Mundo > Nuevas diferencias

Relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte dan un paso atrás

Ponen fin a la suspensión de ejercicios militares y Pompeo canceló visita programada

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 15:59

 

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, canceló un viaje a Corea del Norte el fin de semana pasado tras recibir una carta de Pyongyang que desde la Casa Blanca consideraron beligerante, informó The Washington Post.

Pompeo recibió la misiva, enviada por Kim Yong Chol, vicepresidente del partido que gobierna en Corea del Norte, y se la mostró al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó el diario.

Ambos concluyeron que su contenido, que no se ha revelado, era lo suficientemente beligerante para cancelar la visita, aseguró el periódico tras consultar con dos funcionarios de la administración.

Trump escribió en Twitter, poco después de tomar la decisión, que no había visto progresos suficientes de Pyongyang para llevar a cabo su desnuclearización.

El presidente reaccionó así en medio de informaciones de que Corea del Norte ha hecho poco o nada para revertir su programa nuclear, a pesar de las promesas que hizo en la histórica cumbre en junio con Kim Jong Un.

Trump arremetió también contra China por no hacer lo suficiente para conseguir la desnuclearización norcoreana, pero dejó la puerta abierta a una visita de Pompeo a Pyongyang cuando la tensa relación comercial entre Washington y Pekín esté resuelta.

Se terminó

En tanto, Estados Unidos pondrá fin a la suspensión de los ejercicios militares aliados en la península coreana, una decisión que había sido tomada como "gesto de buena voluntad" después del encuentro entre Donald Trump y Kim Jong Un, anunció el martes el Pentágono.

"Dimos el paso de suspender varios de los ejercicios militares como una medida de buena voluntad", dijo el secretario de Defensa, Jim Mattis, a periodistas. "No tenemos planes de suspender ninguno más". Mattis, sin embargo, no dijo que las maniobras, que en el pasado han enfadado a Pyongyang, se fueran a retomar pronto.

"Vamos a ver cómo van las negociaciones y entonces calcularemos el futuro, cómo avanzamos", subrayó Mattis.

Estados Unidos suspendió algunos ejercicios militares que realizaba con Corea del Sur en junio, después de la cumbre entre Trump y Kim en Singapur, incluidos los "Ulchi Freedom Guardian" previstos para agosto, en los que tenían que participar cerca de 17.500 militares estadounidenses.

Trump definió en junio estos ejercicios como "juegos de guerra" y "provocadores", un término usado por Corea del Norte.

Mattis divagó cuando fue consultado sobre si retomar estos ejercicios no podría ser considerado una provocación.

"Incluso contestando a una pregunta de esa manera podría influir en las negociaciones. Dejemos a las negociaciones, dejemos a los diplomáticos avanzar. Todos sabemos la gravedad del asunto que estamos tratando", afirmó.

AFP

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...