Nacional > Ferrocarril Central

¿Cuánto costarán las expropiaciones por el tren de UPM?

El gobierno avanza con distintas etapas para concretar la obra

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2018 a las 05:00

A medida que el tiempo pasa y se van cumpliendo determinadas etapas, las obras para el Ferrocarril Central parecen cada vez más cerca de concretarse. El gobierno está evaluando los últimos aspectos de la oferta económica del grupo Vía Central –la única empresa que continúa en carrera en la licitación- y estima que en enero se comenzarán a mover las primeras carretillas para las obras de este proyecto. 

Y uno de los pasos importantes para dar en ese sentido es la expropiación de los terrenos por donde pasarán las vías del tren. Se trata de 225 padrones que tendrán un costo estimado de US$ 20 millones, según dijo a El Observador el director de Topografía del Ministerio de Transporte, Jorge Franco. El dinero provendrá de Rentas Generales y está dentro de lo que el gobierno tenía pensado invertir para concretar la inversión de la segunda planta de UPM, explicó el jerarca. 

Lea también: Gobierno dio paso clave para encaminar el tren de UPM

De todas formas, el monto es estimado porque todavía no están procesados todos los terrenos que son necesarios expropiar. Entre los feudos que el gobierno debe adquirir para concretar las obras hay algunos que generaron mayor complicación. 

En Florida, el Ministerio de Transporte deberá demoler una parte de una chacra policial que había sido remodelada en 2017. Se trata de un espacio de reclusión donde están recluidos presos de baja peligrosidad y donde realizan plantaciones, tienen una carnicería y una panadería. La chacra había sido remodelada y reinaugurada el año pasado y esa parte de la carnicería y la panadería tendrán que ser reubicadas. El establecimiento está ubicado sobre la ruta 5 a la altura del kilómetro 109.

La diputada Graciela Bianchi también tuvo que vender una chacra de 17 hectáreas y la negociación con el gobierno no fue fácil, según publicó el semanario Búsqueda en mayo de este año. Se trata de una chacra de fin de semana en la que cría caballos y ovejas. La diputada dijo haber sufrido “daño moral”. 

El Ministerio de Transporte pretendía en principio hacerle una expropiación parcial de cinco hectáreas, según contó, pero como el tren pasaría a apenas diez metros de la casa finalmente logró que el gobierno comprara las 17 hectáreas. 

En proceso

El martes 4, el gobierno abrió el sobre de la oferta económica de este proceso y, si todo está en regla, el proyecto será adjudicado en el correr de los próximos días a Vía Central, un consorcio conformado por las empresas Saceem, Berkes y dos entidades europeas. El proyecto ronda los US$ 800 millones. 

De las diez empresas que compraron el pliego para la licitación,  solo tres finalmente se presentaron oferta: Vía Central, la constructora española Acciona y la empresa china CMEC. Sin embargo, CMEC fue descalificada en el primer paso mientras que la española quedó por el camino en la segunda apertura de sobre. Incluso, Acciona presentó dos recursos adminsitrativos contra la licitación por entender que fueron descalificados de forma apresurada y calificó el proceso como “poco transparente”. El motivo por el cual fueron descalificados, según la propia empresa, es que no contaban con el respaldo expreso de la casa matriz. El director de Acciona para Latinoamérica, Diego Pini, aseguró en rueda de prensa que ese respaldo no era un requisito excluyente en el pliego. Sin embargo, el pliego dice expresamente que es necesario el respaldo de la casa matriz, según pudo comprobar El Observador. 

En ese marco, solo el consorcio Vía Central sigue en camino para quedarse con la obra que demandará 36 meses de trabajo. 

Ferrocarril Central es un proyecto que incluye el trazado de 273 kilómetros de vía férrea entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una docena de carriles secundarios para cruces de trenes, un tramo para acceso industrial y más de 40 puentes. Se trata de una de las obras fundamentales para que la empresa finlandesa concrete su inversión en la tercera planta de celulosa del país.

El proyecto prevé que los trenes puedan ir de una ciudad a otra en no más de seis horas (hoy el trayecto insume más de 10), a una velocidad promedio de 50 km/hora, según publicó El País. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...