BBC

BBC

Brexit: Theresa May se aferra al poder pese a la tormenta por el acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2018 a las 21:38

May
PA
El "divorcio" de la UE y Reino Unido está programado para marzo de 2019.

"¿No es este el caso en que usted está en el cargo pero realmente no tiene el poder?"

La pregunta de la editora de política de la BBC Laura Kuenssberg a la primera ministra Theresa May reflejó este jueves la tormenta política que se vive en Reino Unido por el Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Pese a las dimisiones de ministros y las conversaciones sobre un voto de confianza, May se aferró al poder y al principio de acuerdo con la UE que presentó el miércoles.

"Voy a hacer mi trabajo de conseguir el mejor acuerdo", respondió a la pregunta de Kuenssberg en una concurrida comparecencia de prensa.

"El plan que he elaborado es el correcto para nuestro país y nuestra gente", insistió.

Tras meses de intensas negociaciones, May anunció el miércoles que su gabinete de ministros le había dado el visto bueno al borrador de acuerdo sobre el Brexit al que llegó con la UE.

El acuerdo, de más de 500 páginas, establece un periodo de transición en la relación entre Reino Unido y el bloque cuando se materialice el "divorcio" el 29 de marzo de 2019.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, informó este jueves que los 27 miembros restantes de la UE están convocados para una reunión de urgencia el 25 de noviembre con el fin de "finalizar y formalizar" este acuerdo. Si se aprueba, el Parlamento británico deberá votarlo en diciembre.

Brexit
Getty
La propuesta de acuerdo plantea que Reino Unido pague entre los US$39.000 y los US$44.000 millones por obligaciones contraídas antes de la salida del bloque.

Dimisiones

No obstante, el borrador presentado por May no agradó a todos los sectores.

El ministro para el Brexit, Dominic Raab, y la ministra de Trabajo y Pensiones, Esther McVey, presentaron sus dimisiones en protesta, junto a otros dos funcionarios del gobierno de menor rango, y el diputado pro Brexit Jacob Rees-Mogg impulsó una moción de confianza contra la primera ministra con el objetivo de votar en el Parlamento su cese.

Rees-Mogg presentó una carta a Graham Brady, presidente del llamado Comité 1922, que representa a los "tories" sin cartera.

Para que el Legislativo vote una moción de confianza contra May son necesarias 48 cartas similares de diputados conservadores.

En opinión de Laura Kuenssberg, periodista de la BBC especializada en política, "el gobierno (de May) está, hoy por lo menos, a la merced de eventos sin control".

"Su promesa de seguir no hace que sus profundos, profundos problemas desaparezcan (...) Con su partido en rebelión, la salida de sus compañeros -algunos determinados a echarla del cargo- no podemos, ni sabemos, si el Brexit puede ocurrir como planeado; incluso si puede ocurrir", advirtió.

"Nadie puede saber las consecuencias"

Theresa May
AFP
El jueves fue un día de intensa presión sobre May.

En su comparecencia celebrada este jueves, May reconoció que el acuerdo negociado con la UE implicó "decisiones difíciles y, a veces, incómodas".

"Entiendo perfectamente que hay quienes no están felices con esos compromisos pero este acuerdo responde a lo que la gente votó y está en los intereses nacionales", aseguró May.

"Solo podemos garantizarlo si nos unimos tras el acuerdo alcanzado en el gabinete ayer. Si no seguimos adelante con este acuerdo, nadie puede saber las consecuencias que habrá".

"Supondrá un camino de profunda y grave incertidumbre, en un momento en el que los británicos solo quieren que sigamos adelante (con el Brexit). Están esperando que el Partido Conservador cumpla".

Mientras tanto, la canciller alemana Angela Merkel señaló que no hay interés de abrir la conversación sobre cambios en el actual acuerdo.

Angela Merkel
Getty Images
Merkel descartó la opción de hacer cambios al acuerdo ya alcanzado.

"Tenemos un documento sobre la mesa que Gran Bretaña y los 27 de la UE han acordado, así que para mí no hay duda en este momento de si negociaremos más".

Los ojos puestos en los diputados

Ahora la pelota está sobre el tejado del Parlamento británico.

Pese a la advertencia del diputado Tory Mark Francois de que sería "matemáticamente imposible que el acuerdo se apruebe en la Cámara de los Comunes", May se mostró confiada de que sus diputados al final la apoyarán.

"Creo que los diputados de mi partido que vieron el acuerdo reconocerán la importancia de cumplir con el voto de los británicos y la importancia de hacerlo de una manera en la que se proteja los empleos de la gente, la seguridad y la unidad de nuestro Reino Unido".

No obstante, otros políticos del país la contradijeron.

Jacob Rees-Mogg
Getty Images
El diputado pro-Brexit Jacob Rees-Mogg impulsa una moción de confianza contra la primera ministra.

El líder de los Demócratas Liberales, Vince Cable, sugirió que la primera ministra estaba "negando" la realidad.

"Los hechos no han cambiado. No hay mayoría en el Parlamento para su acuerdo y ella ha admitido con razón que 'No Brexit' es la alternativa real".

Cable señaló que lo ocurrido refuerza la opción de celebrar un nuevo referéndum "para desbloquear la situación y sacar al país de este lío".

Poco antes, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, describió el acuerdo negociado con la UE como "medio cocinado" y urgió a la primera ministra a retirarlo.

"Este no es el acuerdo que se le prometió al país y el Parlamento no puede -y creo que no lo hará- aceptar una opción falsa, entre este mal acuerdo y ninguno".

Pancarta colgando de un puente de Londres.
Getty Images
¿Habrá Brexit?

No obstante, la ministra británica para Irlanda del Norte, Karen Bradley, defendió a May al señalar que "no hay mejor persona para llevar a cabo este trabajo".

"La mayoría del gobierno lo apoya (el acuerdo). Los miembros restantes del gabinete están detrás de este pacto y lo que tenemos que hacer ahora es apoyar a la primera ministra y sacar adelante este acuerdo en el Consejo (Europeo) en noviembre".

Para la periodista de la BBC Laura Kuenssberg, quien ha seguido a May desde el principio de su mandato, la situación puede ser "una tormenta que se pase en unos días"... o un "grave temporal que se lleve por delante al gobierno".

En cualquier caso, advirtió: "El futuro de la primera ministra es incierto, pero también el de todos nosotros".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...