30 de mayo 2024
12 de octubre 2023 - 20:44hs

España derrotó 2-0 a Escocia en el estadio La Cartuja por la séptima jornada del grupo A de las Eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2024 y se quedó con un duelo clave, tras un duro partido ante el líder de la zona, con goles de Álvaro Morata y de Oihan Sance.

De esta manera, en caso de vencer a Noruega el próximo domingo, podría sellar su clasificación a la próxima Eurocopa.

Más noticias

El cuadro de Luis de la Fuente comenzó siendo ampliamente superior a Escocia, manejando el balón a su merced e incluso teniendo la ocasión más clara del primer tiempo al minuto de juego, luego de que Álvaro Morata encuentre linea de pases por el centro, asista a Ferran Torres que disparó y el tiro se fue besando el palo izquierdo del arquero.

La Roja tomó el papel de protagonista en el duelo, pero su juego no era tan claro.

No fue un equipo profundo y le faltó claridad en sus ataques para lograr marcar la diferencia antes las escasez de ocasiones generadas. España careció de movilidad en 3/4 de cancha en adelante y de velocidad de balón en ofensiva.

No obstante, poco a poco fue complicando más a Escocia, que no se hallaba en el cotejo y apostó por el juego aéreo y a las desconcentraciones de España con sus errores no forzados.

Sin embargo, la visita plantó muy bien el partido y mantuvo una defensa de cinco jugadores muy sólida que le dio resultado. 

Una primera parte muy discreta de España, aunque cambió el chip al comienzo de la segunda mitad.

El equipo de De la Fuente fue mucho más punzante y profundo, en parte también por la obligación de sumar de a tres puntos. Bryan Zaragoza, quién porta el dorsal 10, hizo su estreno con la selección absoluta y fue uno de los mejores ingresos en el partido.

Escocia siguió a lo suyo: su fuerte es el juego aéreo y apostó a contraatacar e intentar raspar una jugada de pelota parada para poder complicar al equipo local.

La Roja mantuvo una intensidad alta y buscó a toda costa romper el marcador, sobre todo con ataques por los costados.

Cuando el partido entró en calma, llegó un golpazo para España aunque no pasó a mayores.

Scott McTominay marcó un golazo de tiro libre, tras una falta innecesaria de Dani Carvajal, pero el tanto no subió al marcador ya que Jack Hendry obstruyó a Unai Simón, impidiendo que este efectúe un movimiento.

Otro ingreso que le hizo muy bien a España fue Jesus Navas, quien se asoció de manera fenomenal con Ferran Torres en la derecha y sus combinaciones fueron las que generaron las chances de gol más concretas y rompieron con más facilidad el bloque defensivo escocés.

Tal es así que, a falta de 20 minutos para el cierre, el defensor del Sevilla colgó un gran centro para la aparición de Morata por el centro del área y colocar el balón contra el palo lejano, tras acariciar la pelota con el parietal derecho y así estampar el 1-0.

Un desahogo absoluto para los de De la Fuente en un partido que le había costado mucho destrabar.

El cuadro visitante sintió el impacto del gol, algo lógico tras un gran esfuerzo colectivo realizado a los largo de todo el encuentro.

Pero no quedó ahi, ya que España aumentaría más la ventaja y le bajaría el martillo al partido: tras una jugada desafortunada de Aaron Hickey, quién se resbaló casi dentro de su área, Joselu capturó el balón y asistió a Oihan Sancet -otro debutante en la selección- que llegó para empujar la pelota y dictaminar el 2-0.

Triunfo merecido para España, que le costó pero fue justo vencedor por las ganas y porque lo buscó desde el minuto uno. Se queda con una victoria tanto merecida como necesaria de cara a la clasificación a la próxima Eurocopa.

De esta manera, La Roja se ubica segundo del grupo A, a tres unidades de Escocia y con un partido menos, por lo que España podría cerrar su pasaje a la Euro si gana el próximo domingo ante Noruega en Oslo.

 

Temas:

España Eurocopa Eurocopa 2024

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias