesidad de cuidarse, decidió no asistir al trabajo, “No fui porque tengo la teoría de que si uno no se ocupa de su bienestar, después va a tener que perder tiempo ocupándose de su malestar. Así que me respeto mucho en ese sentido. Entiendo mi cuerpo, no soy de exigirme mucho, trato de darme lugar para cuando me siento mal, porque después la pagas más caro que haciendo todo. No conviene, es una cuenta que no sale”.

“No me acuerdo de nada. Lo último que me acuerdo es que apreté la alarma. Lo peor fue despertarme y no tener idea de dónde estaba. Se me apagó el cerebro”, compartió Fernanda Iglesias. Afirmó que el descanso le benefició y que se encuentra en mejores condiciones.

Tras el incidente, Fernanda recurrió a sus redes sociales para compartir su vivencia, buscando conexiones con sus seguidores y recibiendo muestras de apoyo. Desde su hogar, tranquilizó a su audiencia sobre su estado de salud y anunció su ausencia en el programa LAM, que por estos días es conducido por Maite Peñoñori, debido a las vacaciones de De Brito, optando por priorizar su bienestar y permitirse el tiempo necesario para recuperarse adecuadamente antes de retomar sus actividades habituales: “Gracias por sus mensajes. Me bajó la presión. Ya estoy en mi casa. Hoy no voy a LAM. Les mando un beso. Me estoy recuperando”.

Temas:

Fernanda Iglesias LAM

Más noticias

Te puede interesar