Mundo > ANIVERSARIO

El huracán del siglo

El 29 de agosto de 2005, Katrina arrasó con Nueva Orleans y afectó a otras zonas de EEUU

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2018 a las 20:33

El 29 de agosto de 2005, hace 13 años, el huracán Katrina se formaba sobre las Bahamas y cruzaba el sur de Florida, anegando el 80% de Orleans y otras áreas de Luisiana, Texas y Misisipi. Fue el peor huracán en un siglo y la catástrofe más costosa de la historia de Estados Unidos. Los números no dejan mentir: más de 1.800 muertos, más de 1 millón de desplazados y US$ 151 millones en pérdidas.
El trágico desastre natural está muy vivo en el sur de EEUU, que aún sufre las secuelas del violento hecho, en una zona con epicentro en Nueva Orleans, una ciudad sobre la que destacados científicos habían advertido su alta vulnerabilidad –construcción de más diques y menos tierra– para hacer frente a una catástrofe como Katrina.


Aunque la ciudad tuvo un notable renacimiento, es imposible olvidar que Nueva Orleans redujo su población a la mitad y que 70% de las viviendas fueron destruidas. Menos aún que 40% de las muertes ocurrieron por ahogamiento y que casi la mitad de los fallecidos fueron personas de la tercera edad, mayores de 70 años, que no se pudieron salvar por la desorganización, e incluso improvisación, que se vio durante la evacuación y la falta de acceso por carreretas atiborradas de automóviles que formaban verdaderos muros que impedían el paso. 
Se estima que unas 250 mil personas huyeron a ciudades como Houston, y muchas de ellas no regresaron más a su tierra natal. 
El año 2005 será recordado por la devastación del huracán Katrina, pero también por la gran cantidad de ciclones tropicales que se originaron, 28, una cifra que para los expertos está “cerca del máximo” que la cuenca atlántica puede soportar en un solo año con las actuales condiciones climáticas, según reveló el miércoles 22 la publicación Science Advances.


Es “difícil para el clima atlántico generar más ciclones tropicales en esa región de lo que sucedió en 2005. Incluso cuando analizamos miles de simulaciones realmente no indicaban una posibilidad convincente de muchas más tormentas tropicales”, explicó la experta Sally Lavendar. 

Comentarios