1 de junio 2024
21 de marzo 2024 - 18:26hs

En medio de la presión del Congreso, que avanza en el debate de una nueva ley de movilidad previsional para compensar la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados, el Gobierno ha decidido promulgar por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) una nueva fórmula de actualización de las jubilaciones.

El Poder Ejecutivo se prepara para establecer por decreto que las jubilaciones de abril se actualizarán según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) mensual, más una compensación que oscilaría entre el 12% y el 14%, correspondiente a la inflación de enero. A partir de mayo, el Gobierno busca que las jubilaciones se actualicen mensualmente según el IPC.

De esta manera, la Casa Rosada se anticipa al debate que la oposición pretende llevar al Congreso. Inicialmente, la administración de Javier Milei tenía la intención de incluir la nueva fórmula jubilatoria como un capítulo dentro de la nueva ley Bases. Sin embargo, según los plazos que maneja la Casa Rosada, este tema se trataría en la Cámara de Diputados recién a mediados de abril.

Aunque la nueva ley omnibus ha logrado consensos en gran parte de su contenido, tanto el bloque Pro como el radicalismo y Hacemos Coalición Federal (los bloques más afines al oficialismo) han instado al Gobierno a cambiar la fórmula previsional lo antes posible. Esto se debe a la significativa pérdida del poder adquisitivo que sufrieron los haberes jubilatorios durante los primeros dos meses del año. Además, en las últimas horas, los diputados opositores de la Comisión de Previsión y Seguridad Social han decidido impulsar una ley de movilidad jubilatoria por su cuenta.

Giro del Gobierno con las jubilaciones

Ante la falta de acuerdos sobre este tema, el Poder Ejecutivo decidió adelantarse y proceder mediante decreto con la fórmula elaborada por el equipo del ministro de Economía, Luis Caputo. La decisión de recurrir a este instrumento legal fue objeto de debate dentro del Gobierno en los últimos días, ya que inicialmente se consideraba que este asunto debería ser abordado mediante una ley. Sin embargo, se optó finalmente por avanzar de manera unilateral, sin someterlo al Congreso.

En el borrador de la nueva ley de Bases, el Gobierno había propuesto una fórmula jubilatoria que ajustaría por inflación a partir de abril, con una compensación adicional del 10% por la inflación de enero.

Los bloques dialoguistas de Diputados demandaban una compensación mayor, que cubriera completamente la pérdida de poder adquisitivo sufrida por los jubilados y pensionados debido a la inflación del primer mes del año, que alcanzó el 20,6%.

La Casa Rosada no estaba dispuesta a ceder ante esas cifras, ya que Caputo considera crucial el control del gasto en jubilaciones debido a su impacto en las finanzas públicas. Sin embargo, según informes filtrados, la compensación final estará "unos puntos por encima" del 10% propuesto inicialmente.

 

Temas:

Suba Jubilaciones

Más noticias

Te puede interesar