Mundo > Allanamientos

Estiman 10 millones de dólares incautados en allanamiento a Cristina Kirchner

En la propiedad de El Calafate de la ex presidenta de Argentina se incautaron más de 100 objetos y una camioneta Honda

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 15:16

El pasado viernes las autoridades argentinas comenzaron el allanamiento a la propiedad de Cristina Fernández de Kirchner ubicada en El Calafate. El operativo se prolongó durante tres días consecutivos y terminó el domingo pasada la medianoche. Según publicó el diario Clarín, se incautaron 94 cajas con más de 100 objetos y una camioneta Honda. La policía federal estimó que el valor de los objetos secuestrados podrían tener un valor de 10 millones de dólares.

El allanamiento también dejó espacios de la propiedad semi vacíos por los objetos que se retiraron y un sector del subsuelo, donde encontraron las presuntas bóvedas, totalmente roto. El abogado de la ex presidenta de Argentina, que supervisó el allanamiento, pidió que en el acta se dejara constancia de los espacios que quedaron deteriorados por los procedimientos que realizaron la Gendarmería Nacional y la Policía Federal.

Este operativo fue ordenado por el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción. La justicia argentina busca determinar la ruta de los más de U$S 200 millones que el gobierno kirchnerista recaudó de diferentes empresas contratistas del Estado entre 2008 y 2013. Junto el el fiscal Carlos Stornelli, Bonadio busca un resguardo económico en caso de un embargo y también determinar si parte de los objetos secuestrados "podrían haberse adquirido con fondos ilícitos", explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Dentro de los lo incautado hay cuadros originales (firmados y con certificación de autenticidad), esculturas, objetos de oro y plata y algunos regalos presidenciales. También secuestraron los bastones presidenciales que recibieron Néstor y Cristina Kirchner. Fuentes de la causa indicaron a Clarín que se podrían haber llevado más cosas, pero que no hubo espacio para trasladar tantas cosas. Por eso decidieron llevarse las cosas de mayor valor bajo la presunción de que se podrían "haber adquirido con fondos ilegales producto de las coimas".

Dentro de las bóvedas se encontraron varios informes sobre políticos como Carlos Reutemann y Francisco de Narváez, que le ganó las elecciones a diputado nacional en 2009 a Néstor Kirchner. También había información vinculada a algunas empresas, como transcripciones de escuchas telefónicas de la minera Barrick Gold, la más importante en cuanto a la explotación de oro en el país.

Las autoridades también encontraron informes sobre el escándalo de las coimas vinculadas a Petrobras, empresa que Cristóbal López buscó comprar en su momento. Junto con eso encontraron “planillas donde se sospecha controlaban sus gastos y ganancias”, informaron fuentes judiciales a Clarín. También encontraron una carpeta sobre Federico Elaskar, el empresario y ex dueño de La Rosadita, la financiera donde el hijo de Lázaro Báez y otras personas de su entorno, salieron en un video contando más de cinco millones de dólares.

Bonadio analizará el contenido de las cajas y decidirá si es necesaria la intervención de cuerpos especializados para el trabajo que queda por hacer, entre ellos una tasación para darle un valor oficial a todo lo que se retiró de la casa de Fernández de Kirchner, según publicó Clarín.

Sin retorno

El abogado de la ex presidenta, Gregorio Dalbón, dijo a Efe que no volverá a su domicilio hasta asegurarse que durante los registros judiciales no se ha colocado tecnología de espionaje o “algún tipo de bacteria que pueda contaminarla”. Dalbón dijo que su representada lleva días viviendo con su hija Florencia y no quiere volver a su apartamento.

"Estuvieron 13 horas 32 personas y 12 perros en 252 metros cuadrados. Me parece muy circense lo que hicieron, más que jurídico", remarcó el abogado, que adelantó que ya se ha seleccionado a un equipo de científicos "especialistas en inteligencia" para que revise las propiedades. "Hasta que no estén los científicos preparados para poder decir que no existe ningún tipo de bacteria que pueda contaminarla y que su casa está libre de micrófonos o de tecnología avanzada para espiarla no va a volver", agregó.

Este lunes, Carlos Beraldi, otro de los abogados de Fernández, denunció que lo que Bonadio ordenó incautar en los allanamientos -como una camioneta de Fernández- no está relacionado con la causa y subrayó que los operativos buscan "generar daño y humillación".

La expresidenta argentina Cristina Fernández afirmó el martes a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que con ella se está dando una "violación de los derechos y garantías sin límite", después de los registros que Bonadio ordenó en sus domicilios.

"Me acabo de enterar que entre los objetos que mandó a secuestrar Bonadio de mi casa de El Calafate estaban las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos", comienza diciendo en un mensaje en su cuenta de Twitter. #ArgentinaSinEstadoDeDerecho", concluyó.

 

 

Comentarios