Nacional > ANÁLISIS GONZALO FERREIRA

Una semana más de desenfoque y de falta de una agenda propositiva

Ausencias y presencias del presidente Vázquez

Tiempo de lectura: -'

05 de agosto de 2018 a las 05:00

¿Qué temas le preocupan a un presidente? ¿Qué temas le ocupan? ¿Cómo llega un tema a estar en la agenda del presidente? Esa son tres preguntas que cualquier periodista de política, sea el momento que sea, siempre debe tener en la cabeza porque marcan una parte del trabajo cotidiano.

Hay presidentes más abiertos y presidentes más cerrados. Pero esas preguntas siempre se tienen que intentar contestar. Eso es lo que refleja la "agenda del gobierno".

¿Qué tiene en la cabeza el presidente Tabaré Vázquez? Es un enigma. La duda es: los periodistas hacen mal su trabajo y falta información o el gobierno no tiene temas propios que lo transformen en algo más que un "solucionador de problemas". Es probable que parte de la "culpa" sea de los periodistas. Pero cada vez es más evidente que el problema no es tanto de información, sino de acción.

El gobierno está cada vez más ausente y sin agenda. A medida que se agotan los cinco años de gestión eso se vuelve más dramático.

Solo basta con repasar los temas que el propio gobierno comunica para demostrar el punto.

Lea también: Silencio presidencial

Pero como muestra también vale observar las acciones públicas del presidente Vázquez. En esta semana hubo dos decisiones. La más fuerte fue por la crisis de la empresa Pili. Allí el gobierno sí transmitió acción, tal como lo informó El País el jueves. Vázquez medió en las diferencias entre los ministros Danilo Astori y Ernesto Murro, y dio la orden de actuar y "conseguir" US$ 1 millón para salvar a la empresa, según esa misma versión. Sin entrar en la polémica sobre lo acertado de la decisión (porque una pregunta pertinente es si el gobierno se va a involucrar de igual manera en las crisis de todas las empresas o solamente de las que le gustan) esta acción es responsiva.

No es un gobierno que está propositivamente instalando un tema. Reacciona a un problema, que obviamente es grave y profundo e involucra fuentes laborales de una empresa privada.

De marcar la agenda con temas propios y alineados que generen cambios reales para la población, cero.

El segundo asunto en el que el presidente estuvo activo públicamente , y sobre todo la forma en que el tema llega a meterse en la agenda presidencial, ilustra de forma más clara la problemática.


Se trata de una promocionada reunión con el sindicato de maestros de Montevideo (Ademu). Según declaró la secretaria general de ese gremio, Daysi Iglesias, "el señor periodista" (Marcelo "Fito" Galli) les planteó, "durante una entrevista televisiva", la idea de realizar acciones diferentes a un paro ante las agresiones a maestros. Y allí les sugirió utilizar las campañas de bien público incluidas en la ley de medios (como lo que hizo el Sistema de Cuidados y OSE).

Ademu envió una carta a Vázquez y el presidente los llamó a una reunión, que se realizó este miércoles y tenía a todos los medios en la puerta. ¿Es realmente este un tema prioritario que deba encarar el presidente o podría solucionarlo otro jerarca?

Esta misma semana se hicieron públicos los datos ya anunciados sobre el aumento en más del 50% de las rapiñas en el primer semestre del año, en comparación con el mismo período del anterior.

Mientras asuntos de menor importancia se llevan la atención de Vázquez, ya se cumplieron dos meses de la promesa de un "gran anuncio" sobre seguridad, que nunca llegó.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...