La aplicación antimultas

RadarApp surgió ante la instalación de las cámaras de tránsito en Montevideo; alerta de su presencia en un radio de un kilómetro y medio

Tiempo de lectura: -'

25 de diciembre de 2016 a las 05:00

"Me comí una multa y me cansé", dijo Ignacio Menéndez luego de ser sancionado por sobrepasar por un kilómetro por hora la velocidad permitida. Así fue como surgió una idea que en menos de una semana se concretó en una aplicación que ayuda a las personas a controlar la velocidad.

El 10 de diciembre comenzó a funcionar el sistema de fiscalización electrónica del tránsito, con cámaras y radares en 30 puntos de Montevideo. "Las cámaras toman las fotos apenas pasás la línea, entonces a veces es muy difícil que el conductor se de cuenta", sostuvo Mariano San Andrea, el otro creador de RadarApp.

Ante esta situación, Menéndez y San Andrea decidieron crear una aplicación. RadarApp es una plataforma muy sencilla en la que el usuario solo debe ingresar y bloquear el teléfono mientras está al volante. Mediante el GPS del dispositivo, la aplicación indica al conductor cuando está cerca de un radar y cuál es el límite de velocidad tolerado en dicho control.

Una vez que el usuario ingresa en un radio de un kilómetro y medio de distancia de un punto de control, la plataforma le envía un mensaje de alerta que enciende la pantalla del teléfono. Cuando la persona está a 500 metros del radar, la aplicación manda un mensaje de voz para advertirle qué tipo de fiscalización controla la cámara cercana (puede ser exceso de velocidad o luz roja). El sistema utilizado para enviar mensajes de voz es el mismo que maneja Google Map s. "Nuestra idea es aprovechar el momento de notoriedad que tienen las nuevas fiscalizaciones", indicó Menéndez a Cromo.

El objetivo de RadarApp es que el usuario no cometa infracciones pero ese también es el fin de Waze u Oincs. Entonces, ¿cuál es el diferencial? RadarApp hace foco solamente en los radares, dejando de lado todas las demás variables que manejan otras herramientas.

Los creadores de la aplicación sostienen que esto desmotiva a las personas, ya que, además de abarcar muchas categorías, es el usuario quien debe verificar las alertas en el mapa. Sin embargo, con RadarApp solo debe tener la plataforma abierta. "Solo tienen que ingresar y encargarse de conducir; el resto lo hace la plataforma", agregó San Andrea.

RadarApp surgió hace dos semanas y pronto se subió a las tiendas oficiales de iOS y Android. En menos de 48 horas la aplicación registró casi 1.000 descargas y más de 5.000 visitas en la página de Facebook. "Antes de que lanzáramos la plataforma, ya sabíamos que iba a tener una gran repercusión, pero los números que alcanzamos hasta ahora nos han dejado muy sorprendidos", dijo San Andrea.

¿Buena o mala?

A pesar de estos buenos resultados tempraneros, RadarApp desató un debate que irá en aumento con el número de usuarios. La cuestión que puso la aplicación sobre la mesa es si es una plataforma que hace un bien o en cambio ayuda a eludir la ley. "Recibimos muchas críticas que decían que RadarApp era una forma de saber dónde se puede conducir rápido", dijo San Andrea.

Sin embargo, los creadores de la aplicación afirman que la idea es que los conductores sean conscientes de los riesgos que corren al no respetar las normas y, por ende, saber dónde están los radares, no es más que es una herramienta para evitar accidentes.

San Andrea destacó que, de acuerdo a cómo está formulada la aplicación, es imposible decirle al usuario donde puede conducir a más velocidad, ya que RadarApp no detecta la velocidad del vehículo, solo detecta la distancia del mismo respecto al radar más cercano.

Los emprendedores indicaron que planean actualizar la plataforma a medida que se vayan agregando más fiscalizaciones a las cámaras de control y que ya están tomando notas de los comentarios de los usuarios para ingresar nuevas funciones.

Ojos en la ciudad

Desde el 10 de diciembre la Intendencia de Montevideo comenzó a fiscalizar el tránsito a través de cámaras, que se gestionan desde el Centro de Gestión de Movilidad (CGM). Desde allí se controlan 55 cámaras para monitoreo de tránsito y 170 cámaras para conteo de vehículos. En la capital se fiscalizan 30 cruces ubicados en rambla Sur y zonas anexas, avenida Italia, bulevar Artigas, avenida General Flores, avenida 8 de Octubre, avenida General Rivera, avenida De las Leyes, avenida Sarmiento y 26 de Marzo.

Comentarios