Salud > TAN VERDE

Cómo llevar adelante un día detox: sin harinas y sin azúcar

Dale una chance a tu cuerpo de recuperarse de los excesos con este paso a paso

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2018 a las 05:00

Por Lic. en nutrición Maren Torheim*

Decirle chau a las harinas y azúcares – aunque sea por un ratito – es un desafío que vale la pena. Es una fórmula segura para sumar variedad a tu vida y un boost de nutrientes. Una de las reglas más simples de la alimentación balanceada es la variedad; tener variedad en tu vida te asegura que te lleguen los nutrientes y sustancias benéficas que tu organismo necesita para funcionar de manera óptima. Si todos nuestros tiempos de comida están dominados por las harinas es fácil ver que hay un desequilibrio. Si además sumamos azúcar al combo, tenemos un mix explosivo contra nuestra figura y nuestra salud.

Si bien la regla de la variedad es fácil de entender no siempre es simple de implementar. Lo cierto es que la oferta alimentaria está llena de opciones con harinas, y para "colmo de males" tienden a venir empaquetadas con un exceso de sal, grasa y todo tipo de conservantes y aditivos.

Estas ideas de un día detox sin harinas y sin azúcares te van a encantar si queres saber exactamente cómo huirle a estos dos clásicos (y sin sufrir!).

Hacer un detox de un día de harinas y azúcares refinados te ayuda a ver de cuántas formas escondidas estabas usando estos productos, mientras le das un descanso a tu organismo y ese boost saludable que tanto necesita.

El Paso a Paso

En ayunas

1 Jugo Verde (sin fibra). Receta aquí.

Luego espera 10 a 15 minutos y desayuná.

Desayuno

palta

¿Sos de comer siempre un par de tostadas? Hay muchísimas formas de desayunar sin harinas, pero una idea fácil y que no te significará demasiado "cambio" es preferir las galletas de arroz. Probá con esta opción balanceada:

2 Galletas de Arroz con 2 cucharadas de Palta y 2 cucharadas de Ricotta.

Opcional: 1 cucharadita de semillas de sésamo o lino por arriba.

Acompañalo de un té verde.

Almuerzo

Por hoy, olvidate de la clásica tarta, empanadas, sándwiches de la rotisería de la esquina o incluso de la pasta. Preferí esto:

Un filete de pescado blanco o salmón salvaje (150gr aprox), acompañado de una guarnición de ensalada verde con aceite de oliva y limón, y 1/3 taza de quinoa cocida.

Apuntá a obviar el postre, o preferí una fruta de estación como la manzana.

Snack entre horas

Almendras

Uno de los grandes momentos del azúcar y la harina (tantas veces juntos!) es la media tarde. Uuuf!

Evitá los antojos comiendo cada 3 a 4 horas, así llegás con energía a tu siguiente comida. Si ves que vas a pasar más tiempo, cortá con un pequeño snack como este:

15 almendras o palitos de verdura (pepino, apio, zanahoria).

Más tips contra los antojos aquí.

Merienda

Bowl express

La merienda es otro de esos momentos clásicos de azúcar y harina. Salteemos la harina completamente y busquemos una opción naturalmente dulce. Sí, la fruta tiene azúcar, ¡sin duda!, pero viene con un montón más de nutrientes y llena de fibra, por eso es la mejor opción para endulzar tu tarde.

Probá con esta receta super rápida y deli: Bowl Express de Superalimentos

Rinde: 1 porción

Ingredientes

Yogurt natural sin endulzar, 200 ml

Semillas de chía, 1 cucharada

Fruta, 1 porción (por ejemplo una manzana, mango, banana, durazno o ½ taza de frutos rojos)

Opcional: Acaí o chocomaca, 1 cucharadita

Opcional: Polen, 1 cucharadita

Instrucciones

Serví el yogurt en un bowl o taza grande, y decorá por arriba con la fruta picada, las semillas de chía y como opcional sumá los superalimentos extra. Nos encanta como el polen le da un brillo especial a este bowl, y según elijas acaí o chocomaca va a ir cambiando de color. ¡Delicioso!

Cena

Nos encanta una buena sopa de verduras para la cena en un día detox.

Probá esta receta ideal para la temporada:

Rinde: 4 porciones

Ingredientes

Choclo, 1 entero más 2 tazas de granos (puede ser el congelado)

Boniato, 1 mediano (aprox 200 g)

Cebolla, 1 chica

Puerro, uno

Ajos, 5 dientes

Oliva o girasol altoleico, 2 cucharadas

Perejil, medio atado

Tomillo fresco, 5 ramitas

Semillas, 4 cucharadas colmadas (tus preferidas)

Opcional: Queso muzarella o parmesano, 4 cucharadas colmadas

Instrucciones

Hervir el choclo (partido en dos o más), el puerro, el perejil y el tomillo en un litro y cuarto de agua purificada.

Hornear el boniato hasta que esté tierno. 180°C aprox ¾ hora.

Picar la cebolla y el ajo y saltar con el aceite, sin llegar a dorar.

Cuando todo esté cocido, mezclar y mixar el boniato y los granos de choclo con 3 tazas del caldo (el caldo que sobra te queda para otra comida sanita en la semana). Para lograr una buena textura agrega el caldo de a poco.

Si lo vas a comer en ese momento calienta la porción que vayas a usar. El resto a frasco de vidrio en la heladera.

Servirla con 1 cucharada colmada de semillas para completar el aporte proteico (por ejemplo un mix de lino, calabaza y sésamo), y otra cucharada bien generosa de perejil picado para que nos lleguen todos los nutrientes de este viejo conocido: el superalimento perejil. Como opcional puedes agregar una cucharada de queso muzzarella o parmesano a cada porción.

Antes de dormir

Si estás acostumbrada a siempre comer un postre después de cenar, una buena alternativa para calmar la ansiedad es un rico y reponedor té de hierbas. Nos encanta la equinácea, la lavanda o la manzanilla porque ayudan a dormir mejor.

Es un mimo en sí acurrucarte con tu taza calentita. Aprovechá a agarrar un buen libro, desconectate de todos tus electrónicos y disfrutá del descanso real.

Como ves, una alimentación detox, que fomenta la alcalinidad y la desintoxicación natural del cuerpo, no tiene porqué ser extrema para ser efectiva. No es necesario vivir a líquidos, comer solamente ensalada, ni olvidarte del mate.

Cuando es llevada a cabo de forma seria, dentro de un marco balanceado y completo, esta forma de alimentarnos nos ayuda a todo nivel, desde la mejora de la piel, hasta la digestión, desde fortalecer el sistema inmune, hasta perder kilos innecesarios y deshincharnos, simplemente porque apoya la función natural del cuerpo que "sabe lo que tiene que hacer" para estar sano.

Si estás buscando un cambio a largo plazo y mejorar tu alimentación de verdad empezá de a poco, enfocate en alimentos naturales, granos enteros y siempre que puedas orgánicos; mientras vas reduciendo los alimentos que caen en la categoría de los "ácidos", como ultraprocesados, refrescos, café, alcoholes destilados, y azúcares y harinas refinados.

TanVerde -- www.tanverde.com

*Autora del libro "Como comer sano para adelgazar", Maren trabaja desde hace más de 30 años en policlínica y piso en uno de los sanatorios más importantes del país. Se formó en Uruguay y también en el extranjero, profundizando en la dieta cetogénica para el control de epilepsia.

Siempre ha priorizado el trabajo en equipo, trabajando desde hace más de dos décadas en un equipo interdisciplinario con un cardiólogo y psicólogas para el cambio de hábitos, y con neurólogos y neuropediatras en la dieta cetogénica.

Más recientemente Maren se dedica a un emprendimiento familiar de alimentación detox y saludable, ofreciendo cursos online con coaching nutricional en TanVerde.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...