20 de mayo 2024
20 de abril 2024 - 18:23hs

El Girona selló este sábado la clasificación europea con un triunfo ante el Cádiz en Montilivi por 4-1 que sirve para dar un nuevo paso hacia el objetivo y el sueño de la Liga de Campeones, ya que con 18 puntos aún en juego tiene 10 más que el quinto clasificado, el Athletic Club, que en la próxima jornada visitará al Atlético de Madrid.

El equipo de Míchel Sánchez, invicto en Montilivi desde septiembre, consiguió la cuarta victoria consecutiva ante su afición, rendida a sus futbolistas, con dos preciosos goles de Èric García e Iván Martín en la primera mitad y tantos en la segunda mitad de Artem Dovbyk, más 'pichichi' (18), y Portu.

Más noticias

El cuadro de Mauro Pellegrino cerrará la trigésima segunda jornada a seis puntos de la salvación. Gonzalo Escalante hizo su gol. La victoria del Celta de Vigo, primer equipo fuera de la zona roja, obligaba al Cádiz a puntuar en Montilivi y el equipo andaluz propuso una presión adelantada e intensa para intentar incomodar al Girona y correr al contraataque, pero se vio absolutamente superado por un rival que fue dueño y señor desde el inicio.

Los rojiblancos arrinconaron a su rival y solo necesitaron nueve minutos para encontrar el premio del gol, en una jugada de estrategia tan bonita como perfecta: Aleix García sacó en corto, Iván Martín jugó con Sávio Moreira y el extremo brasileño centró al corazón del área para que Èric, de cabeza, celebrara el 1-0.

El gol no cambió el guion y antes del cuarto de hora el Girona tuvo tres ocasiones claras más. Primero Yangel Herrera disparó al palo desde la frontal y Artem Dovbyk marcó en fuera de juego al cazar el rechace. Después Sávio dejó solo a Iván Martín delante de Conan Ledesma con un gran centro, pero el '23' se equivocó al no rematar a gol e intentar ceder el balón a Dovbyk. Luego, en el 14', Yan Couto, en el segundo palo, no supo aprovechar un gran centro de Miguel Gutiérrez desde la izquierda.

A la cuarta fue a la vencida. En el minuto 22 Miguel, lateral izquierdo sobre la hoja de alineaciones, habilitó a Iván Martín con un precioso pase de tacón desde el vértice derecho del área y el murciano, de nuevo en al once tras cumplir sanción en la derrota ante el Atlético de Madrid, encarriló el partido con un tiro cruzado.

El Cádiz no fue rival para el equipo catalán y en la última acción del primer acto se salvó del 3-0: Sávio se plantó ante Conan tras una pelota en largo de Paulo Gazzaniga prolongado por Dovbyk, pero su vaselina se estrelló en el travesaño. Pellegrino hizo calentar a todos sus suplentes en el tiempo de descanso.

El segundo tiempo comenzó con Gonzalo Escalante y Chris Ramos en el sitio de Álex Fernández y Juanmi Jiménez y con un paso adelante del Cádiz y un paso atrás del Girona, que a la hora de juego perdió por lesión a Yangel Herrera. Antes Gazzaniga había detenido en dos tiempos un potente disparo de Lucas Pires.

El Cádiz no conseguía crear peligro y el Girona, tranquilo, supo administrar su renta y a los 71 minutos acabó de sentenciar el encuentro por si todavía quedaba alguna duda, en una jugada validada por el VAR tras varios minutos: Miguel puso un balón al área y Dovbyk se resolvió ante su par para batir a Conan.

El equipo andaluz marcó el gol del honor en el 81', obra de Escalante a la salida de un córner, pero Portu respondió al minuto al adelantarse a la salida del meta visitante para lograr el 4-1 definitivo y redondear una noche feliz por el redebut de Toni Villa, un año después, e histórica. El Girona, con solo cuatro años en Primera, jugará en Europa. EFE

Temas:

España Girona FC LaLiga española UEFA Champions League Champions League

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias