BBC

BBC

Salud mental perinatal: "Quería abortar a mi bebé concebido por fecundación 'in vitro'"

Para muchas mujeres, el embarazo es una etapa mágica. Pero ¿qué ocurre cuando la experiencia no es como se esperaba?

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2018 a las 08:02

Mujer embarazada
Getty Images
Una de cada cinco madres experimentan problemas de salud mental antes y después de dar a luz

Para muchas mujeres, el embarazo es una etapa mágica. Pero para otras, esa experiencia puede ser una auténtica lucha.

Una de cada cinco madres experimentan problemas de salud mental antes y después de dar a luz, aunque el 75% de ellas no son diagnosticadas ni reciben el tratamiento y apoyo adecuados.

¿Qué ocurre cuando el embarazo no resulta para nada como se esperaba?

Este es el testimonio de una mujer que se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro porque ella y su marido no podían concebir de manera natural, pero deseaban tener un bebé.

"Quería terminar el embarazo"

Joshna Mavji es una mujer que vive en Reino Unido y tenía problemas para quedarse embarazada. Por ello, junto a su marido Sannjay, decidió someterse a un tratamiento de fecundación in vitro.

Cuando le diagnosticaron hiperémesis gravídica (fuertes náuseas matutinas) ingresó en el hospital.

Esa experiencia le hizo sentir que era una "mala señal".

Test de embarazo
Getty Images
Joshna Mavji dijo que tenía altas expectativas sobre cómo sería el embarazo.

"Sentí que algo me decía que no tenía que ser", dijo Joshna, una doctora de 34 años.

"Estaba enferma constantemente, entraba y salía del hospital a cada rato. Era física y mentalmente agotador".

Joshna dijo que había deseado durante tanto tiempo su bebé "milagro" que sentía una presión adicional por tener un embarazo "perfecto".

Pero, cuando habían pasado unos tres meses de embarazo, sentía que ya no podía continuar.


Enfermedad mental perinatal

  • 1 de cada 5 mujeres experimentan problemas de salud mental perinatal.
  • Pueden ocurrir durante el embarazo o en el año posterior a haber dado a luz.
  • Las formas más comunes son depresión, ansiedad y desorden obsesivo compulsivo.
  • Si no se trata correctamente, puede producir efectos duraderos en la mujer y su familia.

Fuente: NHS, Mind, The Maternal Health Alliance


"Hablé con una especialista y le dije que no podía continuar con el embarazo. Había tenido bastante", recuerda.

"Como me sometí a un tratamiento de fecundación in vitro, ella no podía entender como había estado tan desesperada por tener un bebé y ahora quería terminar con el embarazo.

"Me sentí patética, estúpida", reconoce Joshna.

Mujer embarazada.
Getty Images
Las formas más comunes de problemas de salud mental perinatal son la depresión, la ansiedad y el desorden obsesivo compulsivo.

Así que acudió a su médico de cabecera, que la derivó a un equipo de crisis de salud mental que le recetó antidepresivos.

Pero después del nacimiento, su depresión regresóacompañada de ataques de pánico.

Finalmente, confió en el profesor de yoga de su bebé, quien la puso en contacto con Acacia Family Support, una organización basada en Birmingham, Reino Unido, que apoya a mujeres con problemas de salud mental antes y después del embarazo.

"Lo tienes todo: amigos, una familia que te apoya, una casa, un buen trabajo, no eres una madre soltera, no tienes una razón para sentirte mal", admite Joshna.

"Sentía como si la gente me mirara y se preguntara: '¿por qué te sientes así?'"

"Pero Acacia nunca me hizo sentir así. Fue mi salvavidas".

Joshna dijo que el embarazo fue tan duro que ella y su marido están considerando la posibilidad de la adopción para el futuro.

"Mi primera experiencia fue demasiado traumática y no quiero sufrir de la misma manera", asegura.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...