27 de mayo 2024
15 de abril 2024 - 9:16hs

¿Quién está ganando la batalla cultural en la Argentina? Javier Milei, y por mucho. Pero no tanto por mérito propio, sino como resultado de la comparación y el contraste con el pasado reciente. 

El contraste, por ejemplo, entre su impactante foto con Elon Musk del viernes, versus el inolvidable papelón de Cristina Kirchner en Angola con Guillermo Moreno hablándole al oído y ella haciendo los gestos de la gallinita. La comparación entre la química del presidente y el dueño de la red social X contra el falso igualitarismo que te querían vender invitando a L- Gante a cantar el Himno Nacional, junto a la soprano trans integrante del Teatro Colón María Castillo de Lima, con un sobreimpreso digital del Nunca Más. 

Más noticias

Milei está ganando la batalla cultural porque se anima junto con su hermana, Karina Milei, a ordenar que se tape la placa celebratoria del ex Centro Cultural Kirchner, donde los nombres de Julio De Vido y José Francisco López, el de los bolsos con 9 millones de dólares, nunca debían haber sido incluidos. Y está ganando la batalla porque comprendió, antes que la mayoría, que el tiempo del falso progresismo ya caducó.

Más de la mitad los argentinos ya asimilaron que todo era una excusa del kirchnerismo para justificar y perpetuar la toma del poder con inflación, corrupción, y pobreza. Es decir: una enorme fiesta que todavía no terminamos de pagar, y que aún estamos sufriendo. En especial, los mismos pobres a quienes ellos dicen que vienen a defender.

Algunos kirchneristas melancólicos, todavía desorientados, resisten como pueden. Usando a actores como Esteban Lamothe, militante de la candidatura presidencial de Wado de Pedro,  para tratar de evitar que el sentido común de Guillermo Francella los vuelva a poner en evidencia como lo que son: unos tristes comisarios del pensamiento libre.

Otros utilizan la herramienta del desparpajo, para ver si pueden cooptar a algún desprevenido como la ex legisladora Ofelia Fernández haciendo cosplay y bailando de manera frenética en homenaje a la serie de Animé “Ataque a los titanes”, en uno de los programas del streamer Tomás Rebord.

Pero Milei también estaría ganando la batalla porque el mundo en general y la Argentina en particular parecen estar saliendo de la denominada ideología woke, donde la cultura de la cancelación y la corrección política llegaron a su fin.

Quizá la tesis más acabada de este cambio de época la hayan suministrado Gastón Duprat y Mariano Cohn, con la serie que acaban de estrenar, Bellas Artes. La vimos este fin de semana. La recomendamos fuerte. Te va a romper la cabeza. Tiene apenas 6 capítulos de media hora cada uno. La actuación de Oscar Martínez es soberbia.

Oscar hace de Antonio Dumas, un historiador de arte y gestor cultural, quien gana un concurso para dirigir un importante museo de Arte en Madrid. Vale la pena compartir el trailer. Se mete con todos los lugares comunes de la corrección política.

Duprat y Cohn son los creadores de Nada, Competencia Oficial y El encargado, entre otros grandes éxitos. Además de ser unos animales de trabajo, son un par de grandes provocadores. Van a contramano del soviet de los artistas progres y empáticos, y les hacen decir a sus personajes sentencias inolvidables. Como la de Eliseo, el encargado, sobre “los garcas” que trabajan de buenos. Algunos creen que las referencias apuntan a Juan Carr. A nosotros nos parece que le caben a una gran parte de la progresía política, cultural, académica y periodística de la Argentina.

Milei y el ministro de Economía, Luis Caputo, sostienen que el gobierno también está ganando la otra gran batalla. La batalla contra la inflación. Y no solo por la progresión de la desaceleración que llevó a la del último marzo al 11 por ciento. También porque la última inflación pura de Sergio Massa, la de noviembre del año pasado, había trepado al 12,8%, casi dos puntos más de la que se registró ahora.

Caputo, a quien Milei, mitad en broma, mitad en serio, lo colocó en la categoría de talibán, le empezó a tomar el gustito a X. Y el mismo viernes puso de relevancia dos datos: la inflación núcleo, por primera vez, había bajado de dos dígitos a un dígito a exactamente 9,4%; y que el relevamiento de expectativas del REM para los tres primeros meses del año había llegado al 66 por ciento. O sea, 27 puntos menos que el 51,6% real.

Luis Caputo habló sobre la inflación de marzo.

Sin embargo, ahora y aquí, la gran batalla de Milei es contra el tiempo y para mantener lo que lo hace diferente de la mayoría de los políticos: su integridad y su credibilidad.

Contra el tiempo, porque el fuerte ajuste que prometió, y que está ejecutando a los ponchazos, con algunas fallas en la implementación, podrían empezar a generar alguna preocupación creciente. En este sentido, las conclusiones de la última encuesta de Opina Argentina sobre expectativas económicas es muy ilustrativa.

Pero también generan dudas, algunas preguntas no respondidas sobre la ley de bases, el capítulo fiscal y la decisión de designar a Ariel Lijo en reemplazo de Juan Carlos Maqueda como nuevo miembro de la Corte Suprema de Justicia. Preguntas tales como:

En el círculo íntimo de Milei temen que la solución que le aportó Ricardo Lorenzetti para que la Corte no ponga trabas a sus reformas estructurales no sea todo lo efectiva que en verdad pensaban.

La semana pasada, alguien a quien Milei escucha y valora, le hizo la siguiente pregunta: "¿Y si los senadores de Cristina aprueban el pliego de Lijo pero no dejan pasar el de Manuel García Mansilla?”

García Mansilla es un académico muy respetado, pero intragable, desde el punto de vista ideológico, para los senadores de Unión por la Patria. Y también para muchos de la UCR. “¿Y si la defensa de un juez como Lijo te hacer caer todo el discurso anticasta con el que construiste la narrativa de tu victoria y de tu gestión?, le volvió a meter la semillita de la duda.

Esta semana, las propuestas de Lijo y García Mansilla serán publicadas en el Boletín Oficial. A partir de ese momento, el presidente tendrá dos semanas para confirmarlos o retirarlos.

¿Estará ahora mismo evaluando el costo a pagar mientras intenta estabilizar la economía? Parece que no está dicha la última palabra.

Temas:

Luis Majul Javier Milei

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar