Opinión > OPINIÓN / Wang Gang

Uruguay y la Franja y la Ruta

Un acuerdo que promete horizontes positivos

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2018 a las 05:00

Por Wang Gang *

El 20 de agosto de 2018, el Canciller Nin Novoa firmó en Beijing un memorándum de entendimiento por el cual Uruguay se incorpora a la Franja y la Ruta, convirtiéndose en el primer país del Mercosur en firmar tal documento de cooperación con China, lo cual refleja plenamente la visión estratégica del Uruguay en sus relaciones con China, por lo que expresamos nuestro alto aprecio.

La Ruta de la Seda comenzó en la antigua China, conectando los continentes de Asia, Europa y África. En sus primeros días, transportaba principalmente seda y porcelana china. Más tarde, se convirtió gradualmente en la principal vía para los intercambios Este-Oeste. En 1877, el geógrafo y geólogo alemán Ferdinand von Richthofen acuñó por primera vez este término. Por el modo de transporte, la Ruta de la Seda se divide principalmente en la ruta terrestre y la marítima, intersección de las antiguas civilizaciones occidentales y orientales.

En septiembre y octubre de 2013, durante su visita a países del Asia Central y el Sudeste Asiático, el presidente de China Xi Jinping lanzó la importante iniciativa de la construcción de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, la cual recibió gran eco de la comunidad internacional. La población total a lo largo de la Franja y la Ruta es de aproximadamente 4,400 millones, y su PIB, cerca de 21 billones de dólares, representando el 63% y el 29% del mundo respectivamente. La construcción conjunta de la Franja y la Ruta se ajusta a la multipolarización mundial y la globalización económica, defiende el sistema global del libre comercio y la economía mundial abierta, para crear un marco abierto, equilibrado e inclusivo de la cooperación económica, está en línea con los intereses comunes de la comunidad internacional, destacando la búsqueda del bienestar de la sociedad humana, es una activa exploración de un nuevo modelo de cooperación internacional y gobernanza global, que ha agregado nuevas energías positivas a la paz y el desarrollo mundiales.

La Franja y la Ruta aboga por la deliberación en común, la construcción conjunta y el codisfrute, y se adhiere a los principios de apertura y cooperación, armonía e inclusión, operación de mercado, beneficio mutuo y el ganar-ganar. Se esfuerza por hacer realidad la coordinación de las políticas, la conexión de las infraestructuras, la fluidificación del comercio, la conectividad financiera y la comprensión mutua entre los pueblos, con el fin de crear nuevas plataformas de cooperación internacional e inyectar nuevas fuerzas motrices al desarrollo conjunto. En el 2016, la 71ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que incorporó a la Franja y la Ruta. La II Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y China, que se celebró en Santiago de Chile en enero pasado, también publicó una Declaración Especial sobre La Franja y la Ruta. Muchos países de la región consideran a la Franja y la Ruta como una gran iniciativa y han manifestado su gran interés en ser parte de ella. Comparten la idea de que la construcción conjunta de la Franja y la Ruta ofrecerá nuevas concepciones, vitalidades y perspectivas a la Asociación de Cooperación Integral CELAC-China.

En mayo de 2017, el Primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional se celebró en Beijing. Los invitados de más de 100 países se reunieron para discutir temas de vital importancia sobre la construcción y cooperación de la Franja y la Ruta. La Franja y la Ruta es propuesta de China, pero no constituye el "solo" de China, sino una "sinfonía" con participación de todos los países y un importante producto público internacional en beneficio de todo el mundo. En el 2019, China celebrá el segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional.

Un proverbio chino reza: La amistad perdura sólo cuando se basa en la sinceridad. El espíritu de la Ruta de la Seda, con la paz, cooperación, apertura, inclusividad, aprendizaje y beneficio mutuo y el ganar-ganar como su núcleo, es un gran patrimonio de la civilización humana. Los países de América Latina y el Caribe forman parte de la extensión natural de la Ruta de la Seda Marítima. Uruguay fue pionero en la región en apoyar la iniciativa de la Franja y la Ruta, convirtiéndose en el primer país del Mercosur en firmar un memorándum de entendimiento sobre la construcción conjunta de la Franja y la Ruta con la parte china, justamente en el 30° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, hecho que muestra la concienciación estratégica y el espíritu emprendedor del Uruguay para profundizar integralmente su relación con China. China se perfila desde hace años como el primer socio comercial del Uruguay y el principal mercado de la carne, la celulosa, la soja y la lana uruguayas, el volumen comercial bilateral de 2017 es casi 40 veces el de 1988. El comercio bilateral en la primera mitad del año se incrementó en un 24% en comparación con el mismo periodo del año pasado, del cual las exportaciones uruguayas lo hicieron en un 38,9%. A partir del 14 de julio pasado, los ciudadanos de ambos países podrán solicitar visas de múltiples entradas de 10 años para hombres de negocios. El Consulado General del Uruguay en Guangzhou será inaugurado por el Canciller Nin Novoa en ocasión del aniversario de la Declaratoria de la Independencia del Uruguay de este año. La cooperación bilateral contempla grandes potencialidades y amplias perspectivas. Tenemos plena convicción de que, con las atenciones personales y orientaciones estratégicas de ambos mandatarios, la asociación estratégica entre China y Uruguay logrará el empalme estratégico de desarrollo bajo el marco de cooperación internacional de la Franja y la Ruta, la cooperación pragmática en todos los ámbitos y el intercambio cultural rendirán aún más frutos y ofrecerán nuevas oportunidades para el desarrollo de ambos países en beneficio de ambos "orientales".

* Embajador de China.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...