Economía y Empresas > EVENTO

¿Qué errores se repiten en los currículums de los uruguayos?

La mala elección de la foto, la desorganización y la no adecuación al cargo al que se postula son equivocaciones de las que no escapan jóvenes y experimentados

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2017 a las 05:00

El sábado pasado Lucía, de 24 años, se acercó a una de las mesas de las consultoras presentes en el Smart Talent Day en Kibón, en el espacio destinado al área de CV Checking, un intensivo de 15 minutos para mejorar el currículum vitae. La foto estaba bien, era profesional sobre un fondo blanco; en la formación figuraba la primaria y secundaria pero el consultor le señaló que ésto no aportaba dado que no había asistido a un colegio bilingüe. En líneas generales, su currículum estaba bien. La única recomendación fue que añadiera un párrafo luego de sus datos personales, describiendo sus capacidades profesionales y personales, y que eso fuera variando según la posición a la que se postulara.

Por otro lado, Carmen, con 50 años, hacía un tiempo ya que no actualizaba su currículum. Dado que está buscando cambiar de trabajo, entendió necesario presentarse frente a un escrutinio profesional. Le advirtieron que estaba desorganizado, y también le recomendaron añadir un párrafo descriptivo.
Cientos de personas acudieron al CV Checking para que algunas de las 12 consultoras de recursos humanos hicieran una devolución con aspectos a mejorar del currículum.

Mejores fotografías

Uno de los errores más comunes que perciben las consultoras en los currículums que reciben –durante el evento y durante otras instancias– se refiere a la foto que se coloca en la hoja. La analista de Recursos Humanos de Advice, Magela Fernández, explicó que la foto "es la primera impresión que el reclutador tiene de la persona", pero que en Uruguay, muchas veces ésta no es tan profesional como se necesita. "Suele ser muy informal, o con fondos que no corresponden", dijo.

Al respecto, al finalizar su turno en el CV Checking, desde la consultora DCA comentaron que en muchos currículums faltaban fotos, y que ellos especialmente recomiendan adjuntar una tipo carnet. La consultora Claudia Albarez de DCA comentó que la imagen no debe ser "muy grande ni muy provocativa", ya que al recibir los currículums, se encontraron con algunas de ese estilo.

La consultora de CPA Ferrere, Lorena Quiroga, también comentó que es importante incluir una foto personal, aunque en países como Estados Unidos no se utiliza para evitar la discriminación en la selección. "(En Uruguay) es importante para conocer de antemano al candidato, pero hay que actualizarla: si la persona se cambió el color de pelo o ya no tiene cabello, debe sacarse una foto nueva", sostuvo. Aunque estas cosas son reconocidas como "básicas" desde las consultoras, son errores frecuentes.

Organizar y jerarquizar

Otro de los aspectos que dificulta la lectura de los currículums es la mala organización. La clave está en resaltar lo más importante de forma ordenada. Para María Pía Alonso de KPMG, los currículums no deben ser ni muy extensos que no se terminen de leer, ni muy cortos en los que la información esté comprimida sin espacio a desarrollar las tareas realizadas en cada puesto. Otro aspecto que destacó Alonso es la customización del CV al cargo. "A veces se ponen cosas que poco tienen que ver con el puesto al cual se está postulando la persona, no se puede mandar a todos los cargos el mismo CV sin modificaciones", sostuvo.

La organización no solo sirve para el reclutador que lee el currículum, sino para el mismo postulante, ya que con esto se pueden destacar ciertos aspectos positivos, y dejar más atrás lo que no está tan desarrollados en la carrera profesional. La consultora de Deloitte, Virginia Portugal, vio que algo que se repitió en los currículums que recibieron en el marco del CV Checking fue la "falta de pienso".
"A la hora de armarlo, hay que pensar qué están buscando", comentó.

"Si trabajan en algo no relacionado a la formación que están adquiriendo y quieren desarrollarse profesionalmente en eso que están estudiando, hay que empezar hablando de la formación", expresó Portugal. En el caso inverso, cuando una persona tiene mucha experiencia en un sector sin haber estudiado, ésto debe aparecer luego de la experiencia laboral. "Hay que ser estratégicos a la hora de elaborar un CV", añadió.

El orden ideal para un currículum debe ser comenzar con los datos personales y de contacto, un extracto profesional de pocas líneas, la formación académica y la experiencia –excepto que la experiencia laboral sea más fuerte que la formación–, idiomas, herramientas informáticas, otros estudios o cursos y las referencias laborales (un máximo de tres).

Problema de todos

El promedio de edad de la segunda edición del Smart Talent Day fue de 26 años, según comentó su coordinadora, Viviana Martínez. Eso, se debe en parte a la variabilidad de perfiles que concurrieron; desde jóvenes en busca de su primera experiencia laboral, hasta adultos de más de 40 años que buscan reconvertirse, han quedado desocupados o quieren aprender a armar su CV nuevamente. Es por eso que los errores más comunes con los que se encontraron las consultoras fueron realizados tanto por jóvenes inexperientes como por gerentes senior.

"Muchos jóvenes con poca experiencia laboral se preocupan por mejorar su currículum". María Pía Alonso, consultora de KPMG

Así es que Portugal de Deloitte dijo que esos errores "se ven en todos, ya que encontramos cosas para mejorar en todos los que se acercaron", dijo.

Por otra parte, Albarez de DCA comentó que hay mayor conciencia y preocupación en los uruguayos por mejorar el currículum, ya que entienden que ese puede ser uno de los motivos por los cuales no quedan seleccionados a ningún puesto de los que se presentan. "Cuando no consigue trabajo la gente empieza a pensar que el CV está mal hecho. Lo mismo que cuando hay menos oferta laboral, hay más interés en analizarse", sintetizó.


La tecnología ya está en el sector

La selección y gestión de recursos humanos no quedó exenta a los avances tecnológicos, que en mayor o menor medida, comienzan a visualizarse en los procesos de trabajo de las consultoras locales.
El uso de inteligencia artificial, filtrando a los candidatos por características personales, empresas, formación, entre otras variables, a través de un algoritmo, es algo en lo que LinkedIn abrió la puerta, y las consultoras siguieron su ritmo.

CPA Ferrere está desarrollando un bot que converse con el postulante, realizando una especie de entrevista, dijo el socio del departamento de Estrategia y Capital Humano, Gonzalo Icasuriaga.

Otra de las tendencias que ya se desarrollan en el resto del mundo es el video currículum, en el que el postulante narra su experiencia laboral y su formación a través de un video. Esto, según las consultoras, no se ha desarrollado en Uruguay, pero podría incorporarse para algunos puestos en el futuro, posibilitando conocer más sobre los candidatos a través de sus gestos.

Con foco en lo técnico

Viviana Martínez es coordinadora de Smart Talent, portal de empleo de servicios globales de Uruguay XXI. Comentó que este año el foco estaba puesto en que los jóvenes que se acercaban conocieran a las empresas de servicios globales, apuntando con charlas a brindar herramientas técnicas, vinculadas al mundo laboral.

"Le pusimos mucho más foco al área de CV Checking, que pasó de tener seis consultoras el año pasado a 12 este año. Ha evolucionado el mundo del trabajo, y está bueno que la gente pueda aggiornarse con el evento", indicó.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...