17 de mayo 2024
11 de abril 2024 - 7:31hs

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha propuesto este jueves modificar en julio y agosto el funcionamiento de las pistas del Aeropuerto de Barcelona en determinadas franjas horarias para aumentar la capacidad y asumir más vuelos largos.

"La propuesta se basa en un cambio de la operativa de las pistas, pasando a trabajar con pistas independientes en unos meses del año para los vuelos de largo alcance, en unas franjas horario de julio y agosto", ha explicado en Barcelona Tribuna, foro promovido por la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, la Asociación Española de Directivos (AED) y La Vanguardia.

Esta propuesta, que plantearán en la comisión técnica que tienen abierta con el Gobierno, permitiría pasar de 78 a 90 operaciones por hora durante estos dos meses (12 más), el máximo permitido en el ámbito del impacto ambiental.

Más noticias

Para Aragonès, el Aeropuerto de Barcelona debe ganar capacidad para conectar la ciudad con el resto del mundo, sobre todo con el Pacífico, pero cree que su mejora debe responder a las necesidades de lo que Cataluña necesita y "no a las necesidades de una empresa como Aena, que es cotizada y por tanto tiene interés en retribuir a sus accionistas".

Así, ha reclamado un nuevo modelo de gobernanza para el Aeropuerto de Barcelona que incorpore la Generalitat y que tenga una visión general y entienda la infraestructura "como una herramienta al servicio del país y no como unidad de negocio que permita cuadrar las cuentas a una empresa como Aena".

"Tenemos que acabar con la anomalía europea de una gestión centralizada, queremos una gestión individual y propia", ha subrayado.

También ha pedido un plan de inversiones para la infraestructura y para algunas zonas urbanas del entorno, sobre todo en todo lo relacionado con la insonorización, cuestión en la que ha reclamado a Aena que asuma sus responsabilidad.

Otras de las cuestiones que ha exigido ha sido la construcción de la terminal satélite para los vuelos intercontinentales y el impulso de los aeropuertos de Girona y Reus (Tarragona) para que tengan "un papel complementario".

Para Aragonès, es necesario mejorar las conexiones del Aeropuerto de Barcelona, priorizando los vuelos de largo alcance y corrigiendo el peso "excesivo" que tienen, a su juicio, los vuelos 'low cost' y de corta distancia, que cree que deben sustituirse por trayectos de tren de alta velocidad.

ESPACIOS PROTEGIDOS

También ha abogado por la preservación de los espacios protegidos que están alrededor de la infraestructura, avisando de que todo lo que no cumpla y respete la máxima exigencia medioambiental será "una hipoteca para el país".

El presidente, además, ha reclamado que todo lo que se haga no ponga en riesgo la actividad del Puerto de Barcelona, dejando claro que así pasaría con los proyectos de ampliación del Aeropuerto de Barcelona hacia la Ricarda.

Al acto ha acudido el presidente de ERC, Oriol Junqueras; la vicepresidenta del Govern, Laura Vilagrà; el expresidente de la Generalitat José Montila, el portavoz de Junts, Josep Rius; el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez-Llibre; el presidente de Pimec, Antonio Cañete; el secretario general de la UGT de Catalunya, Camil Ros; el exconseller Santi Vila y el presidente de Abertis, Salvador Alemany, entre otros nombres.

Temas:

Pere Aragonès gobierno aeropuertos

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias