Agro > ENTREVISTA / ALEJANDRO CARVALHO

“Todo es relevante, pero sin cabañeros no hay Expo Prado”

El director de exposiciones de la ARU dijo que, en un año de indefiniciones, hay que aplaudir a los expositores por su compromiso con la muestra

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2018 a las 05:04

¿Por qué hay que visitar la Expo Prado de este año?
Hay muchos motivos. Cada contenido del programa es de interés y ayuda a responder eso. Para todos, ocupemos el lugar que ocupemos, tengamos la responsabilidad que tengamos, hay atractivos. Para la gente del sector es útil para ver avances, nuevas tecnologías asociadas a los distintos rubros, para ver cómo ser más eficiente, algo indispensable en estos tiempos. Hay insumos, maquinaria, innovaciones y las conferencias que tanto ayudan. Y para la gente de la ciudad es una linda oportunidad de conocer al agro, de acercarse, de disfrutar en familia.


¿Se mantiene la utilidad de la muestra como plataforma para lanzar productos o servicios?
Sigue vigente y se ha ampliado incluso la caja de resonancia. El Prado es un lugar propicio porque en un espacio confortable y en pocos días se encuentran quienes aportan servicios y productos y quienes los demandan. Hay, a través de los medios, una enorme difusión que hace incluso que quienes no pueden concurrir también aprovechen la exposición.


¿Cómo se hace, con una oferta cada vez más variada, para que la cabaña no pierda espacios?
Todo aporta, todo es relevante, pero sin cabañeros no hay Expo Prado. Los galpones volverán a estar llenos y nos encanta. Necesitamos de todos los contenidos, de todos los rubros sean o no de la agropecuaria, eso es fundamental para que la ARU siga innovando en la Expo Prado y en la Expo Melilla, pero la cabaña es la escencia de la exposición.


¿Y para el cabañero sigue siendo un espacio trascendente?
Las inscripciones dicen eso. A la hora de vender sus distintas producciones las cabañas tienen en sus premios en la Expo Prado un elemento de prestigio y una herramienta muy importante. Quiero destacar, en ese sentido, que ya no solo se trata de juras fenotípicas, se añadió todo lo que son los datos objetivos y eso se afianza, así que hoy los cabañeros siguen viniendo para competir, para mejorar, eso es algo que está muy vigente.


Los remates de genética siguen siendo un componente clave.
Sin dudas. Hemos tratado de diversificar junto a las sociedades de criadores y hay muy buenas propuestas, cada vez más variadas y nos hemos ido actualizando para que toda la gente que no puede venir al Prado acceda a esa genética.


¿Qué es la Expo Prado?
Es una fiesta, un espacio de trabajo, pero para pasarla bien, hacer buenos negocios y disfrutar de una buena comida, de una buena compra, de captar un conocimiento, de pasar un buen rato en un ámbito muy seguro. Todo eso ayuda a esa unión que promovemos, a generar conciencia agropecuaria, a comprender que el agro transforma, hace crecer al país. En ese marco, en un año de indefiniciones, hay que aplaudir a los expositores por su esfuerzo y compromiso con la fiesta.

Comentarios