31 de mayo 2024 - 23:24hs

Carlos Alcaraz despejó cualquier tipo de dudas sobre su rendimiento y estado físico. El murciano, sometido a su primera gran prueba de fuego en este Roland Garros, derrotó por 6-4, 7-6 (5) y 6-3 a Sebastian Korda en casi tres horas de partido y accedió a la siguiente instancia del Grand Slam.

El número 3 del ránking elevó su nivel con respecto al partido anterior contra el neerlandés Jasper de Jong, procedente de la fase previa, pero tuvo que aplicarse a fondo para derrotar a un correoso rival al que hace dos años ya venció en la misma ronda del mismo torneo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/rolandgarros/status/1796651549625614839&partner=&hide_thread=false

Aunque Carlitos venció sin perder ninguna manga y en tres sets corridos, Korda le complicó y mucho el encuentro, especialmente en el segundo set. El dominio de Alcaraz se manifestó desde el primer juego, cuando logró su primera rotura de servicio contra el estadounidense. Estas, no obstante, no fueron exclusivas del español, porque Korda se empeñó en devolvérselas con rapidez a lo largo de todo el cotejo.

Más noticias

Sin embargo, fue el murciano el que logró un 'break' que le permitió ganar el primer set y colocar la primera piedra de este triunfo de tanta envergadura y que tanto vale en su primera gran prueba. Ya la segunda manga se tornó más disputada y reñida. Korda estuvo muy cerca ganar la manga, pero Carlitos finalmente la llevó al precipicio, mantuvo la calma y su buen juego para adelantarse en el 'tie-break' y encaminar aún más el encuentro.

El grito de desahogó de Carlos Alcaraz

En la tercera manga abundaron más los errores, en parte por el desgaste físico. No obstante, Carlitos estuvo un poco más acertado y preciso que Korda para ganar el segundo set y, a su vez, para dar un grito importantísimo, en sentido literal y figurado, para largar todo tipo de dudas a la hora de llevarse el partido.

Las advertencias y consejos por parte de Juan Carlos Ferrero, su entrenador, fueron constantes a lo largo de todo el encuentro, también animandolé. La segunda manga era el momento para recuperar la confianza y seguir vivos en el camino hacia el título.

En el último set, Alcaraz no tuvo piedad y consiguió la primera rotura para conseguir adelantarse 4-1 en el parcial y, lanzado en confianza y buen juego, lograr cerrar el partido 6-3 y firmar su pasaje a la próxima ronda.

Temas:

Carlos Alcaraz Roland Garros Grand Slam

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos