BBC

BBC News Mundo

Brexit: qué se necesitará para emigrar a Reino Unido cuando termine la libertad de movimiento tras su salida de la Unión Europea

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2020 a las 12:19

La libertad de movimiento entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) acabará el próximo 31 de diciembre.

Oficial de fronteras en Reino Unido. +
PA Media
A partir de 1 de enero, las postulaciones para visados se aprobarán en base a un sistema de puntos.

Las nuevas leyes de inmigración, según han prometido las autoridades británicas, serán "simples y flexibles" dentro de un nuevo esquema migratorio basado en puntos.

Dichas regulaciones no aplican para los ciudadanos europeos que ya residan en Reino Unido.

Desde este martes, todos aquellos extranjeros que quieran trabajar en Reino Unido, incluyendo los de la UE, tendrán que aplicar en línea para una visa.

Aquellos que soliciten la visa necesitarán una oferta de trabajo, un nivel experto en inglés y ganar al menos 25.600 libras al año (US$34.189).

Reino Unido dejó la UE el pasado 31 de enero, pero muchas de las reglas del bloque han seguido vigentes durante los 11 meses de transición en el que ambas partes negocian un nuevo acuerdo comercial.

Mientras las conversaciones continúan en Londres y Bruselas, Reino Unido se prepara para abandonar el mercado único y la unión aduanera a fines de año.

¿Qué cambiará en el sistema de inmigración?

El nuevo sistema de inmigración de Reino Unido determinará quién puede trabajar en el país a partir del próximo 1 de enero.

Las postulaciones en línea están disponibles desde este martes y se tramitarán para trabajadores cualificados en base a un sistema de puntos.

Hombre mirando hacia Canary Wharf, una de las zonas financieras de Londres.
Getty Images
Los nuevas vías para solicitar visados en Reino Unido no aplica para los ciudadanos de la Unión Europea que ya residen en el país.

Los puntos serán otorgados tras presentar una oferta de trabajo con la cualificación adecuada y en una ocupación elegible. Se tendrá en cuenta el conocimiento de inglés y si los postulantes son remunerados con al menos 25.600 libras esterlinas al año (US$34.189).

Postularse cuesta entre 610 y 1.408 libras esterlinas (US$814 - US$1879) y las personas tendrán que demostrar su identidad y que cuentan con dinero suficiente para emprender el traslado y asentamiento.

Los postulantes deberán esperar unas tres semanas para conocer la decisión.

¿Afectan estas reglas a los ciudadanos europeos que ya viven en Reino Unido?

Los ciudadanos de la UE que ya vivan en Reino Unido y sus familias no tienen que utilizar el nuevo sistema. En su lugar, pueden postularse al EU Settlement Scheme (Programa de Asentamiento para Eurocomunitarios), abierto hasta el 30 de junio de 2021.

De ser aprobada la solicitud, pueden permanecer en Reino Unido y cuentan con los mismos beneficios que los ciudadanos británicos si se quedan sin empleo.

Los ciudadanos de la República de Irlanda no necesitan postularse al programa y no requieren un permiso para entrar a Reino Unido porque ambos países pertenecen a la Common Travel Area (una zona libre de pasaportes que incluye las islas de Irlanda, Gran Bretaña, Isla de Man e Islas del Canal).

No se aplican las mismas reglas para los trabajadores fuera de la UE ni para los migrantes eurocomunitarios que lleguen a Reino Unido después del período de transición.

Aquellos que pierdan su trabajo tendrán que regresar a su país de origen, a menos que cuenten con permiso indefinido de residencia.

Las reglas del Ministerio de Interior sobre qué trabajadores pueden permanecer en Reino Unido tras perder el empleo son complejas pero pueden leerse en inglés en este enlace a la página oficial.

Alternativas para "talentos excepcionales"

La ministra de Interior británica, Priti Patel, afirma que el nuevo programa migratorio será "sencillo, efectivo y flexible" y permitirá a los empleadores ocupar plazas para trabajadores cualificados a la vez que entrena y invierte en trabajadores británicos.

Patel y otros críticos de la libertad de movimiento han argumentado por mucho tiempo que las empresas británicas dependían en exceso de trabajadores poco cualificados del continente y eso ponía en desventaja a postulantes del resto del mundo.

Priti Patel, ministra de Interior británica.
Getty Images
La ministra de Interior británica Priti Patel ha sido una crítica reconocida de la libertad de movimiento entre la Unión Europea y Reino Unido.

Sin embargo, los sindicatos de trabajadores advierten sobre una crisis venidera en la contratación de personal de atención social bajo las nuevas reglas.

Además, dicen que se necesitarán medidas para apoyar a los trabajadores del servicio nacional de salud nacidos en el extranjero y cuyos visados están cerca de vencer.

Las solicitudes también se abrieron este martes para otras visas especiales diseñadas para atraer a "aquellos que tienen un talento excepcional o muestran una promesa excepcional en los campos de la ingeniería, la ciencia, la tecnología o la cultura".

Y en octubre entraron en vigor nuevas reglas para estudiantes internacionales.

Los derechos de los más de tres millones de ciudadanos de la UE que ya trabajan en Reino Unido están protegidos por los términos del Acuerdo de Retirada firmado por ambas partes a comienzos de este año.

A 30 de septiembre, se había concedido el "estatus de asentado" a 2,1 millones de personas y el "estatus de preasentamiento" a 1,6 millones, garantizándoles su permanencia en el país.

Preparativos fronterizos

Un software se usará para reunir información sobre el flujo de bienes y pasajeros. Se espera que así se minimice las interrupciones "a corto plazo" que se producirán en la frontera en los días y semanas después del 1 de enero.

Michael Gove, jefe del gabinete del primer ministro Boris Johnson, aseguró que el nuevo sistema permitiría a las autoridades identificar y superar cualquier embotellamiento "de forma rápida y decisiva".

Camiones en la frontera entre Reino Unido y Francia.
Getty Images
El gobierno británico asegura que trabaja para minimizar los embotellamientos de vehículos y personas en las fronteras de Reino Unido después de abandonar la unión aduanera y el mercado único.

Los grupos empresariales han dicho que los retrasos en la frontera son inevitables dados los cambios que se avecinan en los procedimientos aduaneros.

Por su parte, el Partido Laborista, principal partido de la oposición, afirma que aún quedan "preguntas flagrantes" sin responder sobre cómo deben actuar las empresas.

En declaraciones a la BBC, Gove dijo que "mucho de lo que necesitan hacer los negocios es lo mismo haya o no un acuerdo comercial bilateral entre las partes".


Puntos básicos para entender:

El brexit se consumó, pero no todas las reglas cambiaron al mismo tiempo: Reino Unido dejó la Unión Europea el pasado 31 de enero de 2020, pero los líderes necesitan tiempo para negociar qué sucederá después. Para ello han tenido 11 meses.

Las negociaciones continúan: Ambas partes tienen hasta el 31 de diciembre de 2020 para acordar un acuerdo comercial y otros flecos, como los derechos de pesca en mares británicos.

Si no hay acuerdo: Se introducirán controles de fronteras y tarifas para el transporte de mercancías entre Reino Unido y la Unión Europea. Pero aunque haya o no acuerdo, es muy probable que veamos cambios.


Un software controversial

Análisis de Mark Easton - Editor nacional de la BBC

Para lidiar con lo que el gabinete de gobierno llama los "desafíos" de una potencial interrupción fronteriza en las fronteras británicas el próximo año, un nuevo Centro de Operaciones Fronterizas utilizará tecnología big data para "identificar las causas fundamentales" en las demoras de pasajeros y mercancías.

Este sistema está producido por la tecnológica estadounidense Palantir y recabará información de varios computadores gubernamentales para monitorizar el flujo de personas y vehículos en las fronteras de Reino Unido.

Esta firma ha generado controversia en Estados Unidos porque se utiliza por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas.

Parlamento de Londres.
Getty Images
Reino Unido abandonó la Unión Europea el pasado 31 de enero, pero algunas reglas comunitarias se mantienen en pie.

Esto ha provocado que la organización de derechos humanos Amnistía Internacional advirtiese sobre "el alto riesgo de que Palantir contribuya a una grave violación de derechos humanos de inmigrantes y solicitantes de asilo".

La compañía ha denegado dichas sugerencias y reafirma que se ocupa extremadamente de proteger los derechos humanos, la privacidad y las libertades civiles.

El gobierno británico insiste en que Palantir solo procesará datos en Reino Unido y que aplica medidas estrictas para proteger información personal.



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

    BBC
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...