Motor > VEA EL VIDEO

Márquez le fue a pedir disculpas a Rossi y éste no se las aceptó

En Argentina, el duelo entre ambos tuvo un nuevo round luego de que el español tocara y tirara al piso al italiano

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2018 a las 18:29

El piloto británico Cal Crutchlow (LCR Honda) dio la campanada y ganó el domingo el Gran Premio de Argentina de MotoGP, segunda prueba del Campeonato Mundial de 2018, secundado por el francés Johann Zarco (Yamaha Tech 3) y el español Alex Rins (Suzuki).

La carrera quedó sin embargo marcada por la latente indisciplina del vigente campeón, el español Marc Márquez, quien cruzó la línea en el quinto lugar, pero fue relegado al decimoctavo puesto después de recibir una sanción de 30 segundos por chocar con Valentino Rossi en un intento de adelantamiento.

Su arriesgada maniobra acabó con el italiano en el suelo y una nueva polémica para alimentar el largo historial entre ambos.

Embed

Si hasta ese momento todo había transcurrido con normalidad con la victoria de los italianos Marco Bezzecchi (KTM), en Moto3, y Mattia Pasini (Kalex), en Moto2, cuando llegó la carrera de MotoGP todo se enturbió desde el principio.

Primero con la decisión de Dirección de Carrera de penalizar a todos los corredores menos el australiano Jack Miller (Honda RC 213 V) por abandonar la formación de salida, y después por las hasta tres sanciones impuestas a Márquez.

La primera de ellas le llegó en la misma formación de salida, pues su Repsol Honda se paró y tuvo que arrancar la misma "al empujón", algo que podía hacer, pero se equivocó al subirse a la moto y circular en dirección contraria al sentido de la carrera. De haber echado hacia atrás la moto hasta su posición de partida, no habría sido penalizado.

Y esa penalización con un paso por la calle de talleres fue la que trastocó por completo los planes de Marc Márquez, quien cumplió con la penalización pero regresó a la pista completamente "desmelenado", pues en su afán de recuperar terreno lo más rápidamente posible rozó los límites de la legalidad y la conducta deportiva en más de una ocasión.

Su agresiva remontada le llevó a realizar adelantamientos realmente al límite, como el que protagonizó con Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que se saldó con un buen susto y la primera sanción de perder una posición, pero como cuando Dirección de Carrera se la notificó en pista ya había adelantado a varios pilotos más, la misma no supuso una gran pérdida y Márquez apenas tuvo que dejar pasar al japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V) para volver a adelantarlo poco después.

El momento del toque de Márquez a Rossi
El momento del toque de Márquez a Rossi
El momento del toque de Márquez a Rossi

Su desaforada remontada continuó con la maestría y eficacia habitual en Marc Márquez, pero también con la inefable premisa de "vale casi todo", y así fue como llegó hasta Valentino Rossi y, aunque rodaba casi medio segundo más rápido que él, se equivocó en el momento de adelantarlo y forzó un nuevo y garrafal error que acabó con el italiano por los suelos tras pisar la hierba.

La remontada de Márquez continuó, pues marcó la vuelta rápida de carrera en el vigésimo segundo giro, pero todos sabían que habría nueva sanción y habría que esperar la misma. Treinta segundos que le hicieron pasar de la quinta -tras adelantar "in extremis" a Maverick Viñales- hasta la decimoctava plaza.

Paradojas de la competición: justo por delante de Valentino Rossi (decimonoveno), cuyo "asesor deportivo", su íntimo amigo de toda la vida, Uccio Salucci, le negó el paso a su taller tanto a Marc como al representante de Honda, Alberto Puig, y el representante del piloto, Emilio Alzamora, cuando quisieron pedir disculpas al campeón italiano.

La bronca de Valentino: "Tengo miedo con Márquez en la pista"

"Márquez tiene que alejarse de mí y no mirarme más a la cara", dijo el italiano en conferencia de prensa tras la carrera. "Si haces algo malo no tienes valor de venir solo, con las cámaras y su mánager. Que tenga el respeto de alejarse", agregó.

"Tengo miedo con Márquez en la pista, porque viene expresamente a por mí. Busca a propósito tirar pilotos, es su estrategia. Va buscando las piernas. Márquez ha destrozado nuestro deporte", señaló el italiano, notoriamente enfadado.

Crutchlow se puso a la cabeza del Campeonato Mundial tras la victoria de este domingo y su cuarto puesto en el Gran Premio de Catar. Con 38 puntos, comanda el ránking por delante del bicampeon italiano Andrea Dovizioso (Ducati, 35 puntos) y Zarco (28).

"Es bonito ganar. Tomé riesgos. En Austin intentaremos estar entre los cinco primeros y sumar el máximo de puntos posibles", dijo Crutchlow, quien tomó el control de la carrera a dos vueltas del final.

El británico superó a Zarco por un cuarto de segundo y a Rins por dos segundos y medio.

Comentarios