16 de mayo 2024
20 de marzo 2024 - 12:35hs

Aunque no las veamos las internas siempre están. La acefalia con la que convive el peronismo da lugar a especulaciones y construcciones insipientes. “Sin conducción no hay 2025, ni 2027”, dice uno de los intendentes del conurbano que por ahora se mantiene al margen de la disputa que comienza a aparecer en las entrañas del peronismo bonaerense.

La distancia y la tensión que existe entre Máximo Kirchner y Axel Kicillof no es novedad dentro del tablero político. La supuesta tregua en pos de enfrentar las políticas desplegadas por el Gobierno de Javier Milei es tan frágil como la cohesión de los bloques parlamentarios.

El peronismo no solo se alejó del poder a nivel nacional, sino que hoy no tiene una conducción definida. En ese marco, los históricos armadores bonaerenses ruegan por tiempo. Imploran por las elecciones de medio término del 2025 y sueñan con la consolidación de un nuevo liderazgo.

Más noticias

En ese marco, Jorge Ferraresi fue el primero en levantar la voz. Pero en realidad es el eco de muchos intendentes que ven como concluida la etapa del kirchnerismo como única conducción del peronismo. No es la primera vez que el intendente de Avellaneda intenta dar por terminado el ciclo kirchnerista al frente del peronismo. Ferraresi fue uno de los dirigentes que intentó construir un albertismo.

 

 

Las cartas de la renovación del peronismo comenzarán a jugarse el próximo viernes en el Congreso que se llevará adelante en el estadio de Ferrocarril Oeste en el barrio porteño de Caballito. Está previsto que ese día se apruebe la licencia de Alberto Fernández como titular del PJ y se ponga en funcionamiento una mesa de acción política. Sin embargo, nadie descarta que también se ponga plazo para la elección interna de nuevas autoridades que podría ser fijada para agosto o septiembre.

Si bien, en ese marco, el nombre de Axel Kicillof asoma por fuerza propia por ser el dirigente del espacio que gobierno el distrito más importante del país, no está clara la voluntad del mandatario bonaerense para hacerse cargo de la conducción del PJ a nivel nacional.

“Seguramente el proceso terminará con la elección de cuatro o cinco compañeros que tendrán la tarea de reorganizar y poner en orden el partido”, explica un experimentado intendente ante la consulta de El Observador.

Entre los nombres que suenan para esa mesa de normalización aparecen Juan Manzur y Lucia Copracci, dos dirigentes con experiencia territorial y de gestión.  También dentro de la danza de nombres aparecen Cristina Alvarez Rodríguez y Analía Rach Quiroga. Por ahora ninguno expresó públicamente su voluntad de conducir el proceso de reconstrucción.

Desde la gobernación bonaerense miran el proceso con calma. Entienden que no es momento para dar las discusiones internas de cara a la sociedad. Sin embargo, Jorge Ferraresi insiste en comenzar a construir los cimientos para Axel Kicillof se convierta tanto en el conductor del peronismo a nivel nacional como en el candidato natural para encabezar la boleta del peronismo en el 2027.

Desde la Ciudad de La Plata creen que es inoportuno forzar un posicionamiento a nivel nacional en estos momentos. Por fuera del círculo más cercano al gobernador no dan crédito a la estrategia que plantea Ferraresi y entienden que más allá de la lógica que impone a Kicillof como referente por ser el gobernador de la provincia de Buenos Aires aseguran que gestionar la provincia en tiempos de Milei será una tarea que terminará por esmerilar la figura del economista.

Así las cosas, el panorama del peronismo aparece como una combinación de incertidumbre y desconcierto. Sin embargo, más allá de eso, el PJ está dispuesto a poner en marcha su maquinaria para intentar llegar competitivo tanto a las elecciones de medio término como al 2027.

Temas:

peronismo Axel Kicillof Máximo Kirchner

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar