18 de mayo 2024
23 de marzo 2024 - 15:27hs

Un grupo de activistas han 'okupado' con éxito el bosque de Grünheide, la población alemana situada a las puertas de Berlín en la que ha instalado Elon Musk su fábrica de Tesla, la gran marca estadounidense de coches eléctricos.

No llegan al centenar pero han logrado levantar en el bosque varias casitas y cabañas sobre los árboles. Están fabricadas con los más altos estándares de seguridad y son capaces de seguir ahí durante años, según defienden los activistas de la iniciativa 'Tesla Stoppen' o “Frenar a Tesla”.

Los planes de Musk para su 'Gigafactory' pasan por triplicar sus capacidades y donde se prevé dar trabajo a unas 40.000 personas. Actualmente, la compañía tiene 12.500 empleados en la factoría abierta hace apenas dos años. Esa ampliación, sin embargo, pasa por talar 100 hectáreas suplementarias a las 300 hectáreas ya taladas en su momento en esta boscosa región

Más noticias

Musk quiere que, a corto plazo, de Grünheide salgan un millón de vehículos nuevos al año. Actualmente los trabajadores de Tesla allí luchan por alcanzar el objetivo de producir 500.000 vehículos anuales.

Al alcalde de esa pequeña ciudad, el político independiente Arne Christiani, se ha quejado de la llegada de ambientalistas de toda Alemania a protestar en 'su' ciudad, en la que no viven más de 10.000 habitantes.

Son los habitantes de Grünheide, sin embargo, los que votaron mayoritariamente el mes pasado en una consulta no vinculante en contra de los planes que daban a Tesla la luz verde para talar las 100 hectáreas suplementarias. Dos de cada tres participantes en la consulta se oponía a la tala.

Temas:

Alemania Tesla

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias