Nacional > Desaparecidos

El silencio volvió a inundar 18 de Julio para reclamar verdad y justicia

Miles de personas se movilizaron en una nueva Marcha del Silencio

Tiempo de lectura: -'

20 de mayo de 2018 a las 17:17

La edición número 23 de la Marcha del Silencio volvió a copar la principal avenida de Montevideo con un grito que se repite año tras año desde 1996: el reclamo de verdad y justicia. En un nuevo 20 de mayo fueron miles los que se movilizaron desde la avenida Rivera y Jackson, donde se encuentra el monumento a los detenidos desaparecidos durante la dictadura (1973-1985), hasta la Plaza Libertad. El silencio volvió a ser el protagonista y solo fue interrumpido por el grito de "presente" de los manifestantes, una vez que la marcha llegó a la Intendencia de Montevideo y por la red de altoparlantes se nombraban uno a uno las víctimas que fueron asesinadas en ese período.

La pancarta con la leyenda "Impunidad. Responsabilidad del Estado. Ayer y Hoy" fue la que encabezó la movilización junto con los carteles con fotos y nombres de los desaparecidos, que eran sostenidos por sus familiares. "La investigación no existe. No hay un equipo que busque a los desaparecidos en dictadura", dijo una vez finalizada la marcha el integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos (Familiares), Ignacio Errandonea, según el portal Ecos. Carteles con nombres de víctimas y la pregunta "¿Dónde está?" aparecieron a lo largo de todo 18 de Julio.


El día en que el silencio grita, como decía uno de los volantes que se repartieron, varios integrantes del gobierno estuvieron en la principal avenida de Montevideo. La vicepresidenta, Lucía Topolansky; el senador oficialista José Mujica; la ministra de Industria, Carolina Cosse, y el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo fueron algunos de los jerarcas que marcharon. Pero el reclamo de los familiares también estuvo dirigido al gobierno y al presidente Tabaré Vázquez.

"Desde que asumió (Vázquez) le hemos pedido una reunión. Nunca nos contestó ni nos recibió", lamentó Errandonea. Apenas asumió por segunda vez al frente del gobierno, el mandatario creó el grupo de trabajo por Verdad y Justicia, con integrantes de diferentes organizaciones sociales, pero no se registraron avances. Los familiares de las víctimas lamentan que, con el paso del tiempo, los militares que pueden llegar a aportar información se van muriendo y las investigaciones no logran avanzar. En febrero de este año, Familiares decidió abandonar el grupo por la "falta de decisión política respecto a las Fuerzas Armadas".

La Marcha del Silencio se celebra cada 20 de mayo desde 1996. La fecha elegida tiene que ver con que en ese día de 1976 aparecieron muertos los legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz en Buenos Aires, donde se encontraban exiliados por la dictadura. Por esos homicidios fueron procesados el exdictador Juan María Bordaberry y el excanciller de la dictadura Juan Carlos Blanco como autores intelectuales.

El caso Zuluaga

A fines de abril, organizaciones sociales de derechos humanos entregaron a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) documentación donde presuntamente se demostraba que el jefe de seguridad de la selección uruguaya de fútbol, Miguel Zuluaga, fue parte de los operativos de tortura de la dictadura como subcomisario en la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII).

Frente a esto, la AUF acordó con Zuluaga que no viajara al Mundial 2018 en Rusia. En un comunicado, la Asociación expresó que "de común acuerdo" y "en aras del interés supremo que implica la selección nacional" se decidió que Zuluaga no fuera "convocado para integrar la delegación oficial". Errandonea consideró esta decisión como "un pequeño paso de dignidad".

Embed



REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...