30 de mayo 2024
26 de marzo 2024 - 1:47hs

Tras un Domingo de Ramos quebrado por la lluvia, en el que tan solo una hermandad, La Borriquita, pudo completar su estación de penitencia de las nueve cofradías en nómina, el Lunes Santo el tiempo ha dado una tregua por la tarde en Sevilla resarciendo a medias el mal sabor de boca que había dejado la jornada anterior.

Siete de las nueve hermandades del día han podido realizar su estación de penitencia con lleno en la carrera oficial y las calles abarrotadas de fervor cofrade.

Pero la mañana se había iniciado con una fuerte tormenta que se ha prologando hasta pasado medio día, impidiendo que las dos primeras hermandades del día salieran de sus templos.

La hermandad del Polígono San Pablo, la primera que debería haber abierto los cortejos, tomaba la decisión de no salir. "Estas cosas hay que decidirlas con la cabeza, no se pueden decidir con el corazón", defendía emocionado su hermano mayor, José Lui Pérez, al no poder realizar la que hubiera sido su última carrera oficial en el cargo.

Con la misma tristeza, Santa Genoveva se quedaba en su templo del Tiro de Línea acompañada de sus fieles bajo una lluvia de lágrimas.

Las que si han procesionado hasta la Catedral han sido las otras siete.

Pese a la incertidumbre meteorológica La Redención ha sido la primera en salir que, sin perder la esperanza, ha esperado dos horas a que escampara, poniendo la cruz de guía en la calle. 

La siguiente en realizar su estación de penitencia ha sido San Gonzalo, que ha aprovechado la mejoría del tiempo para salir de su parroquia en el barrio de Triana ante cientos de devotos que no se han querido perder el tan esperado momento.

Abierta la veda han hecho lo propio Santa Marta, Las Penas, Vera Cruz, Las Aguas y el Museo, que ha sido la última en emprender el camino hacia la ecclesia mater.

Eso sí, todas lo han hecho a un más paso ligero del que tienen costumbre, no tanto como el ritmo apresurado de las hermandades del día anterior, pero igualmente marcado por el mal presagio de lluvia.

Lo han hecho ante un público expectante que solo dejó el paraguas para aplaudir a los pasos. Y en el que también ha habido tiempo para saetas, como la que se ha podido escuchar a la salida de la Cruz de Guía de Las Penas en la puerta de la Iglesia de San Vicente.

Previsión de lluvia también para el Martes Santo

Todas las miradas volverán a estar puestas este Martes Santo en el cielo, toda vez que las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología apuntan a lluvia, aunque no durante toda la jornada.

La mayor probabilidad, de hasta un 85% será entre las 12.00 y las 18.00 horas. A partir de este momento descenderán a un 10%, aunque el pronóstico de precipitaciones se eleva al 75% a partir de las 00.00 de la noche.

Por la mañana, la previsión de chubascos es del 40%, pese a ello tienen previsto realizar el traslado a sus templos las tres hermandades que se refugiaron de la lluvia en la Catedral el Domingo de Ramos. 

La primera en volver será la Paz, que saldrá de la Puerta de San Miguel para regresar a la parroquia de San Sebastián en el Porvenir.

En segundo lugar saldrá la Sagrada Cena por la Puerta de Palos para regresar a la Iglesia de Los Terceros en el casco antiguo.

En cuanto a la hermandad de Jesús Despojado, saldrá en tercer lugar desde la Puerta de San Miguel, hasta entrar en la Iglesia del Mayor Dolor en la plaza de Molviedro.

Deberán estar recogidas para garantizar el discurrir de las hermandades del Martes Santo, si el tiempo lo permite.

Si no, sería el tercer día consecutivo de la Semana Santa marcado por el agua.

 

 

 

Temas:

Semana Santa Sevilla España

Más noticias

Más noticias