12 de abril 2024 - 22:33hs

A falta de 24 puntos por disputarse, la ventaja de siete del Girona en la tercera posición dispara la presión sobre el Atlético de Madrid, cuarto, en el duelo de este sábado en el Cívitas Metropolitano, indudablemente decisivo por el podio y crucial por la Liga de Campeones, mientras aparece ya Dortmund visible en el horizonte del equipo madrileño.

La eliminatoria contra el conjunto alemán por una plaza en las semifinales de la 'Champions', inalcanzables desde 2017, condiciona indudablemente el partido de este sábado. Sobre todo, por el desgaste de la ida en casa del pasado miércoles, pero también por lo que se avecina con la vuelta fuera el próximo martes en el intimidante Signal Iduna Park con un 2-1 a favor, pero sin pausa, sin apenas descanso, a todo o nada, sin excusas.

Más noticias

El desgaste es inevitable. Físico y mental. Las rotaciones también. Sólo cinco jugadores, previsiblemente, repetirán de inicio del miércoles a este sábado. Son el portero Jan Oblak, el lateral derecho Nahuel Molina, los centrocampistas Rodrigo de Paul y Koke Resurrección y el delantero Antoine Griezmann, según las pruebas.

Seis serán nuevos. Axel Witsel, José María Giménez, César Azpilicueta, Samuel Lino, Marcos Llorente y Álvaro Morata pasarán de la titularidad al descanso, de inicio en el banquillo. Los suplirán en el once Stefan Savic, Mario Hermoso -ya recuperado de una lesión muscular que lo ha apartado de los últimos tres choques-, Reinildo Mandava, Rodrigo Riquelme, Saúl Ñíguez y Ángel Correa, con la duda del sistema con cinco o cuatro atrás.

No están disponibles para Simeone ni Pablo Barrios, sancionado, ni Memphis Depay, lesionado, ni Thomas Lemar, en el proceso de ponerse a punto tras más de seis meses de baja. Y hay seis apercibidos, a una tarjeta del ciclo de amarillas: Griezmann, Koke, Llorente, Giménez, Savic y Gabriel Paulista. La siguiente jornada aguarda el Alavés.

Antes, el Girona. Es un partido clave para el grupo de Diego Simeone, que nunca ha bajado del tercer puesto de LaLiga EA Sports ni se ha quedado fuera de las plazas de la Champions en ninguno de sus once cursos completos en el equipo, desde 2012-13 hasta la actualidad.

Hoy, la tercera plaza está más que en duda: depende del resultado de este sábado. Ni más ni menos. Si gana el Girona, el conjunto catalán se irá a los 68 puntos, que serían diez más que el Atlético, con la diferencia particular además a su favor. Quedarían 21 por jugar. La competencia sólo la aviva un triunfo local, que acortaría la distancia a sólo cuatro puntos. Por detrás, además, lo presiona el Athletic, a dos puntos y que el domingo recibe al Villarreal.

En esa incertidumbre tan inquietante, desconocida habitualmente para el Atlético de Simeone a estas alturas de la campaña, aunque no tanto en los últimos tiempos, transita el conjunto rojiblanco; irregular toda la temporada, ganador de uno de sus últimos tres encuentros o de tres de los ocho más recientes de LaLiga EA Sports, pero reforzado por sus actuaciones en la Liga de Campeones o la victoria de la pasada jornada en Vila-Real (1-2).

Un respiro como visitante para el Atlético, que es un equipo prácticamente inabordable en el Metropolitano. Aunque haya perdido dos de sus últimos seis compromisos en casa (0-1 con el Athletic y 0-3 con el Barcelona), todo está dentro de una secuencia de 39 encuentros entre todas las competiciones como local de los que sólo perdió esos dos duelos, empató dos (ambos con el Getafe)... Y ganó 35. Algunos con una fuerza arrolladora.

Hasta allí acude el Girona, que, en las últimas siete citas, gana en casa y pierde fuera. Ha caído en sus últimos cuatro duelos ligueros como visitante, sin goles a favor además en tres de ellos, cuando venía de once encuentros invicto lejos de Montilivi hasta el 4-0 contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Desde su estadio, con tres triunfos seguidos y nueve en los últimos once choques invicto ante su público (incluido el 4-3 con el que se impuso al Atlético a principios de año), se ha sostenido el equipo de Míchel en la tercera plaza, al que ya le queda lejos la competencia por la cima del Real Madrid, a diez puntos, pero todavía ve desde cerca la segunda plaza que ocupa ahora el Barcelona, que inicia la jornada dos puntos por encima.

El conjunto de Míchel Sánchez puede sellar su clasificación matemática para jugar competición europea este fin de semana, incluso antes de jugar si el Betis no gana en casa al Celta de Vigo, aunque el vestuario está centrado en el "sueño" de disputar la Liga de Campeones de la próxima temporada, con nueve puntos más ahora que el Athletic, quinto.

Un triunfo en Madrid sería un paso de gigante para el Girona, en el que Míchel recupera a un jugador clave, Sávio Moreira, que debería regresar al once tras cumplir sanción, y a Toni Villa, tras un año inédito por una grave lesión de rodilla, pero tiene la baja de Viktor Tsygankov por molestias musculares.

Yangel Herrera es el favorito para cubrir la ausencia del sancionado Iván Martín, autor del gol en el descuento que resolvió el duelo de la primera vuelta entre los dos equipos (4-3): fue la primera y única victoria del Girona contra el Atlético, después de cinco empates y tres derrotas. EFE

Temas:

España Girona FC Atlético de Madrid LaLiga española Cholo Simeone

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Más noticias de Argentina

Más noticias

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos