Nacional > INTENDENCIA

IMM puso en suspenso decreto que obliga a identificar transgénicos

Se dejará de fiscalizar y no se aplicarán las sanciones que fueron aprobadas por el gobierno anterior

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2015 a las 10:53

La Intendencia de Montevideo (IMM) decidió dejar en suspenso hace dos semanas el decreto que obligaba a las empresas de alimentos a etiquetar los productos que tengan más del 1% de elementos transgénicos.

Según informó el semanario Brecha este viernes, también se definió dejar de fiscalizar y no se aplicarán las sanciones que fueron aprobadas por el gobierno departamental anterior a las empresas que incumplieron plazos. La información fue proporcionada al semanario por la directora de la división Salud de la comuna, María Analice Berón.

La Intendencia Municipal de Montevideo había dispuesto, a partir del 1° de enero de este año, que las empresas alimenticias debían etiquetar todos los productos que contuvieran más de 1% de elementos transgénicos y declarar la composición. Los productos tenían que presentar un sticker con una letra T negra sobre un triángulo amarillo, diseño similar al utilizado en otros países, como por ejemplo en Brasil. La norma abarcaba a todos los productos con ingredientes transgénicos que se comercializaban en Montevideo, ya fueran nacionales o importados. A partir de ese decreto, Uruguay se ubicó entre los 65 países que obligaban a identificarlos. En el primer semestre de 2015 llegaron a declararse 600 alimentos de este tipo.

"Se trata de una decisión política. No estamos pidiendo derogar el decreto, queremos revisarlo y ponernos a tono con el gobierno nacional", explicó a Brecha la directora de la división. Berón dijo que los plazos se correrán "por tiempo indeterminado", puesto que el gobierno departamental quiere rever los alcances de la norma y plantear que el tema se regule a nivel nacional. Afirmó que el tema se tratará en conjunto con el Ministerio de Ganadería (MGAP), con el Ministerio de Salud Pública (MSP) y en el Congreso de Intendentes.

El exdirector de Salud de la intendencia, Pablo Anzalone, consideró que la decisión fue "un retroceso", aunque agregó que el debate deberá darse en la sociedad. "Ellos darán sus argumentos y los demás tendremos que dar otros", manifestó a Brecha.

El semanario también consultó al profesor de la Facultad de Ciencias Claudio Martínez Debat, quien además es director del Laboratorio de Trazabilidad Molecular. Coincidió con Anzalone en que la decisión de la IMM podría tratarse de "un grave retroceso". Indicó que si bien hay dudas sobre el impacto de los transgénicos en la salud, dejó en claro que los agrotóxicos si son dañinos para el organismo. "Estaría bueno poder decidir si comprar o no un alimento que tiene transgénicos", añadió Martínez.

Entre la lista de productos que pueden tener transgénicos se encuentran algunos aceites, polenta, milanesas, panchos hamburguesas, quesos, snacks, panchos y yogur.

Comentarios