¿Para qué sirve la inteligencia artificial en un smartphone?: nuevas fronteras

Los móviles actuales son inteligentes por definición pero esta tecnología los lleva a un nuevo nivel; ¿qué significa realmente para los usuarios?

Tiempo de lectura: -'

24 de febrero de 2018 a las 07:00

Casi todos los principales actores de la industria de la telefonía móvil dicen que sus dispositivos usan el poder de la inteligencia artificial o, más específicamente, los algoritmos de aprendizaje automático (machine learning). Pocos dispositivos, sin embargo, ejecutan su propio software de inteligencia artificial. Pero eso podría cambiar pronto: gracias a un procesador dedicado en smartphones y otros dispositivos, la inteligencia artificial (IA) podría ser estándar algún día.

En palabras del propio CEO de Huawei: "Al entrar en la era de la inteligencia, la IA ya no es un concepto virtual sino algo que se entrelaza con nuestra vida cotidiana".

La IA puede aumentar la experiencia del usuario y mejorar el rendimiento del dispositivo".

En la actualidad, los celulares que ejecutan algoritmos de inteligencia artificial dependen de servidores en la nube. Es una configuración limitada, con conectividad en línea que afecta la manera en que se envía y recibe la información.
Que los smartphones puedan ejecutar su propio software de IA implica varias ventajas: que los datos se procesen a mayor velocidad, que el hardware se pueda ejecutar sin conexión y la información estaría mejor resguardada. El llamado Proyecto Trillium, de la empresa de diseño de chips ARM, apuesta a este tipo de proceso más eficiente. Se espera que a principios de 2019 ya estén disponibles dispositivos que incluyan este componente.

Por supuesto, ARM no es la única que está trabajando en la construcción de chips con inteligencia artificial para móviles. El iPhone X contiene un "motor neuronal" en el chip Bionic A11, especializado en tareas de aprendizaje automático y aprendizaje en profundidad: por eso puede reconocer su rostro y su voz, grabar animojis y reconocer lo que está enfocando la cámara. También puede manejar alrededor de 600 mil millones de operaciones por segundo, según la empresa.

El Mate 10 de Huawei contiene un chip similar de fabricación propia, al que han llamado "unidad de procesamiento neuronal". Por ejemplo, el procesador Kirin 970 incluye, según Huawei, 5.500 millones de transistores en un área de un centímetro cuadrado, 2.500 millones más que un procesador SnapDragon 835, el mismo de Sony Xperia XZ, Google Pixel 2 o Moto Z2. Es capaz de procesar 200 fotos en seis segundos, mientras que si tuviera que cumplir la misma tarea con una CPU tardaría 120 segundos.

Lo que cambiará

Gartner pronosticó que, para el año 2022, el 80% de los smartphones tendrán capacidades de inteligencia artificial. En 2017, ese porcentaje fue solo del 10%. Según la consultora, la clave está en que los celulares podrán "aprender" del comportamiento del usuario en forma gradual, mejorando sus funciones a diario.

"Los smartphones serán una extensión del usuario, capaz de reconocerlo y predecir su próximo movimiento. Ellos entenderán quién es usted, qué quiere, cuándo lo quiere, cómo lo quiere hacer y ejecutará tareas bajo su autoridad", señaló Angie Wang, analista principal de investigación en Gartner. Y agregó: "Lo rastrearán durante todo el día para aprender, planificar y resolver problemas por usted".

Lo dicho suena bastante invasivo. Pero hay muchos ejemplos sin caer en el pesimismo de un mundo dominado por la tecnología de Black Mirror. Por ejemplo, el celular aprovechará sus sensores, cámaras y datos para ordenar a la aspiradora robótica que limpie la casa cuando está vacía o encenderá el calefón 30 minutos antes de que usted entre por la puerta. O también podrá ponerse en silencio cuando llegue a la oficina, active Bluetooth en su casa o cierre las aplicaciones en segundo plano cada pocas horas.

Otra ventaja señalada por Gartner es la mejora en las funciones de autenticación de usuario.
La tecnología de seguridad combinada con la inteligencia artificial, la biometría y el comportamiento del usuario mejorarán las capacidades de uso. Por ejemplo, los celulares podrán identificar los patrones de cómo camina el usuario, cómo desliza la pantalla o cómo aplica presión sobre ella para que no tenga necesidad de escribir contraseñas.

Por otra parte, los sistemas de detección de emociones permiten que los smartphones detecten, analicen, procesen y respondan a los estados emocionales y de ánimo de los usuarios. La proliferación de asistentes personales virtuales y tecnología basada en inteligencia artificial para sistemas conversacionales están impulsando la necesidad de agregar inteligencia emocional para una mejor experiencia. Los fabricantes de automóviles, por ejemplo, pueden usar la cámara frontal de un teléfono para comprender la condición física del conductor y medir sus niveles de fatiga.

El aprendizaje profundo en smartphones mejorará la precisión del reconocimiento de voz, lo que hará mejor la comprensión de lo que dice el usuario. Si, por ejemplo, dice "hace frío", el celular deberá entender que quiere que suba la calefacción y no que busque un par de guantes en Amazon. La comprensión del lenguaje natural podría utilizarse como un traductor de voz casi en tiempo real.

¿Y qué pasa con la realidad aumentada? iOS 11 incluyó una característica de ARKit que proporciona nuevas herramientas a los desarrolladores para facilitar la incorporación de esta tecnología a las aplicaciones; Google, por su parte, lanzó ARCore AR y planea habilitar la realidad aumentada en aproximadamente 100 millones de dispositivos Android para fines de 2019.

Un ejemplo de cómo se podrá utilizar es la recopilación de datos médicos y la detección de enfermedades como el cáncer de piel (aunque es probable que la mayoría de las aplicaciones de realidad aumentada sean mucho más frívolas).

La inteligencia artificial aplicada a un smartphone también podrá detectar contenido restringido de forma automática. Puede identificar imágenes, videos o textos no apropiados y puede habilitar alarmas de notificación.

¿Es este el futuro? ¿Todos los smartphones inevitablemente vendrán con chips de inteligencia artificial dedicados en el futuro? A medida que crece el papel de esta tecnología avanzada en nuestros teléfonos, la respuesta es sí.

La versión inteligente de LG

El LG V30 es el nuevo smartphone de la compañía en contar con un sistema de inteligencia artificial. LG Electronics anunciará su sistema de aplicaciones en el Mobile World Congress, que comienza este 25 de febrero en Barcelona.

Dentro de las principales soluciones que el LG V30 ofrece a los usuarios se encuentran: reconocimiento de voz, una cámara inteligente y fácil de usar que incluye lentes duales, lentes de gran angular de baja distorsión y composición Crystal Clear Lens.

Con la nueva función Vision AI y la lente de cristal F1.6 Crystal Clear, el LG V30 permite tomar fotos profesionales más brillantes y nítidas; la cámara dual minimiza la pérdida de detalle absorbida por el sensor, captando más luz. La lente Crystal Clear ofrece una mayor profundidad de campo, mayor nitidez tomando 4% más de luz.

Gracias a la función de inteligencia artificial de la cámara dual, esta analiza automáticamente objetos, recomendando el mejor modo de disparo entre ocho versiones. Otras de las características que toma en cuenta la cámara al momento de realizar su análisis para la toma de fotografía son el ángulo de visión, el color, los reflejos, la retroiluminación y niveles de saturación.

La inteligencia artificial del LG V30 también asesora al usuario al momento de realizar sus compras a través del reconocimiento inteligente de imágenes.

IPhone X

El último teléfono de Apple incluye un chip que funciona como un "motor neuronal" que procesa ciertas funciones sin quitar energía a otros procesos estándar. Junto al sistema llamado TrueDepth, el teléfono es capaz de crear un mapa tridimensional de la cara del usuario para iniciar sesión, autenticar aplicaciones y servicios. Esta información se almacena en el motor neuronal.

Apple también creó los "animoji" o avatares animados que imitan los movimientos faciales del usuario. Esta es una demostración divertida de lo que la inteligencia artificial puede hacer en un móvil. El chip permite al animoji moverse en tiempo real con un retraso mínimo.

El iPhone X también utiliza la inteligencia artificial para mejorar los gráficos en aplicaciones de realidad aumentada.

Galaxy S8 y Note 8

Samsung comenzó a incursionar de lleno en la inteligencia artificial al presentar su propio software asistente llamado Bixby. La función se encuentra disponible actualmente en los teléfonos inteligentes Galaxy S8 y Galaxy Note 8 y se espera una actualización en el próximo Galaxy S9.

A diferencia del asistente Siri de Apple, que básicamente es un motor de búsqueda activado por voz, Bixby incluye funciones que permiten a los usuarios identificar elementos a través de la aplicación de la cámara. Con Bixby Vision, los usuarios pueden aprender detalles sobre objetos y ubicaciones, descubrir cómo comprar artículos que se ven en el mundo real y realizar traducciones, entre otras tareas.

El Galaxy S9 –que será presentado este 25 de febrero– incluirá chips que soporten características similares a Face ID y animojis de Apple.

Pixel 2 y 2 XL

artificial en los teléfonos de Google son discretas, pero se centran de manera similar en las imágenes. Mientras que competidores incorporaron hardware para complementar la inteligencia artificial en la cámara, estos dispositivos están alimentados estrictamente por software.

El modo retrato en los Pixel 2 y Pixel 2 XL ha sido aclamado como una de las mejores iteraciones de la función. La popular aplicación de fotos de Google para iOS y Android está impulsada por inteligencia artificial, para ayudar a encontrar grupos de fotos con la misma persona, o para encontrar todas las fotos con "gatos", "árboles" o cualquier otro objeto. El propio asistente de Google, que incluye varias funciones activadas por voz, también se usa para impulsar el motor de búsqueda visual de Google, llamado "Lens". Una característica destacada es la capacidad del software para identificar números de teléfono y direcciones web y guardar los detalles en el teléfono.

Amazon

Mientras que el software Alexa está destinado principalmente para altavoces inteligentes y asistentes domésticos, la función asistida por voz también es compatible con teléfonos inteligentes. Pueden aprovechar a Alexa para realizar, por ejemplo, pedidos de forma sencilla desde los servicios de Amazon.

Los usuarios también pueden controlar otros servicios de la empresa, como Amazon Music y Kindle, así como varios dispositivos inteligentes, como bombillas, televisores y cámaras de seguridad.
Algunos smartphones, como el Huawei Mate 10 Pro y el HTC U11, se venden con Alexa como una función de fábrica.

Huawei Mate 10 Pro

Huawei se jacta de ser el primer fabricante de dispositivos móviles en introducir un chip de inteligencia artificial dedicado para smartphones. En los modelos Mate 10 Pro y el Honor View 10, la unidad de procesamiento de red neuronal potencia una serie de características de imagen, eficiencia energética y seguridad.

Estos incluyen el chip Kirin 970 AI, que permite que la cámara identifique un objeto en una foto (personas, una comida, texto, animales o un retrato) y ajuste los parámetros para capturar la imagen ideal.

La compañía china afirma que su chip especial alivia algunos de los procesos de otros componentes, lo que protege al teléfono de la degradación de los materiales a lo largo del tiempo. Este también contiene información sensible, lo que permite a los usuarios tener un espacio de protección adicional.

Comentarios